97. MARGARITA XIRGU 1916-1919

 

A finales de 1915 y a principios de 1916 en el repertorio de Margarita Xirgu figuraban las obras: "El milagro del santo" entremés en prosa de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández; el sainete de costumbres madrileñas "La garra" y la comedia en dos actos y en prosa "Camino adelante" de Manuel Linares Rivas; el melodrama en seis actos "Magdalena, la mujer adúltera o Sandoval, el marino" de Emilio Graells y Soler; la comedia "La marcha nupcial" y el drama "La mujer desnuda" de Henry Bataille; las comedias de Jacinto Benavente: "La comida de las fieras", "Los búhos" y "La malquerida" inspirada en "Misteri de dolor" de Adrià Gual; la comedia "La chocolaterita" de Paul Gavault; los sainetes "El sexo débil" y "La redacción" de Antonio Ramos Martín; el drama en cuatro actos "La cortina verde" de Julio Dantas; la comedia en cinco actos "Zazá" de Pierre Berton y Charles Simon; el entremés en prosa "El chalán" de Sebastián Alonso y Gómez; la tragedia en un acto "Salomé" de Oscar Wilde; las comedias en dos actos "Nena Teruel" y "El nido" de los hermanos Álvarez Quintero; la comedia en dos actos "La hermanita" de Manel Folch i Torres; la comedia "El veranillo de San Martín" de Apel·les Mestres; la tragedia en verso y en tres actos "Nausica" de Joan Maragall; el cuadro poemático en un acto "La virgen del mar" de Santiago Rusiñol; el drama en tres actos "María Rosa" de Ángel Guimerà y el drama "Ícara" de Eugenio Sellés.

 


Caricatura de Margarita Xirgu protagonizando "Ícara" de Eugenio Sellés, realizada por Fresno


También formaban parte del repertorio: el drama "Sor Beatriz" de Maurice Maeterlinck; "Carmen" basada en la novela de Prosper Merimée, traducida y adaptada por Joaquín Montaner y Salvador Vilaregut; la comedia en tres actos "L'Aigrette" de Dario Nicodemi traducida por Enrique Gómez Carrillo; la comedia en tres actos "Divorciémonos" y el drama "Fedora" de Victorien Sardou; la comedia en cuatro actos "La casa en orden" de Arthur Wing Pinero traducida por Salvador Vilaregut; y los dramas "Casa de muñecas" y "Hedda Gabler" de Henrik Ibsen.



Margarita Xirgu actuando en una obra no identificada.

Archivo familiar hermanos Xirgu

 

Desde el día 15 hasta el 23 de enero de 1916, según Francisco Grajal del Archivo Municipal de Huelva, Margarita Xirgu actuó en el Teatro Mora de Huelva.
La compañía estaba formada por las siguientes actrices: Margarita Xirgu, Amparo Álvarez Segura, Concepción Ester, Amparo López, Guillermina Moreno, Celia Ortiz, Julia Riaza, María de las Rivas, Josefina y Adela Santaularia, Josefina Segura, Dolores Valero, y los actores : Ricardo Puga, José Rivero, Francisco Barraycoa, Pedro Cabré, Enrique Casanova, Federico Gorriz, José Lucio, Vicente Morales, Miquel Ortín, Ramón Puga, Carlos Segura y José Soler. El repertorio de las obras representadas fue: el día 15 "Primerose" de Gastand Armand de Caillavet y Robert de Flers, el día 16 "Magda" de Hermann Sudermann, el día 17 "El patio azul" de Santiago Rusiñol y "Elektra "de Hugo von Hofmannsthal, el día 18" El corazón manda "de Francis de Croisset, el día 19" La dama de las camelias "de Alejandro Dumas hijo, el día 20" La comida de las fieras "de Jacinto Benavente y "El milagro del santo" un entremés de Pérez Fernández y Muñoz Seca, el día 21 "El amor tardío" de Alberto Insúa y Alfonso Hernández-Catá, el día 22 "La propias estimaciones" de Jacinto Benavente y "Sangre gorda" de los hermanos Álvarez Quintero y como clausura el día 23 "Madame Pepita" de Gregorio Martínez Sierra. Los precios fueron: plateas con 6 entradas a 20 pesetas y las butacas a 3 pesetas

