143. MARCELINO DOMINGO SANJUAN


Marcelino Domingo Sanjuán nació el día 25 de abril de 1884 en el domicilio de sus abuelos maternos, en un edificio situado en la Plaza de la Fuente, número 6, de Tarragona y fue maestro, ensayista, conferenciante, periodista, novelista, dramaturgo y político.

Sus orígenes familiares se encuentran repartidos entre Andalucía y Catalunya. Su padre, Pedro Domingo Villa, era un oficial de la Guardia Civil nacido en Granada y su madre Dolores Sanjuán Bassedas era hija de unos comerciantes acomodados de Cambrils, en Tarragona. Marcelino fue el mayor de los trece hijos del matrimonio. Hasta los cuatro años Marcelino vivió con su familia en Tarragona. Posteriormente, debido a la profesión paterna, hubieron de trasladarse a Llucmajor en Mallorca y dos años después a Barcelona. La infancia de Marcelino estuvo marcada por los constantes cambios de residencia del domicilio familiar y por las dificultades económicas. Sin embargo, él mismo confesaría que su niñez transcurrió tranquila y consagrada a los estudios, para los que mostró una precocidad y una brillantez remarcable.

Fue en el Instituto de Bachillerato de Tarragona donde, de la mano del joven Rovira y Virgili, entró en contacto con las primeras manifestaciones republicanas y federalistas. Cursó estudios de magisterio y comenzó a colaborar, muy joven, en la prensa de Tortosa. El 6 de septiembre de 1902, a los 18 años, escribió su primer artículo en el semanario republicano tortosino "El Pueblo". En 1903 consiguió el título de Maestro y ese mismo año se trasladó a Tortosa, donde empezó a ejercer la docencia y entró en contacto con los ambientes republicanos. Se inició en su destacada vida política como republicano federal, difundiendo el republicanismo laico y radical en el Delta de l'Ebre.

En 1905 estrenó la comedia en cuatro actos "La sabiota" y al año siguiente publicó el tomo primero de "Teatro: Flores de Almendro; Táctica nueva". Seguidor de las ideas pimargallianas y decepcionado del lerrouxismo, entró en la órbita, aunque con muchas prevenciones, del republicanismo tortosino cercano a Solidaritat Catalana. De este modo, el 2 de mayo de 1909, la candidatura republicana ganó las elecciones municipales de Tortosa y Marcelino Domingo fue elegido Concejal, con un mensaje basado: en la supresión del impuesto de consumos, en la lucha contra la corrupción política, en la formación de una organización republicana cohesionada, y fundamentada en un mensaje ético con capacidad de influencia en la población y alejada tanto de los radicales de Lerroux como del nacionalismo conservador de la Lliga Regionalista. El 15 de julio, de este mismo año, realizó su primera petición para que se suprimiera el impuesto municipal de consumos y también en este mismo año estrenó la comedia "Vidas enfermas".

El 8 de mayo de 1910 se presentó como candidato a las elecciones legislativas por el distrito de Roquetes, obteniendo menos del 2% de los votos. El 6 de enero de 1911 fue elegido miembro de la dirección del Consell General de la Unió Federal Nacionalista Republicana (UFNR) lo que le supuso un creciente protagonismo, tanto a nivel interno de partido como en el conjunto del republicanismo catalán. El 12 de marzo de este mismo año se presentó como candidato por Tortosa a las elecciones para la Diputación, pero no salió elegido. El 24 de agosto de este año pronunció, en el Ateneo Igualadino de la Clase Obrera, en la fiesta del 48 aniversario de su fundación, la conferencia "La afirmación de la personalidad colectiva como base de la pedagogía social" a la que le siguieron las conferencias "Política pedagógica" pronunciada en el Teatro Principal de Tarragona y "Liberalismo republicano" pronunciada en Lleida. El 20 de octubre de 1911 asistió a la Asamblea de la Unió Catalanista, que se celebró en el Teatro Principal de Tarragona, con Francesc Macià, Pere Coromines y otros. En 1912, Marcelino Domingo ya era la figura más representativa del republicanismo en Tortosa y de la oposición al régimen canovista. El 9 de marzo de 1913 fue candidato por el distrito de Tarragona-Vendrell por la UFNR en las elecciones a diputado provincial, sin salir elegido. El 8 de enero de 1914 los republicanos organizaron disturbios para protestar por el nombramiento gubernativo de J. Mestres Noé como alcalde de Tortosa y se declaró el estado de guerra en dicha ciudad. El 20 de febrero de este año fue elegido, por primera vez, Diputado de la UFNR en las Cortes monárquicas por Tortosa y el 12 de mayo inició su aprendizaje masónico. Este mismo año publicó el ensayo "Cosas de España" y el 23 de julio, un sector de la UFNR exigió a Marcelino Domingo una actuación contundente contra la guerra de Marruecos.

