Margarita Xirgu

 
iniciobiografiavivenciasfotosarchivo familiarlinksbibliografíamail

 

 

34. DOS INMORALIDADES

 

Salomé

A finales de 1.891 Mellar Wilde escribe"Salomé". Sarah Bernhardt la estrenó el año siguiente. La obra recorre los mejores escenarios de Europa, pero la Xirgu no se acaba de decidir a incorporarla a su repertorio hasta que se siente atraída por la plasticidad del personaje, después de haber visto en el Liceo la representación lírica de la obra a cargo de la cantante italiana Gemma Bellincioni, que Richard Strauss compuso en 1.906 para "Salomé" de Wilde.
Uno de los principales problemas que tiene la Xirgu con el personaje es la voluptuosa danza de los siete velos, que interpreta a la princesa de Judea Salomé delante del tetrarca Herodes, pidiendo como recompensa que le traigan en una bandeja de plata, la cabeza de Juan Bautista porqué el profeta rechaza amarla. De mala gana, Herodes tiene que acceder al deseo de Salomé y es así como la princesa puede besar los labios de Juan Bautista.
Como Margarita no tiene idea de danza, empieza a dar clase con Paulette Pàmies, profesora del conjunto de danza del Liceo. Su hermano Miquel Xirgu se encarga de los bocetos de los figurines del vestuario.




Foto extraída de la biografía de Antonina Rodrigo

 

El 5 de febrero de 1.910 Margarita Xirgu estrena "Salomé" en el Teatro Principal de Barcelona.

En los papeles principales actuan Margarita, Jaume Borràs como Herodes y Ramon Tort como Joanon. Los papeles secundarios son interpretados por los actores: Vicens Daroqui, Modest Santolària, Domenech, Ferran Bozzo, Pascasi Mas, Gil, Aveli Galceran, Miquel Ortín, Joan Pons, Rovira, Bech, Buxeda i Sala, y las actrices: Montserrat Faura y Josefina Santolària.

La reacción contra la obra por salir la Xirgu en el escenario con el vientre desnudo, es de escándalo. El diario La Tribuna dice: Salomé es una figura llena de peligros para ser exhibida en la escena, especialmente en la nuestra, poco preparada para espectáculos de esta índole. Hay una discordante actitud de la crítica y del público; mientras unos reconocen que el personaje bíblico de la impúdica Salomé tiene gran consistencia humana, otros lo encuentran irrespetable e incluso pornográfico. La Xirgu dice al respecto: Toda interpretación es la ilustración de un texto, una explicación. Y yo no podía explicar nada, porque no lo había comprendido bien. La cabeza del Bautista vista de cerca era tan peluda que, yo que la tenía que besar apasionadamente durante una escena, sentía una profunda repulsión. Sólo de mirarla me ponía enferma. Y cuando, una vez acabada la función, todavía la veía, con los nervios destemplados gritaba: "Sacadme eso de delante!".

 

Foto extraída de la biografía de Francesc Foguet i Boreu

 

Ocho días después del estreno, la Xirgu debuta con el vodevil "Pastilles Hércules", de Hennequin i Vilhaud, traducido por Pau Alegria y con ilustraciones musicales. Josep Santpere, uno de los mejores cómicos catalanes de la época da la réplica a Margarita, divirtiendo al público por tratarse de una pieza ligera y picante. Otro vodevil que también estrena la Xirgu como complemento de "Salomé" es "El rapto de la Sabina", que consigue gran popularidad.

Eugeni d'Ors,Xenius, el ideólogo más influyente del Novocentismo, publicó en La Veu de Catalunya "el 16 de febrero de 1910: <<Que viaje. Que vaya a ver de cerca cómo trabajan, en sus escenarios, los grandes artistas del mundo. Que pase por París y que aquel oler sutilísimo a ella, concedido por las buenas hadas, aspire los mejores perfumes de civilidad>>. En una "letra eclosión" dirigida a la revista "Teatràlia" el 5 de marzo, Eugeni D'Ors matizó que no se trataba de reunir dinero para hacer posible el viaje de búsqueda de la joven Margarita Xirgu, como insinuaba un artículo publicado en esta revista teatral, sino que <<la utilísima excursión de estudios del adivino admirable debía ser por disposición y subvención "oficial", por institución "política"-en el ancho y noble sentido de que, a pesar de todo, sigo dando a esta palabra-, en el sentido de edificación, de cultura, de imperio >>.