Margarita Xirgu, el 5 de marzo de 1916, actuó en el Teatro Circo de Albacete representando con su Compañía, el idilio dramático "El patio azul" de Santiago Rusiñol y la tragedia "Elektra" de Hugo von Hofmannsthal. La prensa publicó: <<Sin espacio apenas para dedicar la atención merecida a la inauguración de la temporada por la excelente compañía de la eximia actriz Margarita Xirgu, hemos de consignar en justicia el éxito sin precedente, clamoroso y entusiasta obtenido anoche en el Teatro Circo por esta admirable artista, de méritos realmente excepcionales. Margarita Xirgu, ya lo hemos dicho, es una actriz eminente, pudiéramos decir única en su género. Bien lo demostró anoche interpretando maravillosamente el drama de Rusiñol "El patio azul" y la tragedia "Elektra". La labor de la insigne artista fue sencillamente insuperable, y el público la premió con repetidas ovaciones. La compañía que presenta Margarita Xirgu, excelente en conjunto, cuenta con elementos tan valiosos y distinguidos como las celebradas actrices Pascuala Mesa y Celia Ortiz y el notable primer actor Ricardo Puga, artista de positivo mérito y sólida reputación>>. El día 6 la Xirgu representó la comedia "Primerose" de Gaston Armand de Caillavet y Robert de Flers, traducida por José Ignacio Alberti. La prensa declaró: <<La obra obtuvo una interpretación verdaderamente admirable y fue presentada con toda esplendidez. La Xirgu hace una creación insuperable de la protagonista de esta preciosa comedia. No cabe llegar a mayor perfección. Inútil es consignar que la eminente artista fue unánimemente aplaudida por su magistral labor. Muy acertadas las señoras Mesa y Álvarez en sus interesantes papeles. Superior a todo encomio Ricardo Puga, actor siempre discreto y afortunado, y muy en carácter el señor Cabré, en el simpático Cardenal de Merance. Los demás intérpretes contribuyeron poderosamente a la bondad del conjunto>>. El día 7 se representó la comedia en tres actos "El corazón manda" (Le coeur dispose) de Francis de Croisset, traducida por Gregorio Martínez Sierra. La prensa publicó: <<La comedia de Francis de Croisset "El corazón manda" gustó y entretuvo mucho anoche al numeroso público que asistió al Teatro Circo. La interpretación de esta aplaudida obra fue excelente. En ella se distinguieron de modo notable la insigne actriz Margarita Xirgu, las señoras Mesa y Segura, y el primer actor Ricardo Puga. El excelente actor cómico señor Barraycoa y los señores Cabré y Rivero, completando los demás, con su acertada labor, el irreprochable conjunto. En suma, un gran éxito>>. El día 8 se representó el drama en cuatro actos "Magda" de Hermann Sudermann. La prensa escribió: <<En el drama "Magda" obtuvo anoche la eximia actriz Margarita Xirgu un triunfo personalísimo superior a toda ponderación y encomio. La insigne artista llega en esta obra, como en otras muchas, a las cumbres de la perfección, y no es extraño que anoche, el público, sugestionado por la maravillosa labor de Margarita Xirgu, la aplaudiera con verdadero entusiasmo. Muy bien en sus respectivos papeles las señoras Santaularia y Segura. El señor Puga acertadísimo y muy discreto, en su parte de Leopoldo Schwartz, que dijo, y caracterizó con plausible fortuna. Los señores Cabré y Rivero se distinguieron también notablemente, fingieron también notablemente, contribuyendo los demás artistas a la bondad del conjunto>>. El día 9 la Compañía de Margarita Xirgu representó la comedia en tres actos "El tercer marido" del italiano Sabatino López, en adaptación y traducción de Ricardo J. Catarineu y el sainete o comedia corta "Sangre gorda" de los hermanos Álvarez Quintero.

 

Caricatura de Margarita Xirgu interpretando ""El tercer marido" de Sabatino López, realizada por Fresno


El día 10 se representó la comedia "La propia estimación" de Jacinto Benavente; el día 11 el drama romántico "El amor tardío" de Alberto Insúa y Alfonso Hernández-Catá; el día 12 el drama "La dama de las camelias" de Alexandre Dumas hijo en adaptación de Felipe Sassone. La prensa publicó respecto a los días 11 y 12: <<Anteanoche se estrenó en nuestro coliseo de la calle Isaac Peral, el drama en tres actos de los señores Insúa y Hernández Catá "'El amor tardío" que gustó mucho al público y alcanzó una admirable interpretación, en la que se distinguieron las señoras Xirgu y Mesa, el notabilísimo primer actor Ricardo Puga, cuya labor podemos calificar de magistral en esta obra, y los señores Barraycoa y Rivero. Anoche, con una magnífica entrada, se puso en escena el famoso drama "La dama de las camelias', que constituyó un triunfo clamoroso, entusiasta, inmenso para la eximia actriz Margarita Xirgu, que se muestra sencillamente insuperable en esta celebrada producción. La insigne actriz fue objeto de constantes ovaciones, siendo llamada a escena en algunos mutis y muchas veces al final de todos los actos. Los demás intérpretes de "La dama de las camelias" estuvieron acertadísimos en sus papeles respectivos, rayando a gran altura Ricardo Puga en el de Armando Duval>>. El día 13 se representó la comedia "Campo de armiño" de Jacinto Benavente en beneficio de Margarita Xirgu y la prensa expresó: <<El estreno de la hermosa comedia interpretada por Margarita Xirgu en la noche de su beneficio, el último lunes, ha sido uno de los éxitos que recordaremos con toda emoción. La actriz esclarecida y notable, con sumo acierto supo encarnar la creación del gran maestro de nuestras letras, anotándose uno de los mayores triunfos de su labor de artista. Las señoras Santaulauria, Mesa, Ortiz y los señores Puga, Rivero, etc., como en noches anteriores compartieron los lauros y aplausos tributados por la concurrrencia, distinguida y numerosa. La excelente compañía dramática de la insigne actriz Margarita Xirgu, se despidió anoche del público albacetense. Celebraba su beneficio la señora Xirgu y se estrenaba la última producción de Benavente "Campo de armiño">>. Los componentes de la Compañía de Margarita Xirgu, fueron: Amparo Álvarez, Carlos Álvarez, Francisco Barraycoa, Pedro Cabré, Enrique Casanova, Francisca Fernández de Córdoba, Federico Górriz, José Lucio, Pascuala Mesa, Vicente Morales, Guillermina Moreno, Miguel Ortín, Celia Ortiz, Ramón Puga, Ricardo Puga, Julia Riaza, María de las Rivas, Jose Rivero, Adela Santaularia, Josefina Santaularia, Josefa Segura, Carlos Segura y José Soler. El vestuario fue realizado por Achile y Finzi y por la diseñadora inglesa Lucile y Jeanne Paquín de París; las alfombras por Amat de Barcelona; los muebles por Rafael Arroyo, Julián Risueño de Albacete y Vázquez Hermanos de Madrid; la decoración por Brunet y Pous, Moragas y Alarma; los apuntadores fueron Francisco Palazón y Salvador Riera y los maquinistas José Ventura y Mauricio Vilumara. Los precios fueron: 16 ptas para el abono diario para las plateas con seis entradas y 2,65 ptas para las butacas.

