98. GAS

 

Entre muchas de las curiosidades con las que regresó definitivamente a Barcelona, mi tío Miguel Ortín -el 9 de julio de 1971- la familia encontramos una colección de escenografías de la obra "Gas" de Georg Kaiser, realizadas por el escenógrafo y pintor Gunther Gerzso; el mejor pintor abstracto que ha dado México. Afirmo que es una curiosidad por que nunca tuvimos noticias que tía Margarita dirigiera o interpretara dicha obra, de la que desconocemos casi todo. Las obras "Gas I" y "Gas II" son respectivamente de 1918 y 1920. Gunther Gerzso realizó sus primeras escenografías a partir de 1934 y durante las décadas de los cuarenta y cincuenta, realizó más de 250 escenografías para producciones teatrales y cinematográficas mexicanas y extranjeras. Desconozco pues cuando le entrego las mencionadas escenografías de "Gas" a Margarita Xirgu, realizadas en apariencia entre 1935 y 1941, y si fue un encargo de ella o un posible proyecto ofrecido por el propio Gerzso, quizás durante su estancia en abril de 1936 en México o más tarde en su tercera visita al país azteca, en 1957. Cabe también la posibilidad, que la entrega se realizara en otro país sudamericano y en otras fechas. Es un misterio difícil de resolver, pues cuando yo le visitaba en Barcelona o nos visitaba tío Miguel a nosotros, nunca le pregunté al respecto, ya que las mencionadas escenografías aparecieron después de su muerte, acontecida el 8 de mayo de 1978.

Es uno de tantos y tantos misterios que desgraciadamente quedan por aclarar. La lejanía de Margarita Xirgu y Miguel Ortín de nosotros, su familia, tiene toda la culpa.

El autor de la obra, el escritor y dramaturgo Georg Kaiser, hijo de un vendedor de seguros, nació el 25 de noviembre de 1878, en Magdeburg, Alemania. En 1898 abandonó sus estudios empresariales para viajar a Buenos Aires, pagándose el viaje con su trabajo en la sala de máquinas del buque en que había embarcado. Vivió tres años en la Argentina, empleado en una empresa de aparatos eléctricos. La vida en la capital sudamericana apareció rica en contrastes a los ojos del joven, que había estudiado en un colegio de su ciudad natal. De Argentina pasó luego a Brasil. La actividad comercial no le impidió leer mucho, singularmente las obras de Schopenhauer, Dostoievski y Nietzsche. La malaria contraída en el curso de un viaje a caballo, causaría su regreso -pasando por España e Italia- a Alemania, donde en 1902 ingresó por primera vez en un sanatorio mental, por una disfunción psíquico-nerviosa. Residió ordinariamente en Magdeburg y en 1908 se casó con Margarethe Habenicht, que con su dote, le dio una cierta independencia económica de su familia. A pesar de esto, Georg Kaiser siempre tuvo problemas económicos, que a menudo le causaron problemas con la justicia.

Se había criado en el severo clima social de la llamada Alemania Guillermina en donde contrastaban las opulencias de la Belle Époque y las reivindicaciones sociales de los obreros, uno de los productos de tal antinomia, a la cual se sumó la tensión implícita de la llamada Paz Armada, fue la exacerbación del "no-estilo" llamado expresionista, de cuyo movimiento fue su líder en el teatro. El movimiento expresionista es llamado así, por preferir la expresión de la experiencia interior más que la realidad externa, o más que la expresión de la realidad, deformada por la propia experiencia interior del escritor. Dicho movimiento abrió la puerta en el teatro a las nuevas técnicas, incluyendo la yuxtaposición de fantasía y realidad, el cambio rápido de escenas, y alargar la vida con caracteres de ensueño. Georg Kaiser dentro del ámbito literario, se halló en el conjunto, en el cual también se sitúan a Iwan Goll, Ernst Toller, Georg Trakl, Arthur Schitzler, Alfred Wolfenstein y Franz Werfel. Prolífico autor de obras teatrales, Georg Kaiser junto con Carl Sternheim y Gerhart Hauptmann, fue el dramaturgo más polémico de su época y un precursor de Bertolt Brecht. Su mensaje conjugó la crítica y el pacifismo. Trabajó también con conocidos músicos, como es el caso de Kurt Weill.

 

Retrato de Georg Kaiser.