Fue nombrado director de "La Publicitat" el 3 de enero de 1915, cuando acababa de convertirse en el órgano de expresión del Bloc Republicà Autonomista (BRA) y desde sus páginas difundió sus planteamientos aliadófilos con respecto a la guerra y reivindicó la incorporación del obrerismo al movimiento republicano. El 6 de mayo de este mismo año realizó el manifesto fundacional del BRA junto con Layret, Companys, Pi i Sunyer y Alomar entre otros, que se nutrió de hombres procedentes de la UFNR, pero también de antiguos lerrouxistas. El manifiesto fundacional del BRA incidió en la necesidad de apertura del republicanismo a los obreros del campo y de la ciudad, en la unidad de las fuerzas republicanas y en el rechazo tajante a las ideas del catalanismo conservador. En muchos aspectos, las tesis del BRA, como después las del Partit Republicà Català, fueron precursoras de los fundamentos ideológicos en los que se basaría el radicalsocialismo español. El 21 de julio de 1915 Marcelino Domingo fue elegido presidente del BRA y su actividad política fue en aumento durante la Restauración y la Dictadura de Primo de Rivera.

El 9 de abril de 1916 Marcelino Domingo volvió a ser elegido, por segunda vez, Diputado en las Cortes monárquicas. A partir de 1916, y hasta 1919, dirigió el nuevo diario afín al BRA "La Lucha" (1916-1919), desde donde lanzó durísimas campañas de crítica contra el gobierno. Su sección "Marruecos, sangría y robo" constituyó toda una catilinaria contra la ocupación española del norte de África. La campaña, basada en una información exhaustiva de primera mano y en un demoledor rigor documental, denunció con toda crudeza la corrupción y el tráfico de influencias existente entre la administración civil, las oligarquías financieras y la oficialidad del ejército colonial alfonsino establecido en territorio marroquí. El 21 de abril de este mismo año se creó el Partit Republicà Català (PRC) en el Ateneu Gracienc de Barcelona, que fue la expresión política de la convergencia entre el BRA y la Joventut Republicana de Lleida, junto con representantes del federalismo, del reformismo y de los restos de la antigua UFNR. El PRC fue dirigido por Marcelino Domingo, Francesc Layret, Alfred Perenya y Gabriel Alomar e incorporó ya con claridad los postulados marcelinistas referentes a una estructura orgánica sólida para el republicanismo, el federalismo pimargalliano como propuesta alternativa en la articulación territorial de España y la asunción de las ideas socialdemócratas en el terreno económico. Este mismo año Marcelino Domingo publicó su ensayo "Temas".