 

Retrato de junio de 1928, de Pedro Cabré dedicado a Margarita Xirgu.

Foto Archivo Xavier Rius Xirgu

 

Para la revista, de carácter gratuito, del Teatro Bretón de los Herreros editada por Hijos de Merino y dirigida por Zóximo Notario Ruiz, se sabe que la Compañía Dramática de Margarita Xirgu con Francisco Fuentes como primer actor, actuó en Logroño el 1916, sin poder precisar la fecha.

 

Revista del Teatro Bretón de los Herreros de Logroño, de 1916

Foto Bermemar

 

El Teatro Princesa de Madrid, el 5 de octubre de 1916 abrió sus puertas a la nueva temporada con la Compañía de Margarita Xirgu, representando la obra "La hija de Yorio" de Gabriele D'Annunzio (Gaetano Rapagnetta) traducida al verso castellano por Felipe Sassone. La obra que se repuso innumerables veces, fue representada también en Granada el 6 de febrero de 1921 a la cual asistió la madre de Federico García Lorca, doña Vicenta Lorca, que al día siguiente escribió a su hijo, hablando por primera vez de Margarita Xirgu con estas palabras: <<Anoche vi "La hija de Yorio" y te confieso que no me podía dormir. Esta Xirgu es una mujer tremenda para lo trágico>>. Se trataba de una tragedia pastoril, de fuertes pasiones, de supersticiones rurales y profundas raíces en las costumbres de las gentes campesinas. Años antes la había dado a conocer la actriz siciliana Mimi Aguglia, en su versión original. La actuación de la Compañía de Margarita Xirgu tuvo en la crítica una excelente acogida. El periódico "ABC", el 6 de octubre, exaltaba la labor de Margarita como primera dama: <<Dice, representa, se mueve y escucha con una verdad convincente, y que por una transustanciación espiritual, que únicamente los más eminentes artistas poseen, tiene una visión de la vida, un conocimiento de cómo se mueven las pasiones, de cómo estallan en el espíritu o de cómo lo corroen y aniquilan. Tuvo grandes aciertos de expresión y apóstrofes de trágica arrogancia>>.

 

Margarida Xirgu interpretando "La hija de Yorio".

Foto Cuadernos El Público.

Margarida Xirgu interpretando "La hija de Yorio".

Foto Cuadernos El Público.

 

Margarita Xirgu constituyó una inquietud amorosa para Miguel de Unamuno, desde que se conocieron en su debut escénico en Madrid. Fue su amor platónico que arrastró toda su vida. La Xirgu, más tarde, también fue el amor del pintor, escritor e ilustrador Cándido Fernández Mazas nacido en Orense en 1902 y muerto en 1942, cuando sólo contaba con 40 años. Su obra fue escasa, no solo debido a su temprano fallecimiento sino por el hecho de que el artista tuvo en su contra una salud mental delicada. Fue un pintor incluido por la critica en los llamados "Os Novos" (Maruja Mallo, Carlos Maside, Artuto Souto, Manuel Colmeiro y Manuel Torres) una generación pictórica que renovó la plástica gallega y rompió con el naturalismo y pintoresquismo de la generación anterior, mas centrado en reflejar las realidades costumbristas gallegas. Las claves estilísticas de sus escasas pinturas hay que buscarlas en la influencia del fauvismo, del Art Decó y del pintor Modigliani. El contacto con las influencias artísticas vanguardistas le vino de su primer viaje a París realizado en 1925. Fernández Mazas participó activamente en las actividades culturales de las "Misiones Pedagógicas" en 1933 y 1934, por Galicia y Segovia.

