Margarita Xirgu

 
iniciobiografiavivenciasfotosarchivo familiarlinksbibliografíamail

 

 

BODAS DE SANGRE: ESCENOGRAFÍA Y FIGURINES DE JOSÉ CABALLERO

 

Jordi Rius Xirgu, sobrino nieto de Margarida Xirgu

 

Mi esposa, Marisa Mas, y yo, Jordi Rius Xirgu, sobrino nieto de Margarita Xirgu, hemos redactado este artículo con la intención de poner al alcance de todo el mundo unos documentos que, creemos, pueden contribuir a ampliar los conocimientos sobre historia del teatro y las artes escénicas en un periodo apasionante, tanto desde un punto de vista artístico como también histórico, de nuestro país. Sin embargo nos gustaría que este trabajo fuera un testimonio de agradecimiento hacia nuestra prima Ester Xirgu que, con su dedicación y entusiasmo, nos ha animado a todos con el proyecto de la web de la familia Xirgu con el fin de rendir el merecido homenaje que nunca le hemos podido hacer a nuestra ilustre antepasada.

Federico García Lorca escribe Bodas de Sangre el año 1932 en plena República. Es un drama en tres actos inspirado en una noticia que impactó a Lorca por su contenido costumbrista y fondo social y que reúne las características lorquianas: la tragedia, la poesía y el misterio. La trama gira entorno a un amor imposible entre un hombre y una mujer que no se pueden casar por motivos de clase social. Sin duda el gran personaje de la obra es la Madre. Bodas de Sangre se estrenó por primera vez en 1933 por la actriz Josefina Díaz y más tarde, en 1935, Lola Membrives hizo un nuevo montaje. No obstante, Lorca no quedó satisfecho hasta que el 22 de noviembre de 1935, la obra se representó en el teatro Principal Palace de Barcelona por la compañía de Margarita Xirgu.

Ella interpreta el papel de Madre de forma imponente, trágica, imponiendo su figura hierática, silenciosa, amargada, contenida. El poeta queda maravillado de esta singular interpretación que tan bien sabe captar sus sentimientos, se siente radiante de alegría y exclama: "...está mejor que nunca. No hubiera podido topar con una intérprete más feliz que ella". Por otra parte el éxito de la nueva puesta en escena en Barcelona de Bodas de Sangre en 1935 se debió también a la acertada y genial colaboración de otro artista de la época a quien Lorca encargó los bocetos y los figurines, realizados en los talleres Burmann, el pintor José Caballero. La música de escena la escogió el mismo Federico y la nana y las entradas de boda eran originales y las acompañó él al piano.

José Caballero nació en Huelva en 1915 y murió en Madrid en 1991. Es un punto de referencia esencial para el arte español del siglo XX. Se dio a conocer muy pronto coincidiendo en uno de los momentos culturales más brillantes de la literatura y las artes deEspaña,cuando ,en pleno fervor político de la naciente II República, surgían los mejores talentos de la Generación del 27.
En el año 1931 se trasladó a Madrid para estudiar a la Escuela de Ingenieros Industriales pero en 1933 lo abandonó para estudiar a La Escuela de Bellas Artes de San Fernando y en el taller del pintor Daniel Vázquez Díaz. Fue acogido con entusiasmo por algunas de las figuras intelectuales más prominentes como, entre otros, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda, Miguel Hernández, Torres García, Luís Buñuel.

Formó parte del círculo vanguardista creado entorno a la Residencia de Estudiantes y del teatro La Barraca de García Lorca que según el propio Caballero fue la primera experiencia de un colectivo teatral en España sin ningún tipo de intereses económicos, sin ningún tipo de divismo entre sus componentes y sin elitismo de grupo. Diseñó las escenografías para el Caballero de Olmedo de Lope de Vega, El burlador de Sevilla y Las almenas de Toro de Tirso de Molina, y, fuera de La Barraca, los decorados para el estreno de Bodas de Sangre en Barcelona (1934-1935), citados anteriormente, y los de La casa de Bernarda Alba, también de Lorca, pero que no se llegó a representar por el estallido de la Guerra Civil.

También realizó carteles para obras de teatro, como los de Yerma de Federico Garcia Lorca, estrenada por la Xirgu el 29 de diciembre de 1934. Más tarde, en 1960 hizo otro para Yerma de Spoleto donde se evidencia lo que se ha dicho de este pintor: fue uno de los artistas que más varió su técnica, estilo y temática a lo largo de su vida de manera que es difícil para un inexperto reconocer su obra.

