Margarita Xirgu

 
iniciobiografiavivenciasfotosarchivo familiarlinksbibliografíamail

 

 

41. EL ÚLTIMO "YERMA"

 

Margarita Xirgu en mayo de 1966 escribía a su sobrina Roser Xirgu, mi madre:
Roseret preciós: a su debido tiempo recibí tu carta. Pasé el verano bien pero sin poder andar mucho como es mi gusto, pues me fatigaba enseguida. Me vieron los médicos. Después al llegar el otoño me puse peor. Un poco alta la presión, deficiencia cardiaca, en fin achaques de viejos. Ahora parece que estoy algo mejor. Espero saber el resultado de tu operación, si es que habeis decidido operarte. Hace mucho que espero noticias de Margarita, por ella esperaba saber de todos vosotros y nada. La televisión es mala para los viejos y para los niños peor, inmoviliza. Nosotros no tenemos. Solo escuchamos radio para las noticias y conciertos. Celebro que Vicente y tus hijos estén bien. Me han ofrecido la dirección de una obra de Cervantes en homenaje al 350 año de su nacimiento, escogí una obra de tipo picaresco "Pedro de Urdemalas" ya que el año cuarenta con mi actuación dimos aquí "Numancia" que es la más importante. Claro que quedaría todo en proyecto, si me falta la salud. La tengo muy estudiada. El músico escogido y el plan de decorado y puesta en escena hecho. Los intérpretes, de la Comedia Nacional de aquí, algunos son muy buenos, creo tendrá un buen reparto. Miguel está muy bien de salud y muy activo. Un poco también me interesaría poder hacer algo, por que la carestía de la vida va a pasos agigantados subiendo, no recibiendo nada de España y ahora tampoco de Chile, donde dejamos algo cuando nos fuimos de allá; nos vendría bien tener algún ingresito más. Me encantan tus noticias, me parece que conozco a tus hijos; al pequeñin Xirgu y hermanas, mándales saludos pues todos estais presentes. A tu mamá le dices que debe andar un poquito sin fatigarse, yo doy alguna vuelta por el jardín todas las mañanas, sobretodo cuando hace sol, como en estos días otoñales que por fin llegaron. Miguel tiene ya preparada la leña para el invierno. Creo que de vivir en la ciudad, no saldría de casa, pero este lugar continua siendo agradable. Pepita por la Rambla y viendo el mar, podría pasear un poco. Miguel piensa arreglar lo que tenemos en Chile y después siempre pensamos lo mismo, darnos un paseito, veros y abrazaros como es siempre nuestro deseo. Con abrazos de Miguel recibid tu y Vicente, tus hijos, tu mamá y Natalia, el cariño de vuestra,
Margarita

 


Y seguía con esta carta:

Punta Ballena 15 Septiembre 1966.
Queridos sobrinos Vicente y Roser: en mi poder la carta que mandaste en Agosto, no la que dices que mandó Roser después de la operación. Por Margarita sabía que todo habia ido bien. Yo habia mandado una carta a Roser en la que al empezar le decia Roseret preciós ó cosa así. Lo importante es que esteis bien de salud. Es para mi una inmensa satisfacción saber que vivís una vida tranquila con salud y queriendoos, vuestra madre ha de ser muy feliz compartiéndola. Yo parece que vencí del todo mi gripe y me disponía a trabajar de firme en "Pedro de Urdemalas". Obra que me habia sido encargada por la Comisión de la Comedia Nacional, pero al iniciarse los primeros ensayos, el actor Enrique Guarnero que tenía la responsabilidad mayor, pues hacía el protagonista, se enfermó, los médicos han decretado pleuresía y que hasta dentro de tres meses no podrá actuar. Con bastante disgusto para la Comisión, informé que no veía quien podía sustituirle por el momento y se ha suspendido todo, así que nos hemos venido a nuestra casa. Quizá se haga en febrero o marzo. Se daba la obra en homenaje a Cervantes creo haberoslo dicho. Hemos estado tres semanas en Montevideo ensayándola y empezaba ya a tener vida y color, ha sido una verdadera lástima.
Comprendo que os preucupe el asunto de vuestros padres. Creo que invertir los ahorros en comprar un piso, será siempre bueno y muy seguro. Cada año se hace más difícil la cuestión vivienda y seguirá en aumento, no entiendo mucho pero lo creo así.
No perdemos la esperanza de nuestro regreso, pero debido a las circunstancias que todos conoceis, hemos contraido en estas tierras de América, compromisos que nos atan. Aquí gozamos de una jubilación. Si se sale del país disminuye y poco a poco se pierde, eso cuando la pagan, que saliendo es un poco difícil. En Chile dejamos algo y ahora para defenderlo quizá tengamos que hacer un viaje allí. Los pueblos se defienden, no dejan salir el dinero. Sólo los gansters van y vienen libres por todas partes y el mercado negro, que por lo visto es cosa muy útil. Si tenemos que hacer el viaje, con los gastos de hoteles y viajes ¿que nos quedará de lo ganado con tanto trabajo?.
Ya que teneis la suerte de tener unos hijos tan buenos y salud, gozad del presente con felicidad, no os preocupeis demasiado por el futuro, Dios proveerá. No me ha salido nada como yo esperaba, pero gracias a Dios y al compañero que tengo en Miguel, sigo animosa, no digo fuerte, pero si contenta. Abrazad a vuestros hijos, a mamá Pepita, a Natalia y con abrazos de Miguel, recibid también los mios. Vuestra,
Margarita