 


Retrato de Cándido Fernández Mazas.

foto Sucesión Cándido Fernández Mazas.

http://www.candidofernandezmazas.com/

 

Cándido Fernández Mazas conoció a Margarita Xirgu en el Teatro Español y quedó fulminantemente enamorado de ella para siempre. Iba a verla salir de su hotel y la seguía. Imaginaba misteriosos encuentros con ella bajo la estatua del Ángel Caído. Carlos Gurméndez, el filósofo, escritor y periodista, que conocía la pureza idealista del pintor, escribió sobre la naturaleza del arrebatado y platónico amor del pintor: <<Por la actriz Margarita Xirgu sintió un amor angustioso, dramático, rico de ensoñaciones, de falsos encuentros e imaginarias citas furtivas. Construyó una imagen de ella a la que dotó de todas las perfecciones de la inteligencia y la sensibilidad. Cuando yo le objetaba la irrealidad de aquellos amores, Cándido argumentó: "El amor hay que sentirlo profundamente. El objeto amoroso es real, se crea como un poema", y añadía: "Ella comprende, asiente a todas mis palabras, sabe escucharme. El camino de perfección del amor es la gestación del ser que amas o su transformación paulatina. Pero ¡maldita sea!, no me dejan verla ese Rivas Cherif y otros que se interponen y no puedo terminar mi obra amorosa". Este platonismo o angelismo amoroso, le abrumó como un destino durante toda su vida>>. Esta pasión, de la que jamás tuvo conocimiento Margarita, la plasmó el pintor gallego en su bellísima obra "Santa Margori", según Carlos Gurméndez.

 


"Santa Margori" de Fernández Mazas, una parábola en tres escenarios, de 1930.

Foto Residencia Csic

 

Actuando Margarita Xirgu en Sevilla en la primavera de 1916, una tarde aparecieron los hermanos Álvarez Quintero por el camerino de la actriz. Los "niños sevillanos", como los nombraba, tenían una obra para ella. Se trataba de la adaptación de la novela galdosiana "Marianela". El estreno de "Marianela" tuvo lugar el 18 d'octubre de 1916, en el Teatro de la Princesa de Madrid

 

 

.


Caricatura de Margarita Xirgu protagonizando "Marianela" de Pérez Galdos en 1916, realizada por Fresno

 


El Caballero del Verde Gabán decía en "El Liberal": <<Un lamento, un sollozo de Marianela, levantaba el pecho del novelista septuagenario, que parecía una encina rota por el rayo que llenó de sombras su camino. Y cuando, por fin, acabada la tragedia de aquel pobre corazón a quien el amor dio la muerte, y el público atronaba con vivas y aplausos a actores, a adaptadores y al viejecito admirado, éste, apoyado en Marianela, quedó en el centro del escenario mientras la niña descalza le echaba los brazos al cuello y la voz que antes humedecieron las lágrimas decía con acento de júbilo: "¡Qué alegría más grande, don Benito, qué alegría más grande!">>. Al día siguiente la prensa, unánime, colocó a Margarita en el máximo pedestal de la escena española: <<El tipo de Marianela es un enorme triunfo de la insigne Margarita Xirgu, que siempre recordará la noche de ayer como una de las más memorables de su vida. Su gran temperamento de artista siente de manera tal el personaje galdosiano, ha puesto tan de su ser en el alma de la desventurada niña, que es Marianela misma, la que vive y sufre en la escena. La composición del tipo es admirable, y la emoción que produce cierta y grande...>> escribía Pedro de Répide en "El Liberal". El éxito de la obra de Galdós llenaría casi toda la temporada de la Compañía de Margarita Xirgu.

En 1916 Margarita Xirgu interpretó la película "El nocturno de Chopin" junto con Ricardo Purga, dirigida por Adrià Gual y con Fructuós Gelabert como director de fotografía. También en 1916 interpretó la película "El beso de la muerte" con Magí Murià y Alberto Marro como directores y Fructuós Gelabert como director de fotografía, e interpretó el film "Alma torturada" de Magí Murià como director y Salvador Castelló como director de fotografía. Se le atribuyen también a Margarita Xirgu los films "El amor hace justícia" de 1916 y "El golfo" de 1917. Pese a la frialdad con que Margarita Xirgu hablaba de sus actuaciones en la pantalla, lo cierto es que las revistas de cine seguían su experiencía con gran interés. Publicaciones como la francesa "Pathé Revista", le dedicaba grandes reportajes en los que Margarita aparecía con frecuencia en las portadas como atractivo señuelo, en aquellos tiempos en que el cine no era aceptado fácilmente, en particular por una gran parte de la intelectualidad.

La Xirgu reponía el 22 de diciembre de 1916 en la cartelera del Teatro Princesa, la comedia de Henry Bataille "La mujer desnuda", en traducción de Hernández-Catá. Pero cuatro días más tarde, volvía por sus fueros "Marianela" en el escenario de la calle Princesa, alternando en la sesión de tarde con la pieza extranjera. Le siguió la reposición de la comedia "Gente conocida" de Jacinto Benavente y el estreno de la comedia "La chiquilla" de Pierre Veber y Henry de Gorsse, en traducción de Alberti y Rosales. Comedia ésta última de suaves armonías sentimentales, en la que Margarita obtuvo, en su papel de Colette, una buena acogida. La actriz ponía en juego sus dotes cómicas, con las que en Barcelona, en los comienzos de su carrera, había cosechado muchos aplausos. La comedia era sumamente divertida y la Infanta Doña Isabel, que presenció el estreno, hizo subir a la Xirgu a su palco para felicitarla.

