114. HENRY ARTHUR JONES

 

Henry Arthur Jones nació el 20 de septiembre de 1851 en Grandborough, Buckinghamshire en Inglaterra, fue dramaturgo, ensayista y articulista.

Hijo del agricultor galés Silvanus Jones, recibió la enseñanza primaria en su distrito natal y comenzó temprano a los 13 años a ganarse la vida en Bradford, como viajante comercial, trabajo que no abandonó hasta los 30 años, empleando su tiempo libre en la literatura. La gente con la que se había criado pensaba que las obras teatrales eran invención del diablo y que los que asistían a verlas en el teatro se buscaban la perdición. Pero Henry Arthur sintió una atracción por el teatro que no pudo controlar. Su primera obra teatral la escribió a los 16 años, dos años antes de haber pisado algún teatro.

Vivió en el período de la transición victoriana, cuando el drama trataba de liberarse de las heredadas superficialidades e intentaba adaptarse a la vida contemporánea. En 1878, a la edad de 27 años, estrenó su primera comedia en el Theatre Royal de Exeter "Sólo a la vuelta de la esquina" (Only round the corner) y en 1879 estrenó el melodrama popular "Un error administrativo" (A clerical error), inspirado en melodramas franceses y en el que participó asimismo como actor. En noviembre de 1882 estrenó en el Princess's Theatre de Londres el melodrama escrito en colaboración con Henry Herman "El rey de plata" (The silver king), cuyo éxito económico le permitió escribir en adelante comedias de su gusto. "El rey de plata" obtuvo un clamoroso éxito en su estreno en los Estados Unidos.

En 1884 estrenó su primer drama serio y social "Santos y pecadores" (Saints and sinners), en el que presentó la vida en una ciudad inglesa, su clase media y la religión que practicaba. El público de su primera representación, lo abucheó y la crítica lo atacó ferozmente por haber utilizado el tema religioso en su obra. De todas maneras la obra dio doscientas representaciones y provocó alabanzas como las de del crítico cultural Matthew Arnold. Henry Arthur Jones, en enero de 1885, se defendió de las críticas a "Santos y pecadores" en un artículo publicado en "Nineteenth Century", tomando como punto de partida una cita del prefacio de "Tartufo" de Molière. En 1884 adaptó también el drama "Casa de muñecas" de Henrik Ibsen para el público inglés bajo el título de "Rompiendo una mariposa" (Breaking a butterfly) y bajo la influencia del dramaturgo noruego siguió escribiendo dramas de crítica social y moral.

Henry Arthur Jones desalentado por lo ocurrido con "Santos y pecadores", estrenó a continuación comedias de carácter satírico-sentimental, que ponían en escena un problema ó defendían una tesis, como "El intermediario" (The middleman) en 1889; "Judas" (Judah) en 1890; "La bailarina" (The dancing girl) y "Los cruzados" (The crusaders) en 1891; "El tentador" (The tempter) en 1893; y "El caso de la rebelde Susana" (The case of rebellious Susan) en 1894; aunque no abandonó sus comedias de crítica social como "La tienda de chucherías" (The bauble shop) y "Los disfraces" (The masqueraders) estrenadas respectivamente en 1892 y 1894.

 


Retrato de Henry Arthur Jones.

Foto Google Images

 

