111. JEAN GIRAUDOUX

 

Hippolyte Jean Giraudoux nació el 29 de octubre de 1882 en Bellac, en el departamento norte de la Haute-Vienne, fue novelista, dramaturgo y diplomático del Estado Francés.

Su madre fue Anne Lacoste y su padre Léger Giraudoux de ascendencia campesina, era un empleado de caminos, canales y puertos que consiguió un año antes de que naciera Jean, su nominación en Bessines sur-Gartempe, también en el departamento de la Haute-Vienne. Su padre dejó el cuerpo de caminos, canales y puertos en 1890 para convertirse en preceptor en Pellevoisin. Dos años más tarde en 1892 Jean Giraudoux recibió el certificado de estudios del cantón y en octubre de 1893 ingresó como becario en el Lycée de Châteauroux que lleva hoy su nombre, donde hizo la primera comunión en junio de 1894 y fue interno hasta iniciar el bachillerato en 1900.

Hizo unos brillantes estudios de bachillerato de filosofía en el Lycée Lakanal de Sceaux, ganando la oposición a estudios literarios en la École Normale Supérieure de París. Terminó su segundo año de preparación con el premio de excelente y obtuvo el primer premio de griego en la oposición general de 1902. Recibió una puntuación de 13 sobre 21 en la École Normale Supérieure de Paris y después hizo el servicio militar en el 98º regimiento de infantería en Roanne, Clermont-Ferrand y Lyon, donde en 1903 salió con la graduación de cabo. Ingresó luego en la École Normale Supérieure de la rue d'Ulm, en la sección de letras y se apasionó por la cultura alemana. Después de haber obtenido la calificación de "bien" en su licenciatura de letras en la Sorbonne en julio de 1904, con una memoria sobre las odas pindáricas de Ronsard, pasó en noviembre a la sección de alemán siguiendo los consejos de su maestro Charles Andler.

Al haber obtenido una beca de estudios, se inscribió en la Universidad de Munich y durante el verano de 1905 fue profesor particular del Príncipe de Sajonia y de Paul Morand en esta ciudad, donde volvió a encontrarse con Frank Wedekind. A continuación salió de viaje a Serbia, Austria y Trieste y Venecia, en Italia. En 1906 obtuvo su Maestría e hizo una estancia linguística en Alemania, durante el verano. Después de fracasar en ser agregado de alemán, marchó a Estados Unidos con una beca de la Universidad de Harvard, desde septiembre de 1907 hasta marzo de 1908. A su regreso, entró en la redacción de "Matin" y preparó oposiciones a Asuntos Exteriores, que suspendió en 1909. Este mismo año publicó su primer libro "Provinciales", una recopilación de cuentos, obteniendo una buena crítica de André Gide que lo elogió en la "Nouvelle Revue Française". En junio de 1910 ganó siendo primero la oposición a Cancillerías y fue elegido Vice-Cónsul en la Dirección Política y Comercial del Ministerio de Asuntos Exteriores, haciéndose cargo de la valija diplomática para Constantinopla, Moscú y luego Viena. En esta época conoció a Rosalía Abreu (1886-1955), una joven heredera cubana, hermana de Pedro un amigo suyo, por la que sintió una pasión no compartida.