Participó activamente en los preparativos de la huelga revolucionaria impulsada por el PSOE y la UGT, entre otros. A tres días de iniciada la huelga, el día 17 de julio de 1917, fue detenido en su domicilio, y tras permanecer unas horas en la delegación de la policía, lo trasladaron a las Atarazanas de Barcelona donde fue torturado. El 18 de julio participó en la Asamblea de Parlamentarios que se celebró en el Palacio del Governador del Parc de la Ciutadella de Barcelona. El 16 de agosto fue nuevamente detenido e incomunicado durante ocho días en el barco "Reina Regente" en el puerto de Barcelona antes de ser confinado en el crucero de la marina de guerra "Princesa de Asturias" donde fue custodiado por militares, a pesar de que gozaba de inmunidad parlamentaria y su detención era jurídicamente ilegal. Su detención puso de manifiesto la subalternidad del poder civil y judicial respecto de la autoridad militar. Esta evidencia haría afirmar a Marcelino Domingo que: <<(...) estaba yo en manos de los militares, y el poder civil estaba preso como yo>>. El 5 de noviembre de 1917 le concedieron la libertad provisional y dos días más tarde llegó a Tortosa, donde fue vitoreado por una multitud. A su paso se había levantado un arco del triunfo con su retrato y con la leyenda "Jesús que torna", inspirado en una obra contemporánea de Àngel Guimerà. Este mismo año publicó el ensayo "En esta hora única". El 8 de diciembre de este año, miles de personas le rindieron un homenaje en el Palau de Belles Arts de Barcelona. Al entrar en el local la bandera de Tortosa, fue el paroxismo.

El 24 de febrero de 1918 fue elegido, por tercera vez, Diputado en Cortes por Barcelona pero en virtud del sorteo del 25 de mayo de 1918 le correspondió seguir representando a Tortosa. Con un amplio prestigio entre las clases populares, reanudó su actividad parlamentaria interviniendo con sus discursos en el Congreso de los Diputados como lo atestigua la publicación "Los sucesos de agosto ante el Parlamento", una breve aproximación biográfica de Marcelino Domingo seguida de la reproducción de una colección de discursos íntegros de: Largo Caballero, Anguiano, Saborit, Prieto, Besteiro, Eduardo Barriobero y los suyos propios, entre otros. Este mismo año publicó el ensayo "¿Qué espera el rey?" e inició una campaña parlamentaria a favor de la autonomía de Catalunya, defendiendo el 15 de noviembre de este mismo año en las Cortes, la concesión de un Estatuto de Autonomia para Catalunya, que fue rechazada por las fuerzas dinásticas. Presentó también esta propuesta a la Assemblea de la Mancomunitat de Catalunya, para que esta fuera transformada en Assemblea Constituent con tal de redactar l'Estatut d'Autonomia de Catalunya. Para Marcelino Domingo los límites del autogobierno catalán eran los fijados en la organización de un estado federal republicano.

En un acto de la Alianza Republicana, el 17 de marzo de 1919, en el que también participaban los principales dirigentes republicanos del Estado, se produjo un atentado, con dos asistentes muertos. El 1 de junio de este mismo año Marcelino Domingo volvió a ser elegido por cuarta vez Diputado en Cortes, con el mantenimiento del escaño por Tortosa. El 22 de julio de este mismo año volvió a reiterar, delante de la Cámara, la necesidad de autonomía para Catalunya. En 1921 publicó los ensayos "Marruecos: la tragedia prevista" y "En la calle y en la cárcel". Impulsó también la efímera plataforma republicana, la Alianza de Izquierdas (1921-1923), en la que se integró el PSOE, y cuyos rasgos programáticos más reseñables fueron: la reforma de la propiedad de la tierra y la expropiación de los latifundios, el impulso de la legislación sobre derechos sindicales y salariales, el implantar medidas contra la carestía y la escasez de artículos de primera necesidad, y la constitución definitiva de España con la implantación de un estado federal. En 1922 publicó el ensayo "Alas y garras" y la novela "Un visionario".

El 29 de abril de 1923 fue elegido por quinta vez Diputado en Cortes, recuperando el escaño por Tortosa. El 6 de julio de este mismo año participó en Madrid en una manifestación a favor del general Francisco Aguilera cuando éste parecía que quería ocupar la presidencia del Consejo de Ministros, mediante un golpe de fuerza. Cinco días más tarde formó parte de una comisión parlamentaria creada para establecer las responsabilidades del desastre de Annual en Marruecos. Este mismo año publicó el ensayo "Viajando por América. La Isla encadenada". En 1924 Marcelino Domingo publicó la novela "El burgo podrido" y el ensayo "Crear", estrenando también la comedia en tres actos "Vidas rectas". El 15 de marzo de 1925 estrenó en el Teatro Novedades de Barcelona la comedia en tres actos "El pan de cada día" y publicó los ensayos "Autocracia y democracia" y "¿Qué es España?".