 

Al 31 de marzo de 1967 se representa por fin "Pedro de Urdemalas" en el Teatro Solís de Montevideo, al contrario de lo que dice Antonina Rodrigo en su biografía, que la sitúa un año antes. En esta carta se constatan las fechas:
Hotel Nogaró. Montevideo. 18 de Marzo 1967.
Queridos sobrinos Vicente y Roser: hemos recibido vuestra carta del 7 del corriente junto con unos documentos del Banco Hispano Americano, devolvemos el firmado por vuestra tia para que lo pongais en un sobre y lo envieis por correo al gerente del citado banco. Esta carta nos ha sido enviada desde Punta Ballena, pues estamos aquí desde el primero del actual, cuando vinimos para los ensayos de la obra de Cervantes "Pedro de Urdemalas", la que piensa estrenarse a fin de mes. Inmediatamente después nos iremos a pasar unos días a Punta Ballena, ya que si Dios quiere y tenemos salud para ello, el domingo 9 de abril viajaremos a Estados Unidos, porque tia Margarita ha sido invitada y aceptamos, para dirigir "Yerma" a un grupo de estudiantes del "Smith College" de Northampton, Massachusetts. El compromiso es por cinco semanas y ya tenemos todo dispuesto para el viaje. Nos gustará poder hacerlo para conocer ese país. El viaje es desde Montevideo-Buenos Aires-Nueva York en Pan American y luego unas seis horas en omnibús a Northampton.
Ya veis que a pesar de los años y de algunos achaques lógicos de la edad, pensamos en viajar. En Chile estuvimos desde el 5 de enero hasta el 12 de febrero y luego como os decimos vinimos a Montevideo. Ojalá podamos hacer lo proyectado.
Lo del mucho trabajo no nos extraña, pues para muchos los tiempos son difíciles y de gran inquietud, pero lo más importante es que todos goceis de buena salud, que los chicos sigan creciendo y que sean buenos estudiantes.
A vosotros, a la madre y a vuestros hijos, abrazos de vuestros tios. Muchos cariños a Natalia.
Margarita y Miguel


El 9 de abril de 1967 Margarita y su esposo Miquel Ortín viajan a Northampton cerca de Boston en Massachusetts para dirigir "Yerma" de Federico García Lorca.

 

 

Primer plano de Margarita Xirgu en una escena de "Yerma" de Federico García Lorca, estrenada en el Teatro Español de Madrid el 29 de diciembre de 1934.

 

Cartel realizado por Juan Antonio Morales y José Caballero. Teatro Español

Museo Nacional de Almagro

 

Smith College de Northampton era uno de los más importantes del país, acogía a unas 3.000 alumnas de 18 a 22 años. Para la puesta en escena, la Xirgu contaría con algunas de ellas y con varios profesores, así como con algunos alumnos de otras universidades próximas.
Margarita Xirgu siempre valoró mucho las actividades teatrales en la escuela y en la universidad, desde los ateneos, las Misiones Pedagógicas con Alejandro Casona al frente, y el teatro ambulante La Barraca, dirigido por Lorca y Ugarte.
De forma amorosa asistida por su marido, fueron aleccionados sus jóvenes colaboradores. El papel de Yerma fue confiado a Pilar Barrera, una joven profesora barcelonesa, y el de Juan a Miguel Castrillo, un estudiante asturiano de económicas, procedente de una universidad próxima.
Aquélla lluviosa y nevada primavera hizo que, a los pocos días de haber empezado los ensayos, la directora se cayera enferma y tuviera que ser internada en el hospital del colegio en el cual permaneció un par de semanas, durante las cuales Miguel Ortín prosiguió los ensayos. Más tarde se supo que un médico amigo había desaconsejado seriamente a Margarita Xirgu aquella "excursión" a los Estados Unidos.
Pilar Barrera escribiría más tarde: "Yo fui su última Yerma. Y todavía veo en doña Margarita avanzando valerosamente bajo los copos de nieve, hacia el teatro, procurando no resbalar sobre el suelo helado, en aquella primavera tan fría de Northampton, apoyándose siempre en el brazo solícito de don Miguel Ortín".