 

Margarida Xirgu interpretando "La chiquilla".

Foto Cuadernos El Público.

Caricatura de Margarita Xirgu protagonizando "La chiquilla" de Pierre Veber y Henry de Gorsse realizada por Fresno

 

En el mismo año de 1916, se realizó la preparación y la puesta en escena de "Santa Juana de Castilla" que durante el verano de 1914 al visitar Margarita Xirgu a Benito Pérez Galdós, en su finca "San Quintín" en el Sardinero de Santander, el dramaturgo le ofreció su estreno aunque todavía no estaba terminada. La colaboración fue estrecha y entusiasta por parte de Galdós y de la Xirgu. Los dos estaban obstinados en que la escenografía y los figurines -realizados por el hermano de la actriz, Miquel Xirgu- reunieran fidelidad histórica y se inspiraran en gravados de la época para conseguir una auténtica ambientación. Después del estreno de "La chiquilla", Margarita Xirgu representó la comedia en tres actos "La dicha ajena" de los hermanos Álvarez Quintero, a la que le siguieron la comedia en tres actos y en prosa "La propia estimación" de Jacinto Benavente y el entremés "El milagro del santo" de Pérez Fernández y Muñoz Seca.

Margarita Xirgu conoció a Narcís Oller por primera vez a raíz de los ensayos de "Tristes amores", de Giuseppe Giacosa, que era el traductor y quiso a toda costa que el papel de Emma fuera interpretado por Margarita. Ambos vivieron unas anécdotas muy divertidas, pero también muy ilustrativas del sistema de trabajo de las compañías y los procesos de creación de los espectáculos, que la publicación de las "Memorias teatrales" de Oller ha permitido conocer con pelos y uds. "Tristes amores" se estrenó el 20 de diciembre de 1907, en el Teatro Romea de Barcelona. Oilers reconoce que la Xirgu se había mostrado agradecida con él porque había ayudado a la joven actriz a abrirse camino: <<Margarita Xirgu ha sabido agradecerme durante bastantes años, por lo que he visto, aquellas acaloradas preferencias mías que le facilitaron la ocasión de arrebatar, cuando menos lo esperaba, el bloqueo en que tan injustamente se la tenía, y encontrar de nuevo la salida gloriosa que tanto gruava sobre todo desde que, por la muerte de su padre, quedaban su madre y un hermano pequeño sin más recursos casi que los que ella podía llevar a casa>>. El 17 de enero de 1917 Margarita le escribió esta carta: <<Mi estimado y buen amigo: recibí su apreciada carta del 13 corriente interesándose por el Sr. Bernat Morales i San Martín, que el maestro Galdós también me había recomendado. La amistad que a usted me une y la amabilidad de don Benito para conmigo, a parte de los méritos indiscutibles del Sr. Morales, bastaban para que yo me tomara mucho interés con “Lo imposible”, comedia que leí con gran atención. La obra está muy bien, los caracteres de los personajes bien sostenidos, muy bien dialogada y creo resultará teatral; pero tiene una gran dificultad para que yo la estrene, y esto es lo siguiente: el protagonista es un galán joven, papel intensísimo y difícil, incapaz de representarlo un actor de los jóvenes y la madre del protagonista no tiene más que un acto y tampoco es para mí, porque resultaría demasiado joven. Siento muchísimo no haber podido complacer a su recomendado, pero puede que en otra ocasión pueda hacerlo. En el mes de abril pienso ir a Barcelona y espero tener el gusto de saludarle. Con recuerdos afectuosos de mi marido, le saluda cariñosamente su buena amiga Margarita Xirgu>>.

Desde el día 14 hasta el 18 de marzo de 1917, según Francisco Grajal del Archivo Municipal de Huelva, Margarita Xirgu actuó en el Teatro Mora de Huelva. El repertorio de las obras representadas fue: el día 14 la adaptación de la novela de Benito Pérez Galdós que estuvo presente en el estreno, el día 15 "Gente conocida" de Jacinto Benavente, el día 16 "La chiquilla "de Pierre Veber y Henry de Gorsse, el día 17" La loca de la casa "de Benito Pérez Galdós y el día 18 de nuevo" Marianela ". Destacaron a demás de la Xirgu las actrices: Amparo Álvarez Segura, Josefina Santaularia, Pascuala Mesa y Josefina Satorres, y los actores Francisco Fuentes, José Rivero, Pedro Cabré, Francisco Barraycoa y José Lucio.