El 11 de febrero de 1926 se constituyó la Alianza Republicana como organismo unitario de oposición de las principales fuerzas republicanas. Marcelino Domingo formó parte de la dirección y redactó su primer manifesto. El 24 de febrero, de este mismo año, hubo un intento de golpe de estado para hacer caer al dictador Primo de Rivera, la "Sanjuanada". A consecuencia del intento se detuvo a Marcelino Domingo, por su actividad de oposición a la dictadura y pasó un corto periodo arrestado en Madrid. Era el tiempo de germinación del radicalsocialismo español del que Marcelino Domingo sería su principal inspirador. Este mismo año publicó su ensayo "Joaquín Costa" y en 1927 "On va Catalunya?".

El alcalde Joaquín Bau, el 4 de mayo de 1928, a pesar de estar convaleciente le expulsó de Tortosa por su actitud política. Este mismo año Marcelino Domingo publicó su ensayo "Libertad y autoridad" y el 16 de noviembre estrenó, en el Teatro Principal de Valencia, la comedia en tres actos "Juan sin tierra". En 1929, junto a Álvaro de Albornoz, José Díaz Fernández, Victoria Kent, José Salmerón y otros eminentes republicanos, fundó y se convirtió en el líder del nuevo Partido Republicano Radical Socialista (PRRS), en clara ruptura con el ya desacreditado Partido Radical de Alejandro Lerroux. Según declararía Marcelino Domingo: <<este partido podrá no ser el primero que deba gobernar en una República; pero debe ser como Gambetta, el primero en posibilitarla>>. Este mismo año publicó su ensayo "Una dictadura en la Europa del siglo XX". Los años de la dictadura primorriverista (1923-1929), forzaron su ostracismo político, pero fue en contraposición el período más fructífero en cuanto a su producción literaria y a sus formulaciones teóricas.

 


Retrato de Marcelino Domingo.

Foto Associació Marcel·lí Domingo

 

Tras la caída del dictador Primo de Rivera, Marcelino Domingo, al frente ya del radicalsocialismo español, impulsó la unidad de acción del republicanismo hispánico. El 9 de febrero de 1930 apareció en el diario "El Sol" de Madrid el primer manifiesto del PRRS. La coordinación entre la Alianza Republicana y el PRRS fue una realidad el 14 de mayo de 1930. Dicho acuerdo preveía, además, la incorporación del resto de fuerzas republicanas para provocar un cambio de régimen con la consiguiente instauración de la República. Su participación en el Pacto de San Sebastián, el 17 de agosto de este mismo año con las principales organizaciones republicanas del Estado, jugó un papel muy importante al convencer a los grupos de la necesidad de contribuir a la transición del régimen, comprometiéndose la futura República a conceder el autogobierno a Catalunya e integrando a las principales fuerzas del catalanismo político menos conservador. Pensó y sintió España, y sobre ella dejó páginas emocionantes y luminosas como en su ensayo "¿Adónde va España?" publicado este mismo año. También, este mismo año, publicó el ensayo "Monarquía y república" y su última novela "Santa y pecadora", y estrenó la crónica de nuestro tiempo en tres actos "Los príncipes caídos" y el drama en tres actos "Encadenadas" que se estrenó en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao, el 11 de diciembre de 1930. El día siguiente, al fracasar la sublevación de Jaca, el gobierno detuvo a la mayor parte del Comité Revolucionario salido del Pacto de San Sebastián, pero Marcelino Domingo pudo escapar.

Tras el fracasado intento de insurrección en Jaca, Marcelino Domingo tuvo que exiliarse nuevamente. El 5 de marzo de 1931 llegó a París después de haber estado escondido en Madrid y escaparse por la frontera portuguesa. Desde París, sin embargo, siguió trabajando para posibilitar el advenimiento del régimen republicano, consiguiendo participar en la campaña electoral a través de algunos manifiestos. Este mismo año publicó el relato novelesco de la sublevación de Jaca "Vida, muerte y gloria de Fermín Galán". El 17 de marzo se proclamó la Conferència d'Esquerres que dio lugar a la creación de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Marcelino Domingo fue elegido miembro del directorio a pesar de la oposición de los nacionalistas más radicales, que no querían que se permitiese la doble militancia, ya que era miembro del PRRS. El 12 de abril, Francesc Macià comunicó por teléfono a Marcelino Domingo el triunfo de ERC en las elecciones municipales. Tres días más tarde llegó a Madrid, pasando de ser exiliado a Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes del Gobierno Provisional de la Segunda República, en el primer gobierno del Frente Popular.