El Teatro Principal pertenecía a la Junta del Hospital de la Santa Creu, formada por algunos sacerdotes y no tarda en llegar el escándalo; un diario local escribía: "Nadie creía que fueran capaces de dar un mentís en la prensa voltairiana y a los curas enemigos del realismo decadente, dejando estrenar la obra de Wilde, pero el escándalo de los diálogos vodevilescos ha colmado los oídos hipócritas de los censores". La censura eclesiástica incluye "Salomé" en el Índice de libros Prohibidos. La dirección se vió obligada a retirar la obra de la cartelera y rescindir el contrato, y la compañía ha de dejar el teatro.


foto archivo Festival de Mérida

 

Urgentemente, la compañía busca otro teatro para seguir las representaciones y el Teatro Nuevo del Paralelo se le ofrece rápidamente, bajo la dirección de Jaume Borràs. El 25 de febrero, la Xirgu vuelve a representar "El rapto de la Sabina", "El redentor" de Santiago Rusiñol y "Salomé" de Wilde. Los domingos funciones especiales de "Pastilles Hércules" y "Salomé".
El empresario del Teatro Nuevo, Gisbert, tenía un aire de gitano de aquellos que dan miedo a las criaturas. De mote le llamaban "Traganiños", pero que nadie se deje engañar por el nombre ni por las apariencias: Traganiños era un paternal protector de su actriz la Xirgu, la gloria de la casa. Margarita, entre otros, tenía un admirador especial en Emiliano Iglesias. El Emilianu se dirigió al empresario para hacer indagaciones sobre Margarita. "Mire, cuando acabe la función, podrá ver salir a las actrices por esta escalera". El Emilianu vió que los comediantes iban saliendo; pero, la tentadora Xirgu, no la vio pasar ni aquella noche ni nunca. Sucedió lo que Traganiños previó: que nadie adivinaría que la audaz intérprete de Salomé era una jovencita vestida con un sencillo abrigo gris, cubierta de cabeza y cuello, y que iba acompañada de su madre, una mujer con el típico pañuelo de las campesinas.

 

Margarita Xirgu protagonitzando "Salomé", en un retrato dedicado a sus primos Pere Xirgu y Pepeta Busquets de Xirgu.

Foto MAE


En el transcurso de una representación de "Salomé", cuando la princesa (Margarita Xirgu) se acerca a Herodes (Jaume Borràs) a pedirle la cabeza del Bautista, Borràs se propasó dando a la escena un carácter marcadamente realista y como Margarita no era mujer que estimulara provocaciones ni consintiera libertades fuera del texto de la obra, acabada la función pidió al empresario que escogiera entre Borràs o ella. Así es como Jaume Borràs quedó despedido y nunca más volvieron a actuar juntos.

 

Salomé. Margarida Xirgu

foto Amadeo MAE


Después de actuar en castellano por primera vez en Málaga, en junio de 1.913, Margarita Xirgu actúa en Santa Cruz de Tenerife y después en Las Palmas, donde una sociedad extremadamente puritana pone el grito en el cielo por las representaciones de "Salomé".
De nuevo el escándalo; la obra estaba maldita!!


Figurín de Salomé hecho por Miquel Xirgu, hermano de Margarita

arxivo familiar Xavier Rius Xirgu

Figurín de Salomé hecho por Miquel Xirgu, hermano de Margarita

arxivo familiar Xavier Rius Xirgu

Margarida Xirgu protagonizando "Salomé" a Madrid

Margarida Xirgu interpretant Salomé

foto Biblioteca Nacional de España

 

Foto extraídade la biografía de Antonina Rodrigo

Salomé - Xirgu

 

Marianela

 