El 23 de marzo de 1917 Margarita estrenó en el Teatro Princesa de Madrid, la primera obra que Jacinto Benavente escribió para ella: "El mal que nos hacen", que el autor le dedicó: <<con mucho cariño y admiración>>. La comedia está sintetizada en el pensamiento que expone Germán, el protagonista, en una escena del primer acto: <<No sabemos comprender que el mal que nos hacen sin haberlo merecido y el mal que nosotros hacemos a quien lo merece, es casi siempre la venganza del mal que otros hicieron>>. Se trata de una comedia más del teatro benaventino, de suaves matices dramáticos y trama amorosa. Los juicios acerca de la obra fueron contradictorios hasta la desmesura. Mientras unos veían en ella la renovación de nuevas tendencias de "carácter íntimo, sentimental y pasional", Pérez de Ayala escribía que sólo el primer acto estaba desarrollado con notable habilidad, aunque no llegaba a alcanzar la altura que el autor daba en ocasiones a sus obras, y que el segundo y tercer acto desfallecían y en algunos momentos degeneraban en lo absurdo y en un galimatías. Afirmaba el crítico que, para representar esta comedia: <<... como casi todas las obras del mismo padre, bastan aficionados, la señora Xirgu hizo el milagro de mostrarse maravillosa actriz, derramando generosamente su temperamento brioso y apasionado sobre los yermos estériles de las parrafadas genéricas y deshumanizadas, y creando una acción psicológica y profunda allí donde no habían sino vacío y caos>>. Desde las páginas de "El Liberal", Manuel Machado censuró la hostilidad de dicha crítica, que consideraba injusta para el dramaturgo: <<¿Crees tú -decía- que está bien considerar a Benavente como valor negativo, para que nos quedemos por toda positividad con Arniches y los Quintero, ya que Galdós lógicamente ha de producir muy poco?>>. Le reprochaba el tratar de influir en el público, intentando desviar su aplauso de la primera figura del teatro del momento. Apelaba a la moral de la crítica que debía reemplazar a las más puras y vehementes simpatías o, por lo contrario, a las irrazonables antipatías. La labor de Margarita Xirgu en esta primera obra que el autor de "Los intereses creados" escribió para ella tuvo que ser admirable, a juzgar por la unanimidad de criterios que en torno a su interpretación se expusieron. El espíritu delicioso, apasionado y fuertemente contrastado de Valentina, la protagonista, tuvo en Margarita cumplida representante. En el artículo de Pérez de Ayala, que está recogido en el volumen "Las máscaras" se puede leer: <<Las frases más opacas y apáticas cobran vida al consustanciarse con la bella voz patética de la señora Xirgu. Anoche el mayor triunfo fue de ella. No faltaban personas versadas en estos menesteres escénicos que la proclamaban la primera de nuestras actrices>>.

La Compañía de Margarita Xirgu, el 31 de marzo de 1917 reaparecía en el Teatro Novedades de Barcelona. Benito Pérez Galdós se instaló en Barcelona, donde pasaría cerca de un mes, para asistir al estreno de "Marianela" y días después llegaron los hermanos Álvarez Quintero procedentes de Sevilla.

El 23 de abril de 1917 se le entregó a Margarita Xirgu, en Barcelona, un documento firmado por la Comisión “Pro Teatro Catalán” -no exento de algunas faltas de ortografía- y en el cual se le pedía que realizara una semana de teatro en catalán, para callar algunas voces que decían que la Xirgu no tenía ya ningún interés por el teatro en catalán.

Se desconoce si Margarita Xirgu, pudo resolver todas las dificultades por poder volver a representar las obras en catalán que le pedían, pues hacía falta encontrar en muy poco tiempo: actores, teatro, decorados, figurines,... cambiar la agenda de compromisos y un millón de cosas por representar de nuevo aquellas obras, ya estrenadas en su día.

 

 

 

Comisión "Pro Teatre Català".

Foto Arxiu Jordi Rius Xirgu

 

Transcribo a continuación el texto de la petición:

Comisión “Pro Teatro Catalán”. Barcelona

Barcelona, 23 de abril 1917.

Margarita Xirgu

Señora:

Los abajo firmantes, todos ellos entusiastas del teatro de la tierra, os dirigen la presente carta, esperando merecer de vuestra bondad una merced que ya hace tiempo teníamos proyectado pediros, más la ocasión no se había presentado como por ejemplo.

Es esta pediros, señora, que aprovechando vuestra estancia entre nosotros, os dignarais dedicar una semana de Teatro Catalán, semana que cómo comprenderéis fuera gloriosa, tanto para vos, como por los que estimamos nuestro teatro; la tierra ctalana, dónde tantos laureles habéis merecido, vos lo agradeceréis y al tiempo, lo desearíamos para callar ciertas murmuracions de gente poco entendida en asuntos de teatro que ha ido diciendo de vos ciertas cosas por desmerecer el arte de la teatralitat catalana.

Todos tenemos ganas ya hace tiempo para poder gritar bien fuerte VIVA LA NUESTRO CATALINA!!, queremos ver otra vez la romántica de la REINA JOVEN, en fin señora, vos lo decimos claro y catalán, como somos nosotros, queremos ver vuestras últimas creaciones de cuando dejastéis nuestro teatro.

Debemos haceros constar, que en los firmantes de la presente, no hay ni uno que sea critico de teatro, todos somos gente que querríamos demostrar a ciertas personas que nuestra MARGARITA (como os denominamos entre nosotros), todavía siento pasión por el teatro que la ha visto nacer.

Nada más que deciros, de vuestra respuesta depende que el Teatro Catalán vuelva a recordar en vos, aquella última jornada de gloria y podamos entre todos hacer un esfuerzo, para que vuelva a revivir como antes, que suponemos seréis vos también partidaria.