 


Gobierno Provisional del 14 de abril de 1931, recién proclamada la II República. De pie de izquierda a derecha: Indalecio Prieto, Marcelino Domingo, Casares Quiroga, Fernando de los Rios, Lluís Nicolau d'Olwer, Francisco Largo Caballero, José Giral y Diego Martínez Barrio. Sentados de izquierda a derecha: Alejandro Lerroux, Manuel Azaña, Niceto Alcalá Zamora, Julián Besteiro y Álvaro de Albornoz.

 

El 16 de abril de 1931, el consejo de ministros comisionó a Marcelino Domingo, Lluís Nicolau d'Olwer y Fernando de los Ríos para que convencieran a Francesc Macià de renunciar al Estat Català a cambio de la autonomía. Al día siguiente, después de más de 9 horas de discusión entre los ministros y el gobierno catalán, se llegó al acuerdo de restaurar la Generalitat de Catalunya. El 30 de abril se proclamó el decreto de bilingüismo, el 6 de mayo se proclamó el decreto que estableció la no obligatoriedad de la enseñanza de la religión, y el 23 de mayo se proclamó el decreto del Ministerio de Instrucción Pública destinado a crear 23.435 escuelas. Bajo el lema "Sembrar España de escuelas", Marcelino Domingo sentó las bases del proyecto educativo más ambicioso de toda la historia de España: la creación de más de 23.000 escuelas y 7.000 plazas de maestros que debían ser la infraestructura material y humana para una escuela pública laica, única, de inspiración pedagógica institucionista y en la que se garantizaba la enseñanza en la lengua materna. Fue el responsable de impulsar la instrucción primaria, para luchar contra el analfabetismo imperante en la España monárquica. Para Marcelino Domingo: <<España no será una auténtica democracia mientras la mayoría de sus hijos, por falta de escuelas, se vean condenados a perpetua ignorancia>>. Su labor al frente de instrucción pública contó, como no podía ser de otro modo, con la oposición encarnizada de la derecha monárquica y de la iglesia católica que, de este modo, veía perder sus privilegios sociales y económicos. Marcelino Domingo fue uno de los grandes y últimos regeneracionistas españoles. Seguidor del lema "escuela y despensa", defendió la europeización de España: <<que era lo mismo que decir que el hombre y la tierra dieran su máximo esfuerzo. Su total rendimiento. Costa señalaba todo un programa de gobierno, de buen gobierno, que comenzaba en el peón caminero y tenía término en la fuente de Estado>>. El 28 de junio de 1931 Marcelino Domingo fue el candidato más votado en Tarragona en las elecciones constituyentes y elegido Diputado en las Cortes Republicanas. El 2 de agosto de este mismo año hizo una campaña decidida, en favor de la aprobación del Plebiscito del Estatut. El 14 de octubre fue renovado como Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes -cuyo cargo ejercía desde el 15 de abril- hasta el 16 de diciembre, fecha en la que renovó una vez más su cargo hasta el 12 de junio de 1933.

