Margarita Xirgu

 

 

 

 

11.QUÉ HAN DICHO DE LA XIRGU

 

 

Éstos son algunos comentarios que los escritores y políticos han hecho de ella:

"Margarita Xirgu fue una excepcional actriz verdaderamente audaz. En plena Dictadura de Primo de Rivera estrenó a García Lorca, "Mariana Pineda", que fue prohibida. Y luego, recién llegada la República, llevó a escena "Mi Fermín Galán", donde apareció encarnada de virgen republicana, descendiendo de su altar con un fusil para socorrer a los sublevados de Jaca".
"Yo soy un admirador ferviente de Margarita Xirgu. Soy un religioso fanático del Arte, y en el Templo del Arte, entre los muchos altares que en él se erigen, encuentro siempre el de la Xirgu, y ante él muchas veces inclino mi rodilla... Margarita es no ya una artista maravillosa, sino una esclava, una servidora de su religión".

RAFAEL ALBERTI


"Las manos de Margarita secundan de modo notable los movimientos de su fisonomía, los exaltan, los subrayan, los embellecen, los avaloran... Es un color que realza otro, es una luz que otra luz aviva, es una música silenciosa que completa otra melodía: la de sus labios".
"Fue don Benito quien en Santander le brindó la obra a Margarita Xirgu, la actriz de la emoción. Nosotros, entonces, apenas conocíamos a esta artista sino por su fama; pero cuando la primavera pasada pudimos admirarla en Sevilla comprendimos el gran acierto de Pérez Galdós al elegirla como intérprete de "Marianela". Además, se habla mucho y con perversas intenciones, de catalanes y castellanos, para que nosotros, españoles a machamartillo, no hayamos aprovechado con gran complacencia la oportunidad de poner nuestro trabajo en manos de la insigne actriz que, paseando por España su arte sugestivo, va sembrando por todas partes amor y simpatía para la hermosa y apasionada Cataluña".
"Margarita Xirgu es original y creadora, fuertemente creadora. Aun cuando parezca esta cualidad inherente al arte de los comediantes, no todos lo son en rigor. Cien veces hemos visto a alguno de ellos persiguiendo ansiosos lo que se llama "teatralidad" (en el sentido de lo artificioso y de lo falso; pero de lo que siempre logra, muchedumbre); hemos visto, decimos, convertir a un personaje humano en forzada y extravagante caricatura. El aplauso ha estallado en el público; pero la emoción que sintió el poeta al crear aquel personaje, y que todos deberían experimentar siendo fiel intérprete, huyó con el ruido de las palmas... En cambio, Margarita hace ese milagro... al revés. La concepción más frágil, la figura más convencional y menos viva, la más inconsciente y huera muñeca, ella la transforma, por virtud de su arte creador, en real y palpitante, en humana criatura".

SERAFÍN Y JOAQUÍN ÁLVAREZ QUINTERO


"Y echó a andar en La Celestina, Margarita Xirgu se creció en su rol y nos dio una creación en la que se mezclan la hipocresía llevada a la maestría y toda la flor del arrepentimiento. No sólo en palabra, sino en la gráfica elocuencia de sus gestos, ademanes y posturas, en sus silencios, en sus miradas, en las murmurantes telas de sus vestidos, en su "mal amor", la ternura tiene un sentido profundamente trágico. Es el caso del "mal hijo", en casa de hijos buenos. Y esa ternura subterránea, dolorida, de alas quebradas, fluye por toda la pieza, y se adentra en el alma y deja el sabor de moral y arrepentimiento que el autor se propuso".


MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS


"Arte del más noble linaje es el de Margarita Xirgu. Exento de artificios, sólo acierta a expresar la emoción sentida, nunca la teatral, acaso más certera para el efecto momentáneo de la representación escénica, pero nunca perdurable como toda emoción verdadera. Espiritualizar lo material, hasta hacerlo invisible, materializar lo espiritual, hasta hacerlo palpable; éste es el secreto del arte. Margarita Xirgu, como muy pocas actrices llega a fundir lo espiritual en esa expresión perfecta del arte que, con ser siempre vida, es alma ante todo".
"Margarita Xirgu pone al descubierto bellezas de las obras que sus propios autores no sospechábamos".