Os damos las gracias por adelantado, vuestros afectuosos admiradores,

Q.V.P.B.

Comisión “Pro Teatro Catalán”

Firman el presidente Joan Borrell, el secretario Eduard Trias y 7 vocales.

Adhesiones de:

Ateneo del Distrito VII

Escuela Católica de Sant Medi

Centre Tradicionalista El Crit de Pàtria
Centre Catalunya
Societat Recreativa El Tobogan
Societat Recreativa Nova Germanor
Centro Familiar Instructivo de Les Corts
Grup Teatralia
Centro Liberal Democrático Autonomista del Districto VI
Centre Picarol
Agrupament Escènic "Flor de Cingle"
Centre Benefic Condal
Ateneu Autonomista del Districte III
Centre Provincial de Lleida
Societat Recreativa Els Íntims
Ateneu Obrer del Districte Segon

Acabada la temporada en Barcelona, la Xirgu acompañada de Galdós inició una gira por Andalucía con una sola obra en cartel: "Marianela". La Xirgu terminó sus actuaciones en Sevilla y de allí marchó a Huelva, donde actuó hasta los primeros días de febrero de 1918. Desde el 26 de enero hasta el 3 de febrero, según Francisco Grajal del Archivo Municipal de Huelva, procedente del Teatro Cervantes de Sevilla. La compañía estaba formada por las actrices: Margarita Xirgu, Amparo Álvarez Segura, Matilde Blanco, Conchita Bravo, Adela Fuentes, María Fuentes, Carmen López Lagar, Pascuala Mesa, Guillermo Moreno, María de las Rivas, Josefina Santaularia y Josefa Segura, y por actores: Francisco Fuentes como primer actor, Luis Agudín, Carlos Álvarez, Pedro Cabré, Enrique Casanova, Federico Gorriz, José López Alonso, José Lucio, Miquel Ortín, Ramón Puga, José Rivero y José Soler. Los apuntadores fueron Serafín Lozano y Roberto Zappino, el maquinista José Ventura y el mueblista Rafael Arroyo. El repertorio de las obras representadas fue: el día 26 "El patio azul" de Santiago Rusiñol y "Elektra" de Hugo von Hofmannsthal, el día 27 "La dama de las camelias" de Alejandro Dumas hijo, el día 28 el entremés "Solico en el mundo" de los hermanos Álvarez Quintero y la comedia "A tiro limpio" de José López Pinillos alias Pármeno, el día 29 "Fédora" de Victorien Sardou, el día 30 "El mal que nos hacen" de Jacinto Benavente y el paso de comedia "Lo que tú quieras" de los hermanos Álvarez Quintero, el día 31 "Madame Pepita" de Gregorio Martínez Sierra, el día 1 de febrero "La hija de Yorio" de Gabriel D'Annunzio, el día 2 "El pueblo dormido "de Federico Oliver y el día 3" Marianela "la adaptación de la novela de Benito Pérez Galdós. Los precios fueron: 18 ptas. por el abono diario de las plateas con seis entradas y 2,70 ptas. por las butacas.

Luego pasó a Gibraltar, donde actuó hasta el 7 de marzo. Son tiempos de constantes desplazamientos que irremediablemente afectan la salud de Margarita, la cual acostumbra a pasar lo más crudo del invierno en climas templados, especialmente, en la costa alicantina. A pesar de su ceguera Galdós desarrollaba gran actividad y con su secretario trabajaba horas y horas. Planeaba nuevas obras e intentaba adaptar otras en honor de Margarita, la cual dio las gracias al dramaturgo en su continuada correspondencia: <<...pues veo que se acuerda de mí y que me prepara muchas obras...>>.

 


Caricatura de la Xirgu, realizada por Tovar en 1918

 

La noche del 8 de mayo de 1918 se estrenó, en el Teatro de la Princesa, "Santa Juana de Castilla" de Benito Pérez Galdós, tras la suntuosa puesta en escena del drama "El dragón de fuego" de Jacinto Benavente. El crítico Pérez de Ayala publicó en "El Sol", que Margarita Xirgu en "Santa Juana de Castilla": <<... se acreditó, como reina fingida, ser de verdad reina en la escena>>. Don Benito, por aquella época, salía ya muy pocas veces a la calle, pero no dejó de ir al teatro ni un solo día mientras estaban representando la obra.

En esta temporada de 1918, los hermanos Álvarez Quintero habían traducido y adaptado la comedia de Maurice Donnay "El otro peligro" para Margarita Xirgu, que estrenó el 26 de mayo. Otro estreno de la Xirgu de la temporada fue "La casa deshecha" de Alfonso Hernández-Catá. A primeros de julio, Margarita inauguró su temporada teatral barcelonesa en el Teatro Novedades. Como primicia estrenó la comedia en tres actos "Pipiola" de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero. Obra de tonos y perfiles monótonos, de la que está ausente la auténtica vena de los autores sevillanos. C. Caballero publicó en "La Tribuna": <<En "Pipiola" nos sobran los tres actos porque no significan nada, no conducen a nada, nos aburren casi continuamente y en momento alguno nos recuerdan los grandes aciertos de los aplaudidos hermanos>>.