Promovido a la Oficina de Estudios de Prensa Extranjera en septiembre de 1912, llegó a ser Vice-Cónsul de 3ª clase en 1913. El mismo año apareció en la editorial del joven Grasset la novela "La escuela de los indiferentes" (L'école des indifférents) en la que describía su itinerario intelectual y sentimental, consiguiendo con dicha novela el premio Montyon. Entabló en esta época una relación amorosa con Suzanne Boland, que estaba separada de su marido el comandante Paul Pineau. Movilizado en 1914 como sargento en el 298º regimiento de infantería, en el que luego fue nombrado subteniente, fue herido dos veces en la batalla del Marne este mismo año y en los Dardanelos en 1915, siendo nombrado Caballero de la Legión de Honor. Aun convalesciente, ingresó en la Oficina de Propaganda del Ministerio de Asuntos Exteriores gracias a Philippe Berthelot, antes de participar en una misión militar y diplomática en Lisboa, desde agosto hasta noviembre de 1916. Después tomo parte en la "misión Harvard" que le llevó a los Estados Unidos desde abril hasta agosto de 1917. Mientras tanto había continuado escribiendo, publicando en 1916 los relatos de guerra "Regreso de Alsacia" (Retour d'Alsace) compuestos por: "En Alsacia" (En Alsace), "Cinco noches" (Cinq soirs) y "Cinco sueños" (Cinq réveils). En 1917 publicó "Lecturas por una sombra" (Lectures pour une ombre) un relato en el que dio cuenta de sus experiencias bélicas y en 1918 publicó el libro de viajes "Amica America" en el que relata una estancia en los Estados Unidos y la novela "Simón el patético" (Simon le pathétique) que comenzó a publicarse en un periódico en 1914 al estallar la guerra mundial, y que estaba inspirada en una difícil relación amorosa.

Terminada la guerra se alejó de Alemania y ya desmovilizado en 1919, se le nombró en 1920 Secretario de Embajada de 3ª clase y dirigió el Servicio de Obras Francesas en el extranjero y a finales de octubre de 1924 dirigió el Servicio de Información y de Prensa en el Muelle de Orsay. Jean Giraudoux se casó en 1921 con Suzanne Boland, que se había divorciado el año anterior y que le había dado ya un hijo, Jean-Pierre, el 29 de diciembre de 1919. En 1919 había también publicado el relato "Muerte de Elpénor" (Elpénor) y dijo adiós a la infancia en el relato "Noche en Châteauroux" (Nuit à Châteauroux). En 1920 dijo adiós a la contienda en el relato "Adorable Clío". En 1921 apareció la novela "Susana y el Pacífico" (Suzanne et le Pacifique) en la que Susana, intenta, desde el punto de vista de una mujer, revivir la experiencia de Robinson Crusoé de estar sola en una isla. Le siguió en 1921 la novela "Sigfrido y la limusina" (Siegfried et le limousin) a la que le concedieron el premio Balzac y en la que el héroe es un soldado francés amnésico que se hace ciudadano alemán, como si las fronteras fueran después de todo sólo objetos de la memoria. En 1924 publicó la novela "Julieta en el país de los hombres" (Juliette au pays des hommes) que incluyó el relato "Oración sobre la torre Eiffel" (Prière sur la tour Eiffel) en la que su personaje aspira a encontrar de nuevo la felicidad en la tierra, en un lugar simbólico, el Eden, es decir en el intervalo que separó la creación y el pecado original. Las novelas de Jean Giraudoux se forman alrededor de un personaje central, cuyo lugar en el mundo parece problemático y al que el autor observa, como un soñador destacado, a medio camino entre el mundo real y el simbólico. Son historias de individuos en fuga, en estado de evasión y probando adaptarse a una nueva vida.

En 1926 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor y publicó su novela "Bella" en la que polemizó sobre asuntos políticos, en un moderno "Romeo y Julieta". En 1927 estuvo a disposición de la comisión de evaluación de los daños de los aliados en Turquía, en cuyo cargo permaneció durante siete años, dejándole mucho tiempo libre que aprovechó para escribir sus primeras obras teatrales.

 

Retrato de Jean Giraudoux en 1927.

Foto Wikipedia

 