JACINTO BENAVENTE


"Repuso "Bodas de sangre" y "La zapatera prodigiosa", ya holladas pero no descubiertas. Margarita -su larga amistad y colaboración con el poeta: sus codirecciones- hacía remontar estos reestrenos desde lo módicamente escénico a lo profundamente teatral. El tercer acto de "bodas", para dar sólo un caso, que en las anteriores versiones resultaba caedizo, no alcanzó hasta Margarita, su trágico registro, la "descarga" funcional de toda la interna arquitectura de la obra".


EDUARDO BLANCO AMOR

"Acabo de enterarme de la prohibición de "El malentendido" por la inteligente censura argentina. Naturalmente, ahora pienso en usted y estoy apenado de ver fracasados sus anhelos y sus trabajos por una decisión inexcusable.
En primer lugar, quiero expresarle mi solidaridad y hacerle saber que para dar una expresión a la misma, me he negado a ir oficialmente a la Argentina a dar las conferencias previstas. Siento mucho que esta circunstancia me prive del placer de saludarla, pero si mi viaje al Brasil se realiza, trataré de llegarme hasta Buenos Aires, a título privado, para reunirme con mis amigos.
Mientras tanto, le expreso, querida señora, mis respetuosos sentimientos y mi admiración".


ALBERT CAMUS


"A Margarita no se la puede encuadrar en una bandería ni en una nacionalidad determinada. Eso sería encerrarla en los estrechos límites de un partido o de una geografía. Catalana, española, americana; sólo puede pertenecer al mundo ancho de la cultura, de la libertad y de la democracia, porque en arte lo verdaderamente patriótico es ensanchar su nombre fuera de las fronteras nacionales. El arte teatral es un arte mayor, es siempre un arte para el pueblo, y lo milagroso es hacerse escuchar por todo un pueblo, como Shakespeare, Molière y Cervantes, y esto lo ha conseguido Margarita".
"Mi gratitud para la Xirgu no reconoce límites. No es sólo porque sea la primera actriz que me ha tendido la mano; es una gratitud de espectador. Margarita ha dado lo primero de Alberti, lo primero de García Lorca... Y se ha atrevido a representar a Séneca. Y El gran teatro del mundo, esa maravilla".


ALEJANDRO CASONA


"Es una mujer extraordinaria y de un raro instinto para apreciar e interpretar la belleza dramática, que sabe encontrarla donde esté. Va a buscarla con una generosidad inigualable, haciendo caso omiso de toda consideración que pudiéramos llamar de índole comercial".
"Margarita Xirgu es un caso extraordinario de talento; talento que se impone a la ñoñería actual de nuestro teatro en batallas constantes de inquietudes interpretativas. Con emoción auténtica, con fanatismo de arte, acogió mi obra, y con ternuras maternales va cuidando día a día, en el ritual casi religioso de los ensayos, los detalles más mínimos de su puesta en escena. Cada tarde, en la penumbra fría del escenario, me sorprende el arte genial de Margarita con un nuevo matiz, conseguido la noche anterior en el silencio estudioso de sus insomnios... Tendrá en Yerma un éxito grande, como siempre, como merece".
"Huyendo de sirenas, felicitaciones y voces falsas, no he aceptado ningún homenaje con motivo del estreno de Yerma; pero he tenido la mayor alegría de mi corta vida de autor al enterarme de que la familia teatral madrileña pedía a la gran Margarita Xirgu, actriz de inmaculada historia artística, lumbrera del teatro español y admirable creadora del papel, con la compañía que tan brillantemente la secunda, una representación especial para verla".
Fragmento de la conferencia "Charla sobre teatro", que Lorca leyó en el Teatro Español el 1 de febrero de 1935, y palabras en negrita que figuran al pie de la estatua situada en la plaza Canonge Colom, cerca del teatro Romea de Barcelona.

Margarita: cada rosa
tiene un rumorcillo de agua,
y un dolor de estrella viva
bajo sus hojas heladas.
Llegan como niñas chicas
a tu mano delicada
bajo el ardiente jardín
moreno de tus pestañas.