Para asistir al estreno de "Santa Juana de Castilla" don Benito se trasladó a Barcelona. Su llegada era esperada, en el apeadero del Paseo de Gracia, por Margarita Xirgu, Miguel Ortín, Joaquín Montaner y el periodista Mario Verdaguer, entre otros. Tras el estreno de la obra se organizó un banquete en el Hotel Inglaterra en honor del dramaturgo, ofreciendo el homenaje el director de "La Vanguardia", Miguel de los Santos Oliver. La Xirgu le dedicó otro homenaje: la realización de una semana de teatro galdosiano, en el curso de la cual se estrenó la adaptación de su novela "El amigo manso" llevada a cabo con gran acierto por Francisco Acebal. Otras obras que representó la Compañía Dramática Española de Margarita Xirgu, fueron: la comedia en tres actos "La dicha ajena" y la comedia en dos actos "Así se escribe la historia" de los hermanos Álvarez Quintero; la novela escénica en cinco cuadros, considerados tres actos, "La inmaculada de los dolores" y las comedias "Rosas de otoño", "El dragón de fuego" y "El mal que nos hacen" de Jacinto Benavente; los dramas "La chica" y "La pecadora" de Ángel Guimerà; y la comedia en cuatro actos y en prosa "Fernanda" de Victorien Sardou. Estas obras constituyeron el programa veraniego en su gira por las comarcas catalanas. Margarita también estrenó en esta temporada la comedia "A tiro limpio" de José López Pinillos.

El 22 de marzo de 1919 Margarida Xirgu estrenó la comedia "Rey y monje" de Àngel Guimerà traducida por Eduardo Marquina, en el Teatro Goya de Barcelona. A la primavera tuvo en Sevilla una recaida de salut y el Doctor Baltasar Pijoan viajó desde Barcelona para visitarla, recomendándole reposo. En el verano de 1919 se concertó la fusión de las Compañías de Margarita Xirgu y de Enrique Borràs. La actriz se encontraba en Santander, realizando su acostumbrada gira de verano. A la hora de firmar el contrato Borràs dijo: <<Las mujeres primero>>, y así pasó en primer lugar el nombre de la Xirgu. Fue un gesto de cortesía digno de agradecer en persona tan celosa del éxito de sus partenaires. A la actriz Catalina Bárcena llegó a hacerle desaires en el mismo escenario, volviéndole la espalda. Catalina lloró desconsolada sin comprender la actitud del actor. En el mes de septiembre de 1919 la Compañía Xirgu-Borràs inauguró la temporada en el Teatro del Centro de Madrid, así llamado por haberse construido en la calle Atocha, en el solar que antes ocupara el convento de la Trinidad. Más tarde fue nombrado Teatro Odeón, pero el barbarismo fue advertido oportunamente por Mariano de Cavia, devolviéndole su primitivo nombre, hasta que después se le denominó Teatro Calderón. La obra elegida para el debut fue el drama en tres actos "Esclavitud" de José López Pinillos. El éxito de Borràs fue clamoroso. La figura del protagonista, don Pedro Goyantes, fue escrita para él. Era un tipo vencido por el alcohol, incapaz de liberarse por el egoísmo y la cobardía, que le anulaban la voluntad. La crítica juzgó esta interpretación como la labor trágica más acabada del actor.

Más tarde para conmemorar la fiesta de la Raza, un año antes declarada fiesta nacional, la Compañía Xirgu-Borràs representaron "El alcalde de Zalamea" de Calderón de la Barca, que fue el primer contacto de la Xirgu con el teatro clásico. Borràs encarnaba la figura de Pedro Crespo. El papel de la Xirgu no le permitía gran lucimiento, pero fiel a la disciplina y buen compañerismo, prestó su concurso componiendo una segunda figura de antología. Lo importante fue que Margarita empezó a descubrir el fabuloso campo del teatro clásico español. Inmediatamente después llegó la obligada cita con el drama "Don Juan Tenorio" de José Zorrilla. Por primera vez la Xirgu hizo en Madrid el papel de doña Inés de Ulloa, que había sido una de sus primeras heroínas.

Le siguen los estrenos al Teatro del Centro de Madrid, de la comedia gran guiñolesca en tres actos y en prosa, el 10 de noviembre de 1911, "La razón de la locura" de Pedro Muñoz Seca, el drama en tres actos "La red" de José López Pinillos -más conocido por sus seudónimos Puck y sobre todo Pármeno- el 12 de diciembre y antes el 26 de noviembre el drama en cuatro actos "Alimaña" de Eduardo Marquina. Ésta última era una comedia en prosa de complicadísimo planteamiento psicológico. Margarita incorporaba así a su repertorio, con "la alimaña", un tipo de mujer enamorada y enferma capaz de fuertes y apasionados contrastes. Enrique Borrás en su papel de viejo pastor, logró una caracterización llena de bondad por su natural fuerza expresiva.


Algunos textos han sido extraídos de "La vida escénica en Albacete en el siglo XX" y de las biografías: "Margarita Xirgu y su teatro" y "Margarita Xirgu. Una biografía" de Antonina Rodrigo.


XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.