Foto Media-2.Web.Britannica

 

En adelante prevalecieron en Georg Kaiser, la literatura y la profesión de escritor; tal actividad le pareció la única susceptible de ayudarle a vencer el estado de ánimo provocado por la dolencia, que persistió durante años enteros. Escribió sus primeras obras durante su muy larga convalecencia y fueron etiquetadas de "juegos de ideas" por el crítico Julius Bab. Orientado hacia el teatro, publicó en 1911 su primer drama "La viuda judía", al que siguió en 1912 la obra "Del amanecer a la medianoche", un pieza popular en la cual Georg Kaiser satirizó la baratura y la inutilidad de la sociedad moderna. Su héroe, una especie de máquina -"Everyman" (un hombre cualquiera), busca por todas partes el buen cumplimiento en el sexo comercial, en la religión salvacionista,...- pero descubre a través de una serie de episodios de pesadilla, que el mundo es engañoso e ilusorio. Al final, desilusionado y perseguido por la policía, se quita la vida. En 1913 publicó la obra "Rey Hanrei" y en 1914 "El caso del alumno Vehgesack" y "El párroco Kleist", que provocó las iras de la censura. Le siguieron las obras "Europa" en 1915 y "El centauro" en 1916.
Su primer éxito verdadero, llegó con la obra expresionista "Los burgueses de Calais", que fue representada en el Neues Theater de Frankfurt. Era una petición de paz, escrita en 1913, pero que no fue representada hasta 1917, durante la primera Guerra Mundial.
En la trilogía más famosa de las obras de Georg Kaiser -"Coral" en 1917, "Gas I" en 1918 y "Gas II" en 1920- crea otra vez un "Everyman" que trata desesperadamente de convencer a los demás trabajadores que negocien con la empresa del gas sus empleos, vacíos y sin significado, para establecer una campaña verde en sus vidas. Los trabajadores, sin embargo, se hacen sordos a sus súplicas. Al final, el hijo del héroe descubre que la planta produce un gas tóxico y venenoso, e intenta seguir los pasos de su padre, destruyendo la planta con una enorme explosión. En "Gas" aparece singularmente destacada la oposición entre la moderna civilización mecánica y la vida del espíritu, que se siente como ahogada por aquélla. Se plantea la relación entre el hombre y la civilización mecánica, como si llegara hasta la polémica explícita. La trilogía dibujó una imagen expresionista de la civilización moderna, que con su mecanización y avaricia oportunista, se apresura precipitadamente hacia su propia destrucción.

 


Libro del drama "Gas" de Georg Kaiser.

Foto Dhm

 

Georg Kaiser pensó repetidamente en el suicidio; pero le faltó la decisión suficiente. En 1920 publicó "El alcibiádes salvado". En 1921 se había trasladado a Gründheide, cerca de Berlín, y allí le sorprendió el triunfo del nacionalsocialismo. Durante algún tiempo vivió más o menos olvidado, aun cuando siguió escribiendo. En 1923 publicó "La huida de Venecia" y el drama "Nebeneinander", premiada su representación en Berlín el 3 de noviembre del mismo año. En 1926 escribió "El protagonista" con música de Kurt Weill y en 1927 la ópera bufa"El zar se deja fotografiar" con música también de Weill. Le siguieron en 1928 "El amante fantasma" y en 1929 "Dos lazos" con música de Mischa Spoliansky. Escribió entre 1910 y 1930 más de 60 obras -45 de ellas, teatrales- entre comedias, revistas y óperas. Su gran mayoría fueron representadas durante los años 20.
Su teatro, como todo el del expresionismo, lo es de tesis, e interpreta problemas universales que el autor sitúa en la base de la vida humana. Dado el carácter expresionista de sus obras y de las temáticas que tocaba, de crítica al sistema y con propuestas de soluciones utópicas socialistas, Georg Kaiser tuvo problemas después de la toma del poder por parte del partido nacionalsocialista. El 18 de febrero de 1933, durante el estreno de su obra musical "Lago de plata" con partitura de Kurt Weill, los nazis asaltaron el teatro Leipziger Schauspielhaus donde se representaba la obra, ésta fue inmediatamente sacada de programa y Kaiser expulsado de la Academia Prusiana de las Artes. En mayo de 1933 fueron quemados sus libros junto a otros, en la trágica noche en la Bebel Platz de Berlín y su obra fue censurada como "arte degenerado". Más tarde participó en el aparato de propaganda de la resistencia, lo cual causó la prohibición de publicación de sus obras y su exilio solitario a Suiza, en Ascona de habla italiana, en junio de 1938, mientras su familia permanecía en Alemania. Este mismo año escribió la obra "El jardinero de Toulouse". Escribió asimismo novelas, más bien monólogos que narraciones. Durante el destierro se acentuaron los matices polémicos de su producción; de ello cabe exceptuar unas cien poesías de carácter autobiográfico, lamentos sobre su propio destino de hombre fuera de su mundo y entregado a una vana búsqueda de Dios.
Aunque abandonara el expresionismo, siguió escribiendo más notablemente obras como "Alain y Elise" en 1940; "El soldado Tanaka", en 1944, obra llena de espíritu antimilitarista; y "La balsa de la medusa", en 1945, basada en un acontecimiento real que había sido relatado en los periódicos suizos, en el que 13 niños sobre una pequeña balsa ahogaron al más joven para evitar la mala suerte. Junto a los defectos que impidieron su reaparición y reanudación después de 1945 (el carácter de los personajes, no vivos sino simbólicos, y de la acción, más bien que expuesta en su conjunto pensada hasta el fondo), el teatro de Georg Kaiser, revela en el autor a un hábil dominador de la palabra y a un artista con una acusada conciencia de los valores escénicos. Su última obra fue la trilogía, "Anfitrión, Pigmalión y Belerofonte", publicada póstumamente en 1948, en la que expresó su fe en la regeneración y liberación de los seres humanos a través de la espiritualidad metafísica. En su tiempo fue un autor muy valorado, pero hoy sus personajes, poco naturales y sin apenas trazos personales, que al autor le interesaban sólo por lo que dicen o predican, resultan demasiado acartonados y fríos. Murió el 4 de junio de 1945 en Ascona, Suiza, a la edad de 66 años.