Entre diciembre de 1931 y septiembre de 1932 ocupó la cartera de Agricultura -dejando el cargo de Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes a Fernando de los Ríos- desde donde impulsó la aprobación y desarrollo de la reforma agraria, enseguida torpedeada por las oligarquías rurales, la iglesia católica y la impaciencia de los sectores más extremistas del campesinado anarquista. Se negó, entonces a subir el precio del trigo, (25.000 toneladas en la primavera de 1932), lo que le valió la enemistad de los insaciables terratenientes agrícolas. En un contexto de crisis política derivada del intento golpista de Sanjurjo y de sucesos como el de Casas Viejas (el gabinete de Azaña envió fuerzas a esta población de Cádiz, en la que un grupo de campesinos y de anarquistas de la CNT se habían alzado y fueron fusilados), Marcelino Domingo hubo de abandonar el Ministerio de Agricultura sin haber alcanzado los objetivos reformistas trazados por los gobiernos del primer bienio republicano. Los moderados logros obtenidos hasta entonces, en materia agraria, fueron desarbolados de inmediato por los gobiernos radical-cedistas surgidos de las elecciones de noviembre de 1933. Había comenzado el bienio negro: el secuestro de la República. En 1932 publicó su ensayo "La escuela en la República: la obra de ocho meses".

Quien fuera, y sigue siendo una de las figuras más apasionantes del republicanismo español, Marcelino Domingo, escribió una vez: <<Soy republicano. El régimen de gobierno es esencial para todo hombre de categoría moral. Sólo es accidental cuando la categoría moral del hombre desciende>>. Palabras de una actualidad asombrosa. A pesar de las miles de páginas escritas, se sintió siempre un político que prefirió la política a toda actividad humana: <<Creo que un país de tan escaso espíritu civil como España y de tan desaforada incontinencia como la del Estado Español, los hombres con la leve conciencia de su responsabilidad han de interesarse por la política y actuar en ella. Es tal vez, el único medio de evitar que España acabe de morir>>. Pero siempre entendió la política como política republicana y al servicio de una España federal, y dejó este mensaje para los republicanos de hoy: <<Soy republicano, lo sería en Inglaterra, donde el monarca apenas existe; lo sería en Italia, donde la monarquía ha realizado la unidad nacional. ¿Cómo no serlo en España?. En España, la forma de régimen no sólo es esencial por doctrina, sino que lo es por dignidad civil y por conveniencia nacional. Soy federal. En España existen confundidas en una desarticulada e injustificada unidad del Estado, distintas nacionalidades, y han de desvincularse, pactando por propio y mutuo consentimiento un nuevo estatuto, en el que las nacionalidades tengan libertad dentro de la Federación, y los Municipios libertad dentro del Estado, y el hombre dentro de la Federación, el Estado y los Municipios: plena y absoluta libertad>>.

En enero de 1933 Marcelino Domingo leyó su drama "Doña María de Castilla" a la Compañía Xirgu-Borràs, en el Teatro Español de Madrid.

 


El Ministro de Agricultura Marcelino Domingo, leyendo en el Teatro Español de Madrid, en enero de 1933, su obra "Doña María de Castilla" a la Compañía Xirgu-Borràs.

 

El 8 de febrero de 1933 se estrenó, en el Teatro Español de Madrid, el drama en cuatro actos de Marcelino Domingo titulado "Doña María de Castilla", que fue interpretado por Margarita Xirgu y dirigido por Cipriano de Rivas Cherif al frente de la Compañía Xirgu-Borràs. La obra había sido escrita en 1926, mientras Marcelino Domingo estaba preso en la Cárcel Modelo de Madrid por haber participado en el movimiento de "La noche de San Juan", jornada de protesta ocurrida en los años de dictadura de Primo de Rivera, con Alfonso XIII en el trono. La obra se representó 25 veces desde su estreno, hasta el 21 de febrero de 1933 en la que se sacó de la cartelera.

El argumento está protagonizado por una mujer, María de Pacheco, quien ayudando a su esposo, líder de la rebelión, alienta a los comuneros en su lucha contra el rey Carlos V, por no respetar los fueros y las libertades de aquellos reinos que heredó de su madre Juana "la Loca". Destaca en el drama: la estructura clara y firme de la obra, el natural desarrollo de la acción, y la fluidez y belleza del diálogo.

 

Margarita Xirgu y Enrique Borràs interpretando "Doña María de Castilla" de Marcelino Domingo.

Foto encontrada por Marçal Font i Espí

 


 

  Margarita Xirgu interpretando "Doña María de Castilla" de Marcel·lí Domingo.

