73. MARIO VANARELLI

 

Mario Vanarelli nació en Buenos Aires el 21 de octubre de 1917, fue escenógrafo teatral y del cinema.

Desde muy joven se sintió atraído por los escenarios. Tras ingresar en la Academia Argentina de Bellas Artes, se vinculó con el teatro y en el Odeón comenzó su larga trayectoria escenográfica, al poner en escena varias obras de la "Comedie Francaise", por aquellos días de visita en Buenos Aires. Inició la temporada del Teatro Odeón en 1944 con la escenografía para el estreno de "Una viuda difícil" de Conrado Nalé Roxlo, protagonizada por Paulina Singerman. Actuó como Director Técnico de la "Comedie Francaise" y de Jean Louis Barrault y su mujer Madeleine Renaud, en sus giras por América Latina.
Paralelamente a su labor escénica, el cine requirió su arte y debutó en la pantalla grande en 1945 con la escenografía para el film "Allá en el setenta y tantos", dirigido por Francisco Múgica y protagonizado por Silvana Roth, trabajando después de esta primera experiencia en un total de 68 películas argentinas. Este mismo año realizó también la escenografía para el film "Dos ángeles y un pecador". Fue Rector y Profesor de escenografía en la Escuela Superior de Bellas Artes "Ernesto de la Cárcova" de Buenos Aires y Profesor de escenografía en la Universidad de La Plata. En 1948 interpretó el film "El tambor de Tacuarí" por parecerse, meramente, mucho al personaje y realizó las escenografías para las películas "Mis cinco hijos" y "Al marido hay que seguirlo" y, los figurines de vestuario para "María de los Ángeles". Continuó en 1949 con las escenografías para los films "La historia del tango", "De hombre a hombre" y "Edición Extra", y en este mismo año fue el director artístico y el realizador de vestuario del film "Esperanza".
En 1950 Vanarelli realizó las escenografías para las películas "La campana nueva", "Cinco grandes y una chica", "Arrabalera", "Esposa último modelo", "La doctora Castañuelas" y "Romance en tres noches", continuando en 1951 con las escenografías para los films "El heroico Bonifacio", "Vivir un instante", "Fantasmas asustados", "El pendiente" y "Pasó en mi barrio". El 10 d'agost de 1951 en el Teatro Solís de Montevideo, Margarida Xirgu va dirigir i interpretar "La loca de Chaillot" de Jean Giraudoux, amb versió castellana de Roberto A. Tálice, amb escenografia i figurins de Mario Vanarelli. En 1952 Vanarelli realizó las escenografías para el film de la TV Argentina "La bestia debe morir" y para las películas "Mi mujer está loca" y "La patrulla chiflada". En este mismo año realizó la escenografía de la película norteamericana "El camino del gaucho", rodada en Argentina con Gene Tierney como intérprete y dirigida por Jacques Tourner. El 15 de maig de 1953 Margarida Xirgu va dirigir "El abanico" de Carlo Goldoni amb traducció de J. Hernández Peralta i M. M. de Hernández, amb esbossos de decorats i figurins de Mario Vanarelli.

 

Telón de "El abanico" de Mario Vanarelli, del 1953.

Foto: Teatro Solís


Decorado de "El Abanico"de Mario Vanarelli, del 1953.

Foto: Teatro Solís

 

También en 1953 realizó las escenografías para los films "La voz de mi ciudad", "Ellos nos hicieron así", "Dock Sud" y "Del otro lado del puente". Posteriormente trabajó largamente para Artistas Argentinos Asociados, y sus labores para grandes producciones como "El grito sagrado" en 1954 y "El amor nunca muere" en 1955, ambas de Luis César Amadori, lo instalaron definitivamente en la pantalla grande. También en 1954 realizó las escenografías para las películas "Mujeres casadas", "Un hombre cualquiera" y "El calavera". Fue uno de los grandes maestros de la escenografía que brindó tanto al cine como al teatro y a la televisión su enorme talento para describir los ámbitos más complejos, de una enorme temática que quedó en el recuerdo de los espectadores. El 30 de abril de 1954 se estrenó "El último perro" en el Teatro Cervantes, realizada con escenografías de Mario Vanarelli.