En 1895 publicó su ensayo sobre teatro "El renacimiento del drama inglés" (The renascence of the english drama). El 11 de mayo de 1895 estrenó en el Saint James Theatre de Londres la comedia en tres actos "El triunfo de los filisteos" (The triumph of the philistines) bajo la dirección del famoso actor George Alexandre y en la que la crítica social apareció de nuevo acentuada. Filisteo es el ignorante en materia de arte, el que habla del mismo sin entender nada. La victoria es -como siempre- para los filisteos. Cuantas veces la ignorancia suele triunfar y en arte más que en cualquier otra cosa. La comedia fue escrita en respuesta a diversas severas críticas de sus obras anteriores, en especial las de un crítico de la publicación "The Times". Margarita Xirgu en el segundo período del Teatre Íntim d'Adrià Gual estrenó, con gran éxito de público y crítica, el 31 de enero de 1908 en el Teatre Romea de Barcelona "La victòria dels filisteus", en versión adaptada y traducida por Salvador Vilaregut Martí y Alexandre P. Maristany. El reparto bajo la dirección de Adrià Gual, fue: la afrancesada Sally Lebrune (Antonia Baró), la aristócrata Lady Beauboys (Adela Clemente), la joven viuda Alma Suleny (Margarita Xirgu), la nerviosa Miss Angela Soar (Marta Cazorla), Jorgan el fabricante de calzado (Jaume Borràs), el aristócrata viajero Sir Valentine Fellowes (Joan Vehil), el rico y avaro Pote (Jaume Capdevila), el listo Blagg (Jaume Martí), el apático Modlin (J. Capdevila Guerra), el alegre Corby (Agustí Antiga), el pintor Willie Hesselwod (Ramon Tor), el hijo Tomas Blagg (la niña, Assumpció Casals, que más tarde sería una de las primerísimas actrices de la escena y de la pantalla) y el presumido Wheeler (Salvador Cervera).

 

Portada de "La victòria dels filisteus".

Foto Issuu

 

Jones atacó en sus obras: la hipocresía, el egoísmo, la vanidad, el fanatismo y sobre todo la idea -muy inglesa- de que el hombre no atenta contra la moral mientras sepa guardar las apariencias. Sus obras no son estudios de carácter individual sino colectivo y de ciertas tendencias de la vida moderna. En 1896 estrenó en Londres una de sus obras más importantes "Miguel y su ángel perdido" (Michael and his lost angel), en la que hizo un estudio de la gente provinciana de una pequeña ciudad, preocupada con la expiación de su culpa. La obra es tan sentimental como romántica y presenta una solemne actitud hacia la irregularidad sexual que generalmente caracterizaba al escritor victoriano, sin embargo muestra un espíritu evangelístico con respecto a la escena: una percepción de su posible nobleza y verdad, y un deseo de contribuir a su valor ético y moral. Pero en el estreno de "Miguel y su ángel perdido" la obra fue muy atacada aunque público y crítica parecían aceptar el fenómeno Ibsen en el teatro. En definitiva aquella generación no lo había comprendido. También en 1896 estrenó la obra "La comedia del granuja" (The rogue's comedy).

Estrenó en 1897 la comedia de costumbres "Los mentirosos" (The liars), una sátira de la sociedad contemporánea, una obra cortés, superficial y que fue representada por Charles Wyndham y Mary Moore, reaccionando G. Bernard Shaw en su representación con desprecio, ya que juzgó que se trataba de un tipo de drama "bien hecho" y convencional. Margarita Xirgu estrenó, con éxito de público y crítica, el 10 de abril de 1909 en el Teatre Principal de Barcelona "Els mentiders" de Henry Arthur Jones en versión adaptada y traducida por Alexandre P. Maristany y Salvador Vilaregut Martí. El reparto bajo la dirección de Enric Giménez, fue: Lady Jessica (Margarita Xirgu), Lady Rosamunda (Maria Morera), Dolly Cok (Angela Balestroni), Beatriu (Pilar Castejón), Sra. Crespin (M. Sennys), la criada Ferris (Gertrudis Palmada), Coronel Sir Cristofer Diring (Enric Giménez), Eduard Fakner (Manel Ballart), Gilbert Nipan (Enric Guitart), Jordi Nipan (Enric Viñals), Federich Teton (Josep Sampere), Arquibald Cok (Ferràn Bozzo), el criado del Hotel de la Estrella (Santiago Amorós), Gadsbi el criado de los Teton (Joan Delhorn) y Teplin el criado de Sir Cristofer (Salvador Cervera).

 

Portada de "Els mentiders".