Quisiera haberlas cogido
en un jardín de Granada
y haberme herido los dedos
con espinas de sus ramas.
!Ojalá que pronto puedas
correr por altas montañas
libre de tu camerino
como una corza de llamas!


"Hay que comenzar con un elogio, rotundo, fervoroso, a Margarita Xirgu, la gran actriz, puede llamársela genial, de nuestro teatro español; por su voluntad incansable de ofrecer supremo arte y por los méritos indudables que tiene en su haber. Gracias a ella esta representación de "La dama boba" va a ser un hecho".

A Margarita:
Si me voy, te quiero más,
Si me quedo igual te quiero.
Tu corazón es mi casa.
Y mi corazón tu huerto.
Yo tengo cuatro palomas,
Cuatro palomitas tengo,
Mi corazón es tu casa.
¡T tu corazón mi huerto!


FEDERICO GARCÍA LORCA

 

"No sabría deciros cuánta satisfacción tuve siendo guía, consejero y casi confeccionador de los inicios de aquella actriz que se ofrecía enteramente a su arte. Margarita Xirgu era dócil y atrevida entonces; escuchaba los consejos y seguidamente los elaboraba por cuenta propia. Obedecía y, sin embargo, se la adivinaba sometida, ante todo a su oculta voluntad. Era todo un temperamento, en una palabra, y como tal capaz de apropiarse de un buen consejo y darle, acto seguido, una fisonomía propia".


ADRIÀ GUAL


"Margarita Xirgu, la más grande actriz española, interpreta el personaje de mi obra con esa ardiente intensidad que ella sabe comunicar a la multitud. La emoción dramática, las lágrimas verdaderas, el trance pasional, todo lo que cuesta tantos esfuerzos a infinidad de comediantes estudiosos, es en ella un don de la naturaleza".


HENRI RENÉ LENORMAND


"Su voz extraña canta en tonos altos llegando a patetismos increíbles, especie de do de pecho cumbre, se dirá es lo que esperan sin aliento los espectadores, se le quebraba de cansancios al sentarse a recibir nuestras felicitaciones. Era enorme el esfuerzo físico que hacía. No lo sé. Lo cierto es que comenzaba su recitación en tono reservado y bajo para ir creciendo poco a poco hasta ser su autoridad matriarcal la que llenaba la escena, oscureciendo a todos. La monotonía del comienzo bien podía pagarse por sentir el estremecimiento final".
"¡Qué valiente fue siempre Margarita y qué segura de su personalidad! Fuera de la escena, ella es Margarita, dentro de ella es la actriz en todo lo que le parece teatralmente bueno aunque - como en el caso de Fermín Galán- esté rozando sus opiniones religiosas. No retrocede nunca".


MARÍA TERESA LEÓN


"La insigne Margarita Xirgu hizo una admirable Doña María de Molina en la excelencia de un gran conjunto de interpretación".
"Margarita Xirgu era esperada y deseada, como se la espera y desea siempre por nuestro público. La gran trágica gloriosa tuvo momentos felicísimos, insuperables de patética expresión y conmovedora ternura, en su creación de esta Mariana Pineda del romance de Lorca".


MANUEL MACHADO


"Los brazos de Margarita Xirgu son únicos en la expresión, describiendo curvas de armonía que quedan ante la vista como esos rastrillazos fosfóricos que sobreviven por momentos al pincel o al punzón que los va trazando".


JOSE ORTEGA Y GASSET


"Cuéntenme entre sus innumerables devotos, como el más humilde, y quizás por esto el más entusiasta. Mi admiración data desde la primera vez que vi su aparición, tan humana y gentil, en el proscenio.".


RAMÓN PÉREZ DE AYALA

 

"Como tú me quieres", interpretado por Margarita Xirgu, es mucho mejor que el filme de Greta Garbo, y es que el cine, con todos sus recursos, es incapaz de producir un fenómeno de sensibilidad como el que constituye esa formidable actriz española".