 

Mario Vanarelli.

Foto: Cine Nacional

 

El 6 de juny de 1954 Margarida Xirgu va dirigir, versionar i protagonitzar "Macbeth" de William Shakespeare en el Teatro Solís de Montevideo, amb esbossos de vestuari de 150 vestits i escenografia de Mario Vanarelli i, amb decorats de José Echave.

 

Figurins de "Macbeth" de Mario Vanarelli.

Arxiu Jordi Rius Xirgu

cliquea aquí para verlos todos

 

Escenografia de "Macbeth" de Mario Vanarelli.

Arxiu Jordi Rius Xirgu

 

Mario Vanarelli hizo en 1955 las escenografias para los films "Pájaros de cristal", "Mercado de abasto", "El hombre que debía una muerte", "Los peores del barrio", "Un novio para Laura", "Requiebro", " Ayer fue primavera" y "La morocha". En 1956 continuó con las escenografías para los films "Sangre y acero", "La pícara soñadora", "Catita es una dama", "Los tallos amargos", "El satélite chiflado", "Marta Ferrari" y "Después del silencio". El 19 d'octubre de 1956 Margarida Xirgu va dirigir "El profanador" de Thierry Maulnier en el Teatro Solís de Montevideo, amb escenografies de Vanarelli.

 

Escenografies de "El profanador" de Mario Vanarelli.

Arxiu Jordi Rius Xirgu


Se estrenó la obra teatral "Los elegidos" de Jacobo Langsner con escenografías de Vanarelli en 1957. Realizó el vestuario de 216 obras de teatro, desarrollando su labor en todos los escenarios de Buenos Aires, incluyendo el Teatro Colón, para el que más tarde también realizó óperas y ballets. Sumaron 857, los escenarios por él creados para programas de los 4 canales de la Televisión de Buenos Aires, donde su aporte técnico y artístico fue de gran importancia. En 1957 también realizó las escenografías para los films "Todo sea para bien" y "Una viuda difícil", continuando con las escenografías para las películas "El Jefe" en 1958 y, "He nacido en Buenos Aires" y "El candidato" en 1959. Este mismo año la crítica de Lima y Perú, le premió por la escenografía y el vestuario del ballet "Interplay" de Lambrinos-Morton Gould.

Vanarelli realizó en 1960 las escenografías para el film de TV "Operación cero" y para las películas "Yo quiero vivir contigo", "La patota", "Sábado a la noche, cine" uno de los numerosos títulos de Aries dirigida por Fernando Ayala y "Obras maestras del terror" interpretada por Narciso Ibáñez Menta y dirigida por Enrique Carreras. Vanarelli fue el escenógrafo preferido de Narciso Ibáñez Menta, que lo convocó tanto para sus puestas teatrales como para sus obras televisivas.

 


Cartel de "Obras maestras del terror" con escenografía de Mario Vanarelli.

Foto: Cine Nacional

 

Hizo las escenografias para los films "Mi Buenos Aires querido" en 1961 y "Huis Clos (A puerta cerrada)" en 1962. También en 1962 realizó las escenografías para la obra de teatro "¡Cosas de Papá y Mamá!" interpretada por Niní Marshall. Continuó realizando escenografías para las películas "Paula cautiva" y "La calesita" en 1963; "Buenas noches, Buenos Aires" y "Con gusto a rabia" en 1964 y "Viaje de una noche de verano" en 1965. En este mismo año realizó las escenografías para la obra de Bayard Veiller "El proceso de Mary Dugan" dirigida por Tinayre y representada en el Teatro Cómico. La crítica de Rosario, provincia de Santa Fe, le premió por los decorados y vestuario de la obra teatral "Sarah Bernhardt" de E. Suárez de Deza. Vanarelli realizó las escenografías para los films
"Las locas del conventillo (María y la otra)" en 1966 y "Cuando los hombres hablan de mujeres" en 1967. En este mismo año realizó la escenografía para la obra teatral de Peter Shaffer "La real cacería del sol" dirigida por Lautaro Murúa y representada en el Teatro Argentino.