Al conocer a sus 45 años al actor y director teatral Louis Jouvet (1887-1951) estimuló su amor por el teatro y estrenó en 1928 su primera obra "Sigfrido" (Siegfried) adaptación teatral de su novela "Sigfrido y la limusina" y que marcó un hito en la historia del teatro francés. En colaboración con Louis Jouvet llevó a escena, con éxito, doce obras extensas y cuatro de un acto. Entre ellas: en 1929 la comedia "Anfitrión 38" (Amphitryon 38), en 1931 "Judith" que fue un fracaso y en 1933 la comedia en tres actos "Intermezzo", estrenada el 1 de marzo en el Teatro de la Comédie des Champs-Elysées. El argumento relata como Isabel, la protagonista de la comedia, pretende poder discutir con un fantasma, que -se revela en el segundo acto- es un hombre asesinado, empezando para Isabel un combate entre la vida, el amor y la muerte. Desde hace algún tiempo, los habitantes de la pequeña ciudad donde vive bajo el efecto de una influencia desconocida se comportan de un modo extraño: " Toda la moral burguesa es culo por encima de la cabeza". Pero se busca a otro fantasma. Las hermanas Mangebois acusan a la maestra de escuela ser el responsable de los acontecimientos, aunque la encantadora Isabel se encuentra con el fantasma cada tarde. Un especialista en la caza sobrenatural y que viene a propósito desde Limoges para restablecer la orden, el inspector de la Academia, tiende una trampa al fantasma, pero no lo caza. Es el amor el que consigue desencantar a Isabel y todo vuelve a ser normal: " El dinero va de nuevo a los ricos, la felicidad a las felices y la mujer al seductor". En 1938 y 1939 Margarita Xirgu representó "Intermezzo" en Buenos Aires, con gran éxito de crítica y público.

Jean Giraudoux no abandonó la novela, publicando en 1930 "Las aventuras de Jérôme Bardini" (Aventures de Jérôme Bardini), en 1932 "La Francia sentimental" (La France sentimentale) y en 1934 "Combate con el ángel" (Combat avec l'ange). A finales de 1931 inició una relación amorosa con Anita de Madero que se acabó en 1936, debido a la marcha y matrimonio de la joven heredera argentina, en América del Sur. En junio de 1932 fue el encargado de la misión del gabinete de Édouard Herriot, Presidente del Consejo, acompañándole en su conferencia de Lausanne. El mismo año escribió el prólogo de la traducción de la escritora germanófona de Metz, Adrienne Thomas, titulado "Soldado Caterina" (Catherine soldat). Jean Giraudoux fue nombrado en 1934 Inspector General de Correos Diplomáticos y Consulares. Este mismo año estrenó su drama "Tessa" de nuevo en colaboración con Louis Jouvet, en el que relata la historia de una ninfa de fiel corazón, una adaptación suya de la obra de Basil Dean y Margaret Kennedy. Frente a los peligros de Europa estrenó de nuevo en colaboración con Louis Jouvet en 1935 el drama "La guerra de Troya no sucederá" (La guerre de Troie n'aura pas lieu) en el que detalla el cinismo de los políticos y la diferencia entre la Historia que los dirigentes muestran al pueblo y la que acontece realmente. Le siguió el drama "Suplemento al viaje de Cook" (Supplément au voyage de Cook). En 1935 visitó el Cercano Oriente y Europa Oriental. En 1936 Jean Zay le propuso la dirección de la Comédie Française, pero rechazó el nombramiento. Este mismo año fue nombrado Comendador de la Legión de Honor, escribió su novela "La mentirosa" (La menteuse) publicada a título póstumo en 1958 y viajó a América.
Entre 1937 y 1938 Giraudoux dio la vuelta al mundo. Estrenó en 1937 sus dramas "Electra" (Èlectre) una adaptación contemporánea de la historia de la antigua Grecia como hicieron otros dramaturgos en los años 30-40 (Cocteau, Sartre, Camus,...) y "La improvisación de París" (L'impromptu de París), que son una manera distanciada de interesarse por su época, por esta atmósfera pesada de los años treinta, frecuentada por el aumento de las tragedias contemporáneas, el fascismo y las guerras. Para la humanización y la actualización de los dioses y de los héroes antiguos, Giraudoux propuso en sus obras teatrales una reformulación de lo sagrado como una posible respuesta a las interrogaciones y angustias de su tiempo. En 1938 publicó el ensayo "Las cinco tentaciones de La Fontaine" (Les cinq tentations de La Fontaine) y estrenó el drama "Cántico de cánticos" (Cantique des cantiques).

