Margarita Xirgu

 

Siguiendo los pasos de Margarita Xirgu

 

La familia Xirgu viaja a Uruguay y Argentina y siguen los pasos de Margarita Xirgu en el exilio. (Agosto de 2008)

casa de Margarita Xirgu en Punta Ballena con las familias Xirgu y Ferreres

Teatro Margarida Xirgu y Casal Català en Buenos Aires

familia Xirgu con Rubén Barreira director del Teatro Margarita Xirgu, Jordi Font presidente del Casal Català y Jaume Burcet vicepresidente

Teatro Solís de Montevideo

 

 

Impresiones de la visita

La visita familiar recorriendo el itinerario que llevó a la Xirgu a establecerse en el Uruguay y a labrarse un renombre destacado, ha resultado emocionante e ilustrativo. Es cierto que no íbamos a ciegas; teníamos referencias suficientes a través de las cartas que conservan algunos miembros de la familia, por informaciones que aparecen en las biografías publicadas sobre ella, y por el testimonio directo de David Xirgu que participó en el programa "El meu avi" de TV3, dedicado a la Xirgu, que lo llevó a realizar el viaje que, de alguna manera, nosotros ahora hemos repetido, y le permitió actualizar los contactos que tan atentamente nos han acogido a nosotros.
En Buenos Aires, el recuerdo de la Xirgu se pierde en la inmensidad de una ciudad que mira hacia el futuro y que se complace en referencias más próximas, sentimentales y mediáticas: el tango, Gardel, el fútbol, o Borges, Cortázar, Galeano, Neruda, García Márquez,… si echamos una ojeada a las muchas y bien surtidas librerías que ofrece la ciudad. Nada de la Xirgu. Sólo el testimonio mudo del teatro Colón, en restauración, y del teatro Avenida, cerrado.
En el Casal Català, sí. Hacemos una visita a la institución venerable y somos recibidos y guiados para contemplar, además del resto del Casal, el teatro Margarita Xirgu, que toma su nombre en homenaje a la actriz. La visita resulta entrañable y emociona ver el cartel con su nombre en la entrada, su fotografía presidiendo el amplio vestíbulo, su nombre de nuevo, en letras doradas, sobre la puerta de entrada al teatro y, una vez dentro de la sala, de nuevo el rótulo "Teatro Margarita Xirgu" presidiendo sobre la boca del escenario. Emocionante, igualmente, ver como las personas que gestionan este legado mantienen vivo su recuerdo. Justamente ahora están pensando en dedicarle una exposición.
Punta Ballena representa el punto culminante del itinerario; el objetivo del viaje. Ver la casa con el nombre de la Xirgu rotulado en su entrada, los muebles, los lugares que frecuentaba, con alguien a tu lado que te va contando como era, en que momentos y en que espacios vivía sus rutinas, cómo era, en definitiva, su vida en aquel lugar, resulta una experiencia irrepetible. Escuchar el testimonio, un poco caótico pero totalmente lúcido, de una de las últimas personas que deben quedar con vida de su entorno más cercano, una auténtica delicia.
Completamos el recorrido visitando el teatro Solís de Montevideo, al que ella estuvo estrechamente vinculada, no sólo como actriz, sino como fundadora y directora del EMAD, Escuela Municipal de Arte Dramático, y directora escénica de la Escuela de Arte dramático.
En el Solís, la visita estaba igualmente concertada contactando con Daniela Douret y pudimos comprobar que la presencia de la actriz se mantiene bien viva y que, de alguna manera, se le rinde homenaje constantemente. Nos comentaron que, en el marco de las visitas pedagógicas dirigidas a los escolares se han creado dos marionetas que sirven para ilustrar la historia de la institución; una de estas marionetas representa a Margarita Xirgu.
Al finalizar la visita completamos el recorrido sentimental localizando la casa en la que vivía en Montevideo, la iglesia donde asistía a misa, la confitería donde desayunaba habitualmente…
Quizás, estrictamente, no hemos recopilado excesiva información desconocida, pero es bien cierto que el imaginario que nos habíamos ido construyendo a lo largo de los años se ha concretado de manera extraordinaria.

Benjamí Moliné

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.