El teatro, mientras tanto, continuaba siendo su gran pasión, como fueron las puestas en escena, que contaron con sus espléndidas escenografías, de "Hello Dolly" en 1967 en el Teatro Odeón con Libertad Lamarque; "La inhundible Molly Brown" en el Teatro Lola Membrives (antes Teatro Cómico) con Susana Giménez y Juan Darthés; "Annie" con Raúl Lavié y "Según pasan los años" de Skylos en 1968 con Lolita Torres. Trabajó como diseñador de vestuario al lado de Horace Lannes, consiguiendo importantes galardones que premiaron su extensa y exitosa trayectoria, entre ellos el "María Guerrero" y el "Martín Fierro" concedido por el APTRA 4 veces, por sus decorados para diversos programas de la Televisión Argentina.
Vanarelli elaboró las escenografías para los films "El gran robo" en 1968, "Kuma Ching" en 1969 y para su última película "Argentinísima" en 1971, año en el que recibió el Premio teatral "Rodolfo Franco" del Fondo Nacional de las Artes por los decorados de "40 quilates" y de nuevo en 1972 por los decorados de "Luz de gas". Su labor artística fue galardonada con 32 premios. En cine: obtuvo 5 veces el Premio a la mejor escenografía, otorgado por el Instituto Nacional de Cinematografía de la Argentina y 3 veces el Premio a la mejor escenografía del año por la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina.

 

Mario Vanarelli.

Foto: La Nación.

 

Entre sus trabajos debe destacarse las escenografías para "El amor por tres naranjas" de Sergei Prokofiev, "La loca" de Gian Carlo Menotti en 1979 e "I Lombardi" de Verdi en la New York City Opera en 1982. Tras una brillante carrera en Argentina, Mario Vanarelli triunfó en el extranjero, sobre todo en el mundo de la ópera, en Estados Unidos, Australia, España, … participando en la Opera de San Diego en 1979 y en España en "Sansón y Dalila" de Camille Saint-Saëns con Montserrat Caballé.


Boceto de Mario Vanarelli para el acto II de "Maria Stuardo" de Donizetti en 1975.

Foto: Opera Las Palmas


Mario Vanarelli recibió los Premios teatrales anuales que otorga la Ciudad de Mar del Plata "Estrella de Mar" por la revista musical "Rompiendo olas" en 1982 y por la comedia "Entre telones" en 1985. Participó también en las comedias musicales "Annie" y "A chorus line" en 1986 en Buenos Aires, y realizó en 1989 los decorados y el vestuario de la ópera "Cristóbal Colón" que fue estrenada en el Teatro Liceo de Barcelona con José Carreras y Monserrat Caballé. Realizó también grandes escenarios al aire libre para espectáculos como "Elektra", recitales musicales de Julio Iglesias, conjuntos de música rock y Exposhow entre otros. A él le pertenece, la decoración total del "New York City" una de las más importantes discotecas de Buenos Aires. Hizo los decorados y el vestuario en 1990 para "Herodiade" de Massenet en el Teatro Romano de Mérida con Jose Carreras y Monserrat Caballé y en el mismo año para "Sansón y Dalila" de Camille Saint-Saëns en el Festival de Perelada con José Carreras y Mariana Lipovseck. También en 1990 realizó las escenografías de "Revolver" para Jairo en Toulouse, París y Buenos Aires.

Uno de sus últimos trabajos lo cumplió en 1993 en el Teatro Colón, con "Los cuentos de Hoffman" interpretada por Alfredo Kraus y ya representada con sus escenografías en 1980 en la Opera de Pittsburg. Redecoró, además, el Teatro Broadway y el Armenonville.
Su infatigable tarea se había prolongado durante décadas en el mundo del espectáculo del que llegó a conocer todos los detalles para plasmar con su desbordante imaginación de escenógrafo y de diseñador de vestuario, esa amplia paleta de la pantalla, de los escenarios y de la televisión. Mario Vanarelli falleció el 6 de julio de 2005 en Buenos Aires casi a los 87 años de edad, después de una larga enfermedad. Los restos de Vanarelli recibieron sepultura en el Jardín de Paz de Pilar.

 

Algunos textos han sido extraidos de: "Mario Vanarelli fue un gran escenógrafo. La Nación".

 

XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos


volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.