LUIGI PIRANDELLO


¡Estupenda señora es Margarita Xirgu! Pequeña, nerviosa, con ojos de una vivacidad extraordinaria, trabajadora infatigable, simpática, acogedora, capaz de coger al vuelo las más sutiles finezas de espíritu, toda sensibilidad, de una raza estupenda. ¡Qué curiosa personalidad!. Es una mujer que por el mero hecho de estar en su lugar, crea a su alrededor un ambiente, un clima. Naturalísima, de una sencillez perfecta, sin rastro alguno de afectación, totalmente extraña al menor rastro de cabotinaje teatral y a lo que presupone cuando se piensa en una actriz; hablando de una manera pausada, lenta, deliberadamente matizada, sin vanidad alguna, humilde. Margarita Xirgu, sin el menor esfuerzo, suscita permanentemente, en su contorno, un clima. Esta clase de personas son raras, apenas abundan".


JOSEP PLA


"Corresponde a Cataluña la gloria de haber proporcionado a la emigración republicana española las dos figuras egregias con que ésta cuenta: Pau Casals y Margarita Xirgu. Pero mientras Casals necesitó únicamente ir superando su arte para universalizarse, a la Xirgu le fue indispensable, además de depurar el suyo, destruir el obstáculo que la lengua catalana constituye para expresarse en castellano, al que transmiten un acento duro quienes primeramente hablaron aquélla.
La purísima dicción castellana de Margarita Xirgu le ha ayudado considerablemente en su ascensión hasta el pináculo de nuestras actrices trágicas, especialidad donde qualesquiera exageraciones amenazan constantemente el armonioso equilibrio de la acción y donde voz y ademán han de tener más finas matizaciones que en los parlamentos y diálogos de comedias de tono llano".


INDALECIO PRIETO


"El arte de la Xirgu es arte de expresión. De expresión interna y de expresión plástica. La Xirgu tiene el don, además del estudio, de sentir una expresión, de atraérsela, de hacerla suya..., y una vez transmitida con una plasticidad exuberante: vida en los ojos, vida en la nieve, vida en las manos, vida en los movimientos del cuerpo. Se podría decir que ella misma sabe escuchar su propia voz, y que de un golpe la ha hecho penetrar en su alma, haciendo vibrar todas las cuerdas, sabe transmitirla a los que la oyen".


SANTIAGO RUSIÑOL


"En el tercer acto de Santa Juana, Margarita Xirgu tuvo momentos gloriosos, y sobre todo murió como la reina que Galdós había imaginado; el entusiasmo del público saltó del teatro a la calle".


JOAN DE SAGARRA


"En este Teatro Romano de Mérida, desenterrado al sol, se ha representado la tragedia Medea, del cordobés Lucio Anneo Séneca. La desenterré de un latín barroco para ponerla sin cortes ni glosas, en prosa de paladino romance castellano, lo que ha sido también restaurar ruinas. Pretendí con mi versión hacer resonar bajo el cielo hispánico de Mérida el cielo mismo de Córdoba, los arranques conceptistas y culteranos de Séneca, pero en la lengua brotada de las ruinas de la suya. El suceso mayor se ha debido a la maravillosa y apasionante interpretación escénica de Margarita Xirgu, que en este atardecer ha llegado al colmo de su arte. Sobre el escenario de piedras seculares, bajo el cielo de ocaso, se cernía pausadamente una cigüeña, la misma de hace veinte siglos".
"Yo no he hecho más que hacer hablar a Séneca en castellano. Séneca no hizo más que explicar la historia de Medea. Pero Margarita Xirgu, ha hecho Medea. Ha convertido este personaje, imaginario o real, en un ser vivo que se apodera de nosotros en cuerpo y alma".


MIGUEL DE UNAMUNO


"Nunca ha existido una actriz como ésta. Haber visto trabajar a Margarita Xirgu será un orgullo para los públicos".


RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN

Retrato dedicado de Margarida Xirgu

 

Algunos textos han estado extraídos de la biografia:"Margarita Xirgu y su teatro" y "Margarita Xirgu.Una biografía"de Antonina Rodrigo y de Viquipèdia

 

XAVIER RIUS XIRGU

álbum de fotos


volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.