Foto Todo Colección

 

Henry Arthur Jones fue uno de los principales representantes de la comedia burguesa, fundada en las convenciones del triángulo erótico y de la trama de desarrollo fijo, que Sardou y Dumas pusieron de moda. Inició un nuevo movimiento dramático, aunque no fue nunca capaz, de quitarse la influencia de aquel temprano período victoriano en el que inició su carrera de dramaturgo, ni alcanzar un verdadero éxito con la tendencia más reciente del pensamiento dramático. Con él, el público se olvidó del Renacimiento, se acostumbró al nuevo drama inglés y continuó con la alta comedia, con la tradición de Congreve y Sheridan. Sus obras se caracterizan por la delicada observación de las debilidades de las clases superiores y de la aristocracia inglesa y poseen un sentido penetrante del humor y de la construcción dramática -a diferencia de la inteligencia y el ingenio de Wilde y Pinero- que le llevaron a posicionarse mucho más cerca de los dramaturgos ingleses de la Restauración que de cualquier otro de su tiempo. Aunque sus aforismos cómicos fueran inferiores a Wilde y sus carácteres raras veces fueran tan fascinantes como los de Pinero, sus mejores trabajos fueron de suma importancia en este período. Juntamente con Arthur Wing Pinero y G. Bernard Shaw, Henry Arthur Jones fue casi como un abogado de sus obras, en las que los problemas eran construidos de forma muy tensa.

Estrenó en 1897 la comedia "El médico" (The physician), en 1899 "Sahib Carnac" (Carnac Sahib) y "Las travesuras de la Juana" (The manoeuvres of Jane), en 1900 "El carnaval de los lacayos" (The lackeys' carnival) y "La defensa de la Sra. Dane" (Mrs. Dane's defence) que tuvo mucho éxito como comedia de fuerte crítica social. Le siguieron en 1902 "La nariz de la princesa" (The princess's nose) y "Éxito el ídolo" (Chance the idol), en 1903 "El blanqueo de Julia" (Whitewashing Julia) y en 1904 "José enredado" (Joseph entangled) y "El caballero" (The chevalier).
En marzo de 1906 estrenó en Londres, la comedia en cuatro actos ambientada en Weybury "Los hipócritas" (The hypocrites), que se estrenó con igual éxito de público y crítica, el 30 de agosto del mismo año, en el Hudson Theatre de Nueva York. El leiv motiv de la obra es que la conveniencia es la sabiduría del hombre y obrar bien es cosa de Dios. El 9 de enero de 1909 -y no en 1908 como apuntan otras fuentes- Margarita Xirgu estrenó en el Teatre Principal de Barcelona "Els hipòcrites" adaptada y traducida por Alexandre P. Maristany y Salvador Vilaregut Martí. El reparto bajo la dirección de Enric Giménez, fue: Sra. Wilmore (Maria Morera), Raquel Neve (Margarita Xirgu), Helena Plugenet (Ángela Balestroni), Sra. Blaney (Enriqueta Guerra), Sra. Linnell (Pilar Castejon), Patty la criada de los Linnell (Gertrudis Palmada), Reverendo Edgar Linnell vicario de Weybury (Enric Giménez), Sr. Viyeash abogado y administrador de la hacienda de los Wilmore (Enric Guitart), Lleonart Wilmore hijo (Manel Ballart), Sir John Plugenet (Enric Viñals), Reverendo Everart Daubeny rector de Weybury (Ferran Bozzo), Sr. Wilmore primer hacendado de Weybury (Pascasi Mas), Doctor Blaney (Joan Munt) y Goodyer el criado de los Wilmore (Josep Roca).

 


Portada de "Els Hipòcrites".

Foto Issuu

 