El 6 de mayo de 1931 la Compañía de Margarita Xirgu estrenó en el Teatro Muñoz Seca de Madrid la obra expresionista "Un día de octubre" de Georg Kaiser, en la que Margarita interpretó con éxito de público y crítica a la protagonista Catalina Coste y López Lagar a Juan María Marien, acompañados por Alberto Contreras y Pascuala Mesa entre otros. Este drama junto con "De mañana a medianoche" y "Gas" de Georg Kaiser, se hicieron muy conocidos entre el público.
El escenógrafo y pintor H. Gunther Gerzso Wendland nació en la Ciudad de México el 17 de junio de 1915, en el seno de una familia de origen centroeuropeo. Su padre, Oscar Gerzso, había nacido en Budapest, Hungría y había emigrado a México con su esposa, a principios de los años 1890. Su madre, Dore Wendland, había nacido en Berlín y era cantante y pianista. Al fallecer el padre de Gunther en 1916, su madre se volvió a casar y regresó a Europa.
El joven Gunther fue enviado a Lugano, Suiza, a casa de su tío materno, Hans Wendland, vendedor de obras de arte y discípulo del historiador de arte Heinrich Wolfflin. En casa de su tío, Gunther conoció a varios escritores, a críticos de arte y pintores, y entre ellos a Paul Klee, que fueron la única educación formal artística que recibió. En 1927, Gunther empezó los estudios de preparatorio en Lausanne. En sus viajes a Italia la primera cosa que siempre hizo, fue visitar los museos. En uno de dichos viajes entró en contacto con el escenógrafo italiano Nando Tamberlani, quien le impulsó a seguir una carrera de decoración. En 1931, a raíz de la Gran Depresión, su tío vendió su negocio de obras de arte y Gunther regresó a México, donde volvió a vivir con su madre, y se inscribió en el Colegio Alemán, en el que se graduó en 1934.

 


Autoretrato de Gunther Gerzso.

Foto Vivilibros

 

En 1934, Gunther realizó sus primeras escenografías gracias a la ayuda del actor, productor y director teatral Fernando Wagner, que había trabajado en obras de Moliére y Lope de Vega. Wagner apoyó el talento de Gunther y usó sus diseños para sus producciones.

 

Decorado de "El sueño de una noche de verano" de William Shakespeare realizado por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller

Decorado de "Der foschkonig" de Bruder Grimm realizado por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller

 