En sus obras teatrales campean como notas esenciales la fantasía, el lirismo y el humor. Jean Giraudoux consideraba el drama como la objetivación y la materialización de un poema, creando climas y personajes que se expresaban en el lenguaje de la poesía. Sus ingeniosas obras, de un original Impresionismo, basado en el diálogo y en un gran estilo, contribuyeron a liberar el teatro francés de las restricciones del Realismo, aunque a veces la exuberancia verbal y la irrealidad de sus personajes restaban eficacia a su producción. Era un virtuoso dueño de la lengua, con un sentido aristocrático de la brillante aproximación, de la fórmula inesperada pero reveladora, de las delicias de la disgresión, de la ornamentación sintáxica y del juego encantador de palabras.

 

Retrato de Jean Giraudoux.

Foto Wiki Livres

 

En 1939 publicó su última novela "Elección de elegidas" (Choix des élues), visitó América y en colaboración con Louis Jouvet, estrenó el drama "Ondina" (Ondine) que pertenecía a un "teatro literario", en el que la palabra gozaba de supremacía, asociando lo trágico y lo ligero con una lengua elegante y fina, a veces casi poética, como había hecho en "Intermezzo". En esta obra dijo adiós al alma franco-germana. La obra de Jean Giraudoux aparece a menudo como una tentativa de reconciliación entre la humanidad y el cosmos, tal como dice en esta obra: <<El hombre quiso tener su alma en sí. Desmenuzó estúpidamente el alma general>>. El argumento se basa en una nixe o sirena, que procura encarnarse en un ser humano. Es un topo de un cuento maravilloso, que se encuentra en el mito céltico de Mélusine. Pero mientras que, en estas tradiciones, la ondina desea ganar en esta forma humana un suplemento de alma, asume una vieja maldición, la heroína de Giraudoux pierde allí por amor sus atributos sobrenaturales. Jean Giraudoux encontró la ocasión, en esta obra, de representar las relaciones imposibles del hombre y de la mujer, en un espectáculo teatral donde la fantasía se mezcla con la tragedia clásica.
El 29 de abril de 1939 conoció en un estudio de radio, en el que habló de su obra "Ondina", a Isabelle Montérou, una joven periodista con la que inició una relación amorosa que duró hasta noviembre de 1943. Debido a la escalada de peligros se enganchó en la política y por la Orden Ministerial del 29 de julio de 1939 fue nombrado por Édouard Daladier Comisario General de Información, pronunciando sus "Mensajes del Continental" (Messages du Continental) contra la guerra hitleriana. Publicó así mismo el importante ensayo político "Plenos poderes" (Pleins pouvoirs) en el que tomando modelo de los Estados Unidos pidió la adopción de una política de inmigración con el fin: <<de obtener en su integridad por la depuración, un tipo físico primitivo, pero de constituir, si es preciso con aportaciones extranjeras, un tipo moral y culto>>. Sus preferencias por: <<una inmigración escandinava apetecible, con la exclusión de razas primitivas o impermeables a las civilizaciones, por su mediocridad o su carácter, no pueden dar más que amalgamas lamentables>> dejó manifesto lo que simbolizaban para él los árabes. Por las réplicas de Holofernes a Judith en el capítulo "La Francia poblada" (La France peuplée) de "Plenos poderes", varios autores consideraron a Giraudoux antisemita y racista.

 


Retrato de Jean Giraudoux.