Alberto Closas explicó haciendo referéncia a los ensayos, en una ocasión: <<La protagonista daba poca fuerza a su papel, en la escena en que se debe estrangular a Juan. Margarita se levantó con dificultad y subió al escenario. Tiró al actor al suelo y dió una lección de vitalidad interpretativa, aunque terminó diciendo: " Y ahora que me recojan". Era una joven actriz de casi 80 años, tenía entonces 79>>.

Las representaciones fueron un éxito, pero entre bastidores, que es donde a menudo suele urdirse la trama de la vida, quedaba inscrita para siempre esta noble realidad: la última puesta en escena de Margarita Xirgu y la febril aplicación del alumnado, cumpliendo las diferentes tareas, de acuerdo con sus inclinaciones: intérpretes, músicos, modistas, escenógrafos, decoradores, ayudantes de dirección, maquinistas, carpinteros ... en los cuales la actriz inculcaba amor profundo, imperecedero, hacia una de las manifestaciones más nobles y legendarias del quehacer humano: el teatro.


Ensayo de "Yerma" Northampton 1967.

foto Centro de Investigación, Documentación y Difusión de las Artes Escénicas del Teatro Solís. CIDDAE.

Margarita Xirgu en el Smith College de Massachusetts 1967

foto museo Agadu


A su retorno a Uruguay confiaría a su amigo Ángel Curotto: "Ha sido para mí una experiencia inolvidable el encontrarme con una juventud que, dentro de la responsabilidad de los estudios, dedique tantas horas a tareas teatrales. ¡Qué atención a mis indicaciones y qué preocupación por la obra y por el amor! Las representaciones se cumplieron ante salas desbordantes, tanto en la versión inglesa como en la española ... Al terminar el ciclo, el hermano de Federico, mí viejo amigo Paco García Lorca, profesor de otra universidad americana, fue a pronunciar una conferencia sobre Yerma, y al despedirnos, me confesaba su esperanza en que, de esos laboratorios de enseñanza escénica, salieran generaciones para quienes el teatro sea siempre una fuerza viva y eterna..."
A finales de mayo, escribía Margarita a su sobrina:
Punta Ballena 30 de Mayo de 1967
Querida Roser: Hace tanto tiempo que no recibía carta tuya, que quizá por este motivo, esta tú última la he recibido con más satisfacción y te la he agradecido más.
Es natural que tú mamá té contestara que para nosotros no es lo mismo que para ella, el estar siempre más animosos para movernos y viajar, pues la falta del compañero se algo muy importante en la vida. Bien es verdad, también, que el carácter puede influir mucho, pero desgraciadamente a mí el espíritu no me engaña. Los años no pasan en balde y las fuerzas van faltando cada día más. Este año viajamos mucho: fuimos a Chile, luego a los pocos días de regresar, tuvimos que ir a Montevideo para preparar el estreno de la obra de Cervantes "Pedro de Urdemalas" y a los pocos días emprender el viaje a los Estados Unidos, preparar las representaciones de "Yerma" con los alumnos y algunos profesores que también tomaron parte, en el "Smith College" de Northampton. Todo esto indudablemente fue una fatiga excesiva y como a los quince días de estar allí me enfermé, tuve que estar en el hospital del mismo colegio durante doce días. Gracias a que me atendieron muy bien pude cumplir con el trabajo y venirnos para casa desde Nueva York el sábado 20 del corriente.
Muy interesante y nuevo para nosotros ese viaje, que con salud hubiera sido un verdadero placer haberlo hecho. Ahora cuidándome mucho , espero reponerme si Dios quiere.
Tú hermana Margarita se ve que disfruta moviéndose y atendiendo a la familia en todo cuanto puede hacer por ellos. Dios le conserve la salud por toda su vida y también las fuerzas para poder hacerlo. Hoy también le escribo a ella, por el mismo correo.
Mucho nos satisfacen las buenas noticias de vuestros hijos y nos gusta que sigan siendo buenos estudiantes. Ojalá puedan terminar cada uno de ellos una carrera.
A Vicente y a ti fuertes abrazos de tío Miguel y míos. Lo mismo a vuestra madre. Besos a los hijos y cariñosos saludos a Natalia. Tú tía que té quiere,
Margarita



Margarita junto a la pintora catalana Pura Vilella en 1967

Algunos textos han sido extraídos de la biografía de Antonina Rodrigo


XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos


volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.