Durante 1934, Gunther también conoció a Arch Lauterer, diseñador de escenografías para el teatro Cleveland Playhouse en Ohio y profesor de dramaturgia en el Bennington College de Vermón. Lauterer reconoció el talento en ciernes de Gunther y le recomendó estudiar en el Cleveland Playhouse. Desde 1936 hasta 1939, Gunther fue el principal diseñador de decorados y figurines de vestuario, para el Cleveland Playhouse, haciendo más de 50 escenografías. Conoció, en el teatro Cleveland, a dos personas que afectarían a su carrera. La primera, fue su esposa Gene Rilla Cady que fue su musa, su apoyo y su compañera de toda la vida. Gene era una actriz de teatro que apareció en muchas producciones. Gunther utilizó a Gene como modelo para varios de sus tempranos estudios de figura. La segunda persona fue Thomas Ireland, actor y director. Thomas admiró el talento de Gunther y lo animó a seguir explorando y a ampliar su visión artística. Thomas Ireland salvó y protegió más de 350 dibujos, pinturas, acuarelas, decorados y diseños de vestuario hechos por Gunther a lo largo de sus 5 años en el teatro. Hoy esta colección es conocida como la "Colonel Thomas Ireland Collection". Gunther dijo que su amigo, fue su primer coleccionista.
Se suponen de esta época los decorados del drama "Gas" de Georg Kaiser, entregados a Margarita Xirgu y objeto principal de esta vivencia:

 

Decorados de los actos I, II y III de "Gas" realizados por Gunther Gerzso.

Archivo Jordi Rius Xirgu

Decorados del acto IV de "Gas" realizados por Gunther Gerzso.

Archivo Jordi Rius Xirgu


Decorados de "Gas" realizados por Gunther Gerzso.

Archivo Jordi Rius Xirgu


Decorado de "Gas" realizado por Gunther Gerzso, con anotaciones en alemán.

Archivo Jordi Rius Xirgu

Decorado del acto V de "Gas" realizado por Gunther Gerzso.

Archivo Jordi Rius Xirgu

 

Este último decorado, guarda una cierta similitud con otro decorado del tercer acto de la misma obra, atribuido también a Gunther Gerzso, que seguramente utilizó para otra representación y otro proyecto:

 

Decorado del acto III de "Gas" realizado entre 1935 y 1941 por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller

Decorado de "Gas" realizado por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller


Gunther Gerzso fue animado también por su amigo Bernard Pfriem, un estudiante de arte en Cleveland, que le regaló la primera caja de pinturas de óleo y le aconsejó que se dedicara de jornada completa, a la pintura. Gerzso hizo un empleo excelente del regalo recibido, pintando tan a menudo como le fue posible mientras diseñaba escenografías para el teatro de Cleveland. Durante los veranos después de las temporadas de teatro, Gunther pintó y siguió desarrollando su estilo.

 

Figurín de "La dama boba" de Lope de Vega, realizado por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller

 

En 1940, sin proponerse seguir la carrera de pintor, Gunther Gerzso pintó, en Cleveland, su primer cuadro al óleo, "Dos mujeres", que denotan cierta influencia de Carlos Orozco Romero. En 1941, prosiguió con sus estudios en California y, al mismo tiempo, empezó a realizar escenografías para el cine.

 

"Desnudo reclinable" realizado por Gunther Gerzso.

Foto Artcellarexchange

 

Finalmente volvió con su esposa a México en 1942, a los 27 años y tuvo dos hijos, Michael y Andrés. Fue presentado a artistas surrealistas, tales como Remedios Varo, Leonara Carrington y Roberto Matta. Todos ellos tenían gran admiración por la Escuela Surrealista de Pintura de París y frecuentaron los estudios de cada uno, compartiendo sus ideas y trabajos. A causa de la carencia de apoyo, Gunther Gerzso tuvo que volver por razones económicas a diseñar escenografías para películas mejicanas, francesas y americanas, completando más de 250 films entre 1942 y 1962.

 

"Surreal II" realizado por Gunther Gerzso.

Foto Artcellarexchange

 

En las décadas de los cuarenta y cincuenta Gunther trabajó con Luis Buñuel, John Ford y Yves Allegret, entre otros. Tales actividades fueron objeto de un homenaje póstumo al entregarle el "Ariel" especial, por su aportación al cine mexicano, en el año 2000. Se destacan sus escenografías de los films: "Misterio en México" de 1948; "Una mujer sin amor" de 1951; "El bruto" de 1953; "El río y la muerte", "Una vida en la balanza" y "La escondida" de 1955; "El ataúd del vampiro" de 1957; "El grito de la muerte" de 1958; "Chiquito pero picoso" de 1959; "Caperucita y sus tres amigos" de 1961; "El vampiro" de 1968 y "Bajo el volcán" de 1984.