Foto Zaggla


El 21 de marzo de 1941 en la formación de su Gobierno, Paul Reynaud reemplazó en su cargo a Jean Giraudoux por Ludovic-Oscar Frossard, que fue nombrado Ministro de Información, convirtiéndose Giraudoux en Presidente del Consejo Superior de Información. Delante de la debacle de junio de 1940, siguió al Gobierno a Burdeos, antes de instalarse cerca de su madre en Vichy. Nombrado Director de Monumentos Históricos en el otoño de 1940, hizo valer sus derechos en la retirada de enero de 1941, publicó el ensayo "Literatura" (Littérature) y empezó dos ensayos inspirados en la derrota, que no aparecieron hasta después de su muerte, quedando el segundo inacabado: "Armisticio en Burdeos" (Armistice à Bordeaux) en 1945 en el que se opuso frase a frase al segundo discurso de Pétain, rechazando la expiación nacional y "Sin poderes" (Sans pouvoirs) en 1946, editados ambos en Mónaco.
Publicó artículos periodísticos abarcando las áreas más diversas: política, deportes, urbanística y ecología. Durante la Segunda Guerra Mundial permaneció en Francia. Escribió y publicó por entregas "L´Apollon de Marsac" un drama creado en Río en 1942 y en 1943 estrenó "Sodoma y Gomorra" (Sodome et Gomorrhe). En 1943 terminó también su última obra, la sátira en dos actos "La loca de Chaillot" (La folle de Chaillot), que se representó póstumamente en 1945 con puesta en escena de Louis Jouvet en el Teatro l'Athénée de París e interpretada por Margarita Moreno. El primer acto se desarrolla en la terraza de Casa Francis en la ribera del Sena, donde se oponen a una condesa excéntrica, un grupo de hombres de negocios poco escrupulosos en busca de plata y petróleo. Ayudada por Irma y sus amigos, Aurelia moviliza a gente de Chaillot para desbaratar los planes criminales de los hombres de negocios. El segundo acto se desarrolla en un sótano de una calle de Chaillot, que es como el antro de una bruja, con su trampa … Es el proceso truculento de los explotadores de la humanidad que son condenados a desaparecer, mientras que reaparezcan los bienhechores de las plantas y de los animales; por lo menos en la imaginación optimista de la loca: "¡basta sólo una mujer con sentido para que la locura del mundo cierre los dientes sobre ella!". El 10 de agosto de 1951, en el Teatro Solís de Montevideo, Margarita Xirgu dirigió e interpretó "La loca de Chaillot", en versión castellana de Roberto A. Tálice con la Comedia Nacional del Uruguay, siendo el acontecimiento artístico de la temporada 1951-1952. La Xirgu creía que en Giraudoux preponderaba el lado poético, aunque de superficie fría pero magnífico en su profundidad. En sus ideas usaba más el arma de la ironía que el impulso de la emoción. <<Su teatro todo es poesía intelectual -declaraba Margarita a la periodista Cora Saravia de "El Plata"-. La carga literaria destierra la acción externa, pero la palabra es evocación, evocación pletórica de elementos arrancados a la vida que sacude el alma y la razón. En "La folle de Chaillot" el poeta total que es Giraudoux tiene vigencia a lo largo de la obra; con tanta intensidad que lo primero que llega de la obra es su poesía, hiriente a fuerza de humana>>. Margarita Xirgu veía en "La loca de Chaillot" el símbolo de la esperanza del hombre despojado de egoísmo, dotado de otra razón, estructurado acaso con mayor simplicidad, pero con un sentido más amplio de lo bueno, lo bello y lo justo. Transmitir ese fluido optimista había sido su preocupación. Y lo consiguió. Fue la gran triunfadora de la jornada en su doble función de directora-intérprete, superando con su talento de actriz y su experiencia directiva todas las dificultades de la compleja obra, en su papel de Aurelia, en torno al cual gira toda la pieza. La prensa exaltaba los detalles de su composición, expresión, gestos, diversidad de matices en la voz, que dan a esa figura la consistencia de una personalidad ya viva, ya perdida, en el trasmundo de sus ensoñaciones, palpables para el espectador en determinadas escenas. El crítico de "El País" resaltaba una vez más el talento de la Xirgu, quien no sólo fue la protagonista exquisita de la obra: <<... sino su animadora perspicaz, fina; la que impuso el clima ideal en todo su transcurso, la que unificó el elenco en toda la interpretación de coherencia, armonía y equilibrio nunca hasta ahora igualados; la que compuso y distribuyó con plasticidad a sus muchos personajes, ayudada, eso sí, por la belleza de los decorados de Vanarelli, la gracia y el entonado de sus trajes. Con devoción y perspicacia se metió dentro del personaje y lo vivió y lo gozó como sabe ella hacerlo, con sus recursos múltiples de gran actriz, con su sensibilidad refinada para lo poético, con su sinceridad comunicativa y honda. No la juzgamos sólo por la noche del estreno. La vimos a la tercera función y ya había enriquecido el personaje con matices nuevos y con el mayor aplomo y serenidad que trae el sentirse más segura de todo lo que la rodea. Y así seguirá creando y moldeando su personaje cada noche, mostrando nuevas excelencias de gestos y acentos, como lo hizo con "La Celestina" y como lo había hecho antes con todos los personajes que le dieron fama>>.