En la primavera de 1.916 los hermanos Álvarez Quintero le proponen estrenar la adaptación que han hecho de "Marianela", la obra de Benito Pérez Galdós que el autor ya le había ofrecido en Santander. El 7 de septiembre de este año la Xirgu escribe al candidato al premio Nobel de la época:
"Sr.Benito Pérez Galdós.
Mi ilustre amigo:
Recibo su carta con la más grata satisfacción. Estoy contentísima de poder estrenar "Marianela"; crea usted que me proporciona una de las alegrías más grandes de mi vida.
El sábado, los hermanos Quintero leerán a la compañía la obra y empezaremos los ensayos. El 1 de octubre llegaremos a Madrid, donde espero tener el gusto de saludarle. Por los Quintero supongo tendrá usted noticias del reparto y de los detalles referentes al decorado.
Le saluda muy afectuosamente su amiga y entusiasta admiradora,
Margarita Xirgu".
Muchos ciudadanos reaccionarios se oponen a la candidatura al Nobel, de Pérez Galdós, de manera que la Academia sueca desistió del propósito para evitar posibles complicaciones políticas. Contra la ofensiva sus amigos organizaron un acto de desagravio.
Marianela es una de las muchas obras que muestran la grandeza de espíritu del género humano. Marianela, joven huérfana y de pobres atributos físicos, sirve de lazarillo de Pablo, joven ciego y de cómoda posición social, de quién se enamora. Pablo, que sólo conocía el mundo a través de les descripciones que de él hacia Nela y de las abundantes lecturas que le hacia su padre y que Pablo recibía con avidez, jura a Nela que sus sentimientos hacia a ella son los mismos. Bajo la promesa de una vida juntos, Nela se libra a la construcción de las más cándidas fantasías de vvir a su lado. Golfín, médico de mundo que llega a las minas para visitar a su hermano, se presenta a la vista del padre de Pablo como la encarnación de la providencia; Golfín es la única esperanza que posee Pablo para recuperar la vista. Después de diversas vicisitudes, Golfín otorga a Pablo el don de la vista y con eso la esperanza de conocer un mundo lleno de maravillas. Ya una vez con la capacidad de ver, Pablo cree haber encontrado en la belleza de su prima a la mujer a quién prometió amor eterno, Marianela. Nela sin poder reponerse del sobresalto que le produjo lo inevitable -el desencanto de su joven amigo- se libra a la muerte al saberse desproveída del amor, de quién era para ella su única razón para sentirse viva.

 

Benito Pérez Galdós y Margarita Xirgu

 

El 16 de octubre de 1.916 se estrena "Marianela" en el Teatro Princesa de Madrid. La Xirgu aparecía en escena con pobres ropas y pies y piernas desnudos, hasta que el amor da muerte al personaje. El "terrible atrevimiento" de salir descalza a escena, levantó una desentonada campaña de comentarios de un público acostumbrado a admirar a los personajes de las aburguesadas comedias de la época.
Aún en 1.949, los reaccionarios como César González Ruano recordaban el hecho: "Nos parece excelente que venga y que encarame en los escenarios sus sesenta y tantos años, que harán más justificable aquel permanente trémolo de voz que se le quedó desde el estreno de "Marianela" y que tanto contribuyó al desequilibrio de nuestro pobre sistema nervioso... Cuando se trataba de hacer la hembra popular, y de rugir, y de quejarse, aun marchaba la cosa. Pero no he visto nada más cómico que la Xirgu cambiando a Guimerá por Oscar Wilde o haciendo un papel delicado en que le fuera imposible salir descalza y gimiendo".
"Marianela" fue uno de los éxitos populares más resonantes de Margarita Xirgu. Toda España aplaudió largamente y sonoramente. Hizo la obra infinitas veces por ciudades, villas y pueblecitos. En Écija, ciudad andaluza de unos veintidós mil habitantes, tenía que dar una sola función por la noche. Las entradas agotadas, mucha gente se quedó con ganas de obtener una. Al alzarse el telón, la sala estaba que no cabía ni un alfiler. Y no había manera de empezar a causa de las protestas ruidosas de los que se habían quedado a fuera. Sólo se consiguió el armisticio a base de prometer que la función se repetiría. La Xirgu se vio, pues, obligada a representar "Marianela" dos veces seguidas en una misma noche.
Bailar con el vientre desnudo y actuar con las piernas y pies desnudos, fueron dos inmoralidades para los reaccionarios, que provocaron sus protestas como si de un escándalo se tratara.



Margarita Xirgu en el papel de "Marianela", de Benito Pérez Galdós

Foto extraída de la biografía de Domènec Guansé

 

Margarida Xirgu protagonitzando "Marianela".

Foto Cuadernos El Público

 

Algunos textos han estado extraídos de la biografia:"Margarita Xirgu y su teatro" y "Margarita Xirgu.Una biografía"de Antonina Rodrigo y de Viquipèdia

 

XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.