Al margen de su oficio, pintó casi en secreto cuadros al óleo, inspirados por los surrealistas europeos que residían entonces en México, como eran Benjamín Pret, Remedios Varo, Leonora Carrington, Wolfgang Paalen y Alice Rahon. Paulatinamente abandonó la extraña figuración de sus primeras obras. La influencia de los paisajes metafísicos del francés Yves Tanguy lo empujaron en esa dirección: Gerzso pintó paisajes abiertos tratados como objetos geométricos. En 1950 se organizó una primera exposición de sus obras, en la Galería de Arte Mexicano.

 

"Corrida", óleo realizado por Gunther Gerzso.

Foto Virginia Miller


A partir de ese momento comenzó a seducir al público con sus obras y de manera simultánea captó la atención de importantes coleccionistas, como Alvar Carrillo Gil y Jaques Gelman. La trascendencia que la obra de Gunther tiene para la historia del arte mexicano de la segunda mitad del siglo veinte, es inmensurable. Su magistral e inusitado manejo del espacio, en el que se percibe la influencia de estructuras precolombinas, y su fascinante colorismo son tan sólo algunos de los atributos de la obra de Gunther. Resulta sumamente interesante y revelador aquello que Gerzso solía decir sobre su propia pintura: <<mis cuadros no son abstractos, son paisajes del espíritu y de la mente que reflejan un estado de ánimo>>

A partir de 1955, el estilo propio de Gunther Gerzso fue más preciso. Abandonó rápidamente los paisajes abiertos, las confluencias de elementos disímbolos, para componer con puros motivos geométricos. Utilizó cada vez más una refinada técnica en la que mezcló el temple acabado al óleo, raspado y pulido -una técnica olvidada que emplearon en México: Antonio el Corzo Ruiz y Juan O'Gorman- que otorga a sus cuadros un fino acabado con múltiples transparencias (glacis). La textura misma parece modelar el espacio y abre diversos planos en la tela.

 

Retrato de Gunther Gerzso.

Foto Letraslibres


No fue hasta 1962 en que fue capaz de retirarse de la industria cinematográfica y finalmente dedicarse a la pintura a jornada completa. La visión de Gunther Gerzso era increíblemente distinta a la de otros artistas latinoamericanos. Su herencia europea mezclada con su amor y devoción por México -el país que él llamó su casa- lo puso en otra dimensión diferente a sus contemporáneos, como Diego Rivera, José Clemente Orozco o David Alfaro Siqueiros.

 


"Retrato del señor Jacques Gelman" de Gunther Gerzso.

Foto Vivilibros


En 1970, el Museo de Phoenix, Arizona, le dedicó una exposición retrospectiva y en 1973, recibió una beca Guggenheim. Trabajador incansable, Gunther Gerzso expuso periódicamente en la Galería de Arte Mexicano, en la ciudad de México, así como en Nueva York y en París. El historiador del arte John Golding encontró afinidades entre el cubismo de principios de siglo, el surrealismo y el arte prehispánico en la obra de Gunther Gerzso. Y sobre esto comentó: <<Creo que gracias a la aprehensión indirecta, si no inmediata, de los logros del cubismo, Gerzso consiguió crear obras inexorablemente uniformes y conscientes de la superficie y, al mismo tiempo, profundamente impregnadas de emotivos efectos espaciales, pese a que desde el principio los espacios que intentaba evocar tenían muy poco que ver o incluso no guardaban relación alguna con la profundidad limitada y cacril del espacio cubista. Quizás la relación de Gerzso con el cubismo no sea tan evidente como la referencia implícita al futurismo a que aluden estas especies de visiones en picada vertical, como la imagen de diversos campos viscos desde un avión a 13.000 pies de altura, que el artista -siguiendo de alguna manera la enseñanza de Delaunay- magnifica poéticamente>>. <<Más que un sistema de formas -escribió Octavio Paz- la pintura de Gerzso es un sistema de alusiones. Los colores, las líneas y los volúmenes, juegan en sus cuadros el juego de los ecos y las correspondencias. Equivalencias y diferencias, llamadas y respuestas. Pintura que no cuenta pero que dice sin decir: las formas y los colores que ve el ojo, señalan hacia otra realidad. Invisible pero presente; en cada cuadro de Gerzso hay un secreto. Su pintura no lo muestra, lo señala>>

 

"Paisaje de Papantla" de Gunther Gerzso.

Foto Vivilibros

 

Gunter Gerzso vivió en Ciudad de México hasta su muerte, a los 84 años de edad, acontecida el 20 de abril de 2000.


Algunos textos han sido extraídos de "Georg Kaiser/Gunther Gerzso" Wikipedia y Biography


XAVIER RIUS XIRGU


álbum de fotos


volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.