"Los hipócritas" fue llevada al cine mudo en 1916 dirigida por George Loane Tucker y en 1923 en una coproducción germano-inglesa, dirigida por Charles Giblyn. En 1908 Jones estrenó la comedia de costumbres con acentuada crítica social "Dolly reformándose" (Dolly reforming herself) y en 1913 estrenó en el Playhouse de Londres "Mary va primero" (Mary goes first) que se estrenó más tarde en 1914 en Nueva York y publicó este mismo año el ensayo sobre teatro: "Las fundaciones del drama nacional" (The foundations of national drama). En 1914 se estrenó en Nueva York su comedia en cuatro actos "La mentira" (The lie) que no llegó a representarse en Londres hasta 1923 y ni la estupenda actriz Sybil Thorndike pudo salvarla de los corrosivos comentarios del renombrado crítico dramático inglés James Agate. En 1915 publicó su ensayo crítico "El teatro de ideas" (The theatre of ideas).
A causa de sus opiniones políticas, que tras la Guerra Anglo-Boer, que enfrentó al Imperio Británico con los colonos de origen holandés -llamados bóer- en Sudáfrica, se mostró netamente imperialista, mantuvo polémicas con G. Bernard Shaw y con el filósofo británico H. G. Wells, escribiendo artículos como "Argumentando el derecho contra H.G. Wells y George Bernard Shaw" (Arguing from the right against H.G. Wells and George Bernard Shaw) ó escribiendo la colección de cartas abiertas, originalmente publicadas en el "New York Times": "Mi querido Wells: un manual para repudiadores de Inglaterra" (My dear Wells: a manual for haters of England) que se publicó en 1921. En dicho trabajo afirmó: <<Usted sin reservas, condena y ridiculíza las doctrinas del cardenal Marxian. En este caso le felicito, por estar en compañía de pensadores de más alto nivel que sus discípulos y socios habituales. Usted nos dice que aunque el comunismo de Marxian sea estúpidamente a ciegas incorrecto y dañoso, tiene admiración y amistad con los hombres que lo han impuesto a los rusos, para su miseria infinita y el empobrecimiento de su tierra>>. Wells repetidamente rehusó responder, como en esta carta al "New York Times", en 1921: <<No creo que alguna vez el Sr. Jones haya leído una línea de lo que yo haya escrito. Pero continúa sin satisfacerse. Sería como discutir con una niebla pesada, remota y desatenta>>; y más tarde en 1926 en el prefacio de "Los objetos de Mr. Belloc" (Mr. Belloc objects): <<Durante años no he respuesto al Sr. Henry Arthur Jones, que hace mucho inventó un juego de opiniones mías y me invitó a defenderlas con vigor y con una persistencia envidiable. De vez en cuando pude haber corregido alguna declaración pública falsa, demasiado extrema sobre mí: a menudo temo mucho la mordacidad del inexperto>>. Otra muestra de los artículos políticos de Henry Arthur Jones es su respuesta a George Bernard Shaw en el manifiesto anti-guerra y pacifista "El sentido común sobre la guerra" (Common sense about the war): <<La bruja de la Sedición fue su madre, y la Perversidad le engendró a Ud. La Injuria fue su comadrona, el Desgobernar su enfermera, y el Desatino le crió en sus pies -ningún otro linaje y crianza tuvo Ud-, es un homunculus caprichoso, germinado fuera de la procreación legal>>.
Algunas de sus numerosas cartas a gente de teatro, fueron publicadas, como las 40 dirigidas: al actor-director George Alexander (1 carta); a los dramaturgos William Leonard Courtney (5), Freeman Wills (1), Augustus Thomas (3) y Harrison Grey Fiske (1); a la actriz Elizabeth Robins (1); al crítico dramático Arthur Bingham Walkley (1) y al crítico y dramaturgo Malcolm Watson (1). La colección incluye un manuscrito de un artículo de Jones sobre películas y un estudio biográfico de Henry Irving.
Después de escribir más de 60 obras teatrales, inicialmente melodramas o comedias sentimentales y más tarde piezas con un tratamiento más realista de las cuestiones sociales, Henry Arthur Jones murió el 7 de enero de 1929 en Hampstead a la edad de 77 años. En la losa de su tumba se esculpió la cita: <<Dije he trabajado en vano seguramente para mis juicios con el Señor y mi trabajo con mi Dios>>.

 


Tumba de Henry Arthur Jones.

Foto Et in Arcadia

 


Algunos textos han sido extraídos de "Henry Arthur Jones": Wikipedia, Theatre Database y Answers.

 

XAVIER RIUS XIRGU

 

álbum de fotos

volver

 

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.