 

Realizó ilustraciones para libros de Gómez de la Serna, Pablo Neruda, y para revistas como Cruz y Raya. Posteriormente se encargó de la parte Gráfica de Caballo Verde para la poesía, que dirigía en aquel momento Pablo Neruda. Como muestra de esta actividad podemos aportar el trabajo de José Caballero en las ilustraciones que realiza para el libro, Llanto miedo Ignacio Sánchez Mejías de García Lorca.

Edición de Cruz y Raya dedicada a Margarita Xirgu

 

Extraordinariamente interesante resulta la estética formal del pintor donde se pueden ver sorprendentes elementos surrealistas integrados en otros contextos y propósitos.


Desde los años 30, su obra se inscribe dentro de esta corriente, lenguaje que, después de haber abandonado la pintura durante la Guerra Civil, sustituye más adelante por la abstracción. La guerra y la posguerra marcan una etapa oscura en la trayectoria del artista que él mismo define con estas palabras:

"Durante un largo tiempo tuve que aprender a callar, a enmudecer. Es difícil aprender el silencio como única meta. El silencio impuesto en la fuerza. Abandoné la pintura, no porque no pudiera separarla de mí cortejo de fantasmas queridos, sino porque, como yo mismo, estaba condenada al silencio"

La década de los 80 fue prolífica en premios tanto en España como en el extranjero, especialmente en Bulgaria. En 1984 se le concede el Premio Nacional de Artes Plàstiques,y en 1990 la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes del Ministerio de Cultura español.

 

ESCENOGRAFÍA DE BODAS DE SANGRE: DECORADOS Y FIGURINES

Los decorados evocan la corriente cubista, sin duda influenciado por su maestro Daniel Vázquez Díaz (1882-1969) que después de su estancia en París (1906 - 1918) convirtió este estilo en un referente constante en su obra.


En estas dos ilustraciones se puede ver el boceto original del decorado del cuadro 2º del acto III y la fotografía realizada el día de la representación.

La colección de dibujos de los decorados está incompleta y sólo disponemos de los cuatro siguientes:

ACTO II CUADRO 1º
ACTO II CUADRO 2º
ACTO III CUADRO 1º
ACTO III CUADRO 2º

Para ver todos los decorados cliquead aquí

En la fotografía anterior hemos señalado a los personajes con un número que se corresponde con los figurines que reproducimos a continuación.

(1) La mujer de Leonardo
(2) Leonardo

 

(3) La criada

(4) La Madre

 

(5) El Padre
(6) Acompañamiento

 

      (7) Acompañamiento

(8) Acompañamiento

 

En una carta a José Caballero, Federico García Lorca dice:

Sí, sí, sí, sí.
¡Ay qué lástima de mí cuadro!
No, no, no, no, nó.
¡Mí cuadro no se terminó!

Comprendo que tienes mucho trabajo y te disculpo.
El día 21 iré en Madrid y allí hablaré cono Bergamín. Creo que debes hacer unas ilustraciones sobre Bodas como té parezcan. Tú empápate bien de obra y ya té saldrán.
Luego yo las veré.
Trabaja mucho, mucho y mucho.
¡Abrazos! Siempre té quiero. ¡Ay, qué lástima de mí cuadro! Saluda en Pontones como bastones y a Morales.

Abrazos.


¡Ay, mí cuadro!


co
 co
Federico
 co
 co



La colección completa de los figurines consta de 43 láminas de papel de 32cm.x44cm. Cada una de las láminas incluye anotaciones del artista y su firma.
Parece ser que este trabajo de Caballero le gustó tanto a la tía que nunca se deshizo de él. Prueba de eso es que cuando se marcha a América por última vez se lo lleva con los objetos y los recuerdos más queridos. De hecho esta actitud no es de extrañar si tenemos en cuenta que el estreno de Bodas de Sangre en Barcelona fue para ella un gran reto (ya se había representado anteriormente en dos ocasiones) y el resultado final fue un éxito abrumador. Sin duda, Caballero había hecho una escenografía y unos figurines preciosos!!!.
La familia no tuvo noticia de este material hasta que una vez muerta la tía de América, cómo le decíamos a veces en casa, su marido, el tio Ortín, volvió de Uruguay y dejó en la casa de Badalona el baúl que contenía objetos y documentos personales, entre los cuales, la colección de dibujos de José Caballero.


Jordi Rius Xirgu y Marisa Mas

Para ver todos los figurines cliquead aquí

volver