 


"La loca de Chaillot" en 1951, de izquierda a derecha: Margarita Xirgu, Miguel Moya, Ramón Otero y Enrique Guarnero.

Foto CIDDAE Teatro Solís.


Su situación durante la Ocupación de Francia en el período entre mayo de 1940 y diciembre de 1944 fue compleja, aunque su papel ha sido contrastado, así como su cargo de Director del Servicio de Información durante el Gobierno pronazi del mariscal Henri Philippe Pétain, en el denominado Régimen de Vichy. Giraudoux rechazó el puesto de Ministro de Francia en Atenas propuesto por Vichy después del armisticio del 22 de junio de 1940, aunque mantuvo relaciones personales con varios miembros del nuevo Gobierno. En julio de 1941 comunicó a Gérard Heller que había perdido confianza en las buenas intenciones del mariscal Pétain, después de haber informado a Londres sobre las actividades intelectuales clandestinas en Francia. Se le propuso marchar de Francia, pero se opuso argumentando la necesidad de liberar a Francia de una lucha de influencia con Alemania. Después de la muerte de su madre en 1943, su salud se degradó. En diciembre de 1943 habría proyectado participar a su manera en la Resistencia. Su participación en la lucha contra la Ocupación Alemana en el seno de la Resistencia, sigue aun hoy debatiéndose.

Giraudoux, con su formación germanista y su carrera de diplomático, es un escritor difícilmente clasificable, primero porque se destacó en dos géneros distintos, la novela y el teatro, lo que no es habitual; luego porque a partir de estas dos formas literarias muy diferentes, creó obras originales y desconcertantes, que no se parecen a lo que se había producido antes. En sus últimos años fue nombrado Director Literario de la casa Gaumont y participó en adaptaciones cinematográficas, como la del film epónimo de Jacques de Baroncelli basado en "La duquesa de Langeais" (La duchesse de Langeais) de Balzac o como la del film de Robert Bresson "Ángeles del pecado" (Anges du peché).

 


Retrato de Jean Giraudoux.

Foto Kb. Nl


Murió en París el 31 de enero de 1944 a la edad de 61 años, como resultado de un envenenamiento alimenticio, pero más probablemente de una inflamación de páncreas. Algunos días después de su inhumación provisional en el depósito del cementerio de Montmartre, que tuvo lugar el 3 de febrero, Claude Roy hizó correr el bulo en el café de Flore, que Giraudoux había sido envenenado por la Gestapo. Louis Aragon escribió el 20 de septiembre de 1944: <<¿Porqué? No sólo porque es el más francés de nuestros escritores, sino ciertamente también por su actividad resistente guardada muy en secreto y por mi parte, por haberlo adivinado durante mi última conversación con él, cinco días antes de su muerte>>.

En 1947 se publicó su ensayo "Visitas" (Visitations), en 1953 se estrenó su drama "Para Lucrecia" (Pour Lucrèce), en 1958 se publicó su pieza teatral inacabada "Las Gracas" (Les Gracques), en 1969 se publicó el conjunto póstumo de ensayos "Oro en la noche" (Or dans la nuit) y en 1982 se publicó su pieza teatral inacabada "Las siamesas" (Les siamoises).

Algunos textos han sido extraídos de "Jean Giraudoux": Wikipedia y Etudes-litteraires y de la biografía: "Margarita Xirgu y su teatro" de Antonina Rodrigo.

XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.