  

 

Marcelino Domingo pronunció en 1933 la conferencia "Política y economía", publicó el ensayo "Vint mesos de govern provincial" y el 12 de junio fue nombrado de nuevo Ministro de Agricultura hasta el 12 de septiembre del mismo año. En las elecciones de noviembre de este año se presentó por Bilbao junto a Manuel Azaña, sin éxito. Tras la derrota electoral, Marcelino Domingo abogó por la necesidad de reconstruir el espacio sociopolítico del republicanismo progresista, a través de un partido para la reconquista de la República. En 1934 fundó Izquierda Republicana en compañía de Manuel Azaña procedente de Acción Republicana, Santiago Casares Quiroga procedente del ORGA, Victoria Kent y otros ilustres republicanos. Este mismo año publicó el ensayo "La experiencia del poder". El 6 de octubre de 1934 el Presidente Companys de la Generalitat de Catalunya proclamó la República Catalana, pero el gobernador militar, el general Batet, se negó a acatar las órdenes de la Generalitat y con sus tropas sofocó la intentona catalanista. Manuel Azaña y Marcelino Domingo, se encontraban en Barcelona y fueron detenidos al día siguiente, acusados de complicidad con el golpe revolucionario. Azaña fue encarcelado junto con Marcelino Domingo en el puerto de Barcelona, en los barcos de guerra Cádiz y Sánchez Barcáiztegui.

 

Marcelino Domingo y Manuel Azaña, prisioneros en el destructor Sánchez Barcaiztegui.

Foto Alfonso (AGA)



En 1935 Marcelino Domingo publicó el ensayo "La revolución de octubre: causas y experiencias", el 18 de marzo de este mismo año pronunció la conferencia en el Ateneo de Madrid "La economía nacional en la Constitución" y se publicaron este mismo año el ensayo "The spanish people's struggle: the facts and their significance" y una colección de sus discursos y escritos "Homenaje a Don Marcelino Domingo Primer Ministro de Instrucción Pública de la República Española". Tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936 Marcelino Domingo regresó, aunque por breve espacio, al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, como Diputado en las Cortes Republicanas por la circunscripción de Tarragona, desde donde reanudó la política educativa del primer bienio republicano, restableciendo entonces la coeducación suprimida durante el "bienio negro" y reanudando su programa de construcción de escuelas. El 10 de mayo de este año fue nombrado de nuevo Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes hasta el 19 de julio del mismo año, fecha en la que el golpe de estado militar y la subsiguiente guerra civil frustró definitivamente su trayectoria política. Después de la destitución de Alcalá Zamora, Manuel Azaña el 10 de mayo de 1936, fue nombrado Presidente de la República y Marcelino Domingo ocupó la presidencia de Izquierda Republicana. Marcelino Domingo fue miembro de la delegación española que visitó a León Blum para recabar ayuda del gobierno francés en favor de la asediada democracia española al iniciarse la guerra civil. En este sentido, Marcelino Domingo exclamó que: <<ganar Europa a nuestra causa es más eficaz que ganar Zaragoza>>. Viajó entonces, por el mundo para dar a conocer la realidad española y defender la legalidad republicana. Se estableció primero en Portugal y después en Francia. En 1937 se publicaron sus ensayos "Tres artículos. Izquierda republicana" en Madrid y "España ante el mundo" en México.

Los últimos tres años de la vida de Marcelino Domingo se caracterizaron por el intenso dolor que le produjo la guerra fratricida, a nivel personal, y por el alejamiento de los centros neurálgicos del poder, en la vertiente política. A comienzos de 1939, con la salud quebrantada por los esfuerzos desarrollados en los años de la guerra y con la amargura de la derrota, Marcelino Domingo falleció en el Hotel Terminus de Toulouse, en Francia, el 2 de marzo de 1939. Fue hermano del biólogo Pere Domingo Sanjuán.

En 1970 se publicó en México, con carácter póstumo, su ensayo "El ejemplo permanente de los hombres de la República: la voz de Marcelino Domingo". También fueron publicados su ensayo "España en pie. El momento actual. Las Juntas de Defensa. Agitación Revolucionaria. La Asamblea de Parlamentarios" firmado por un Diputado a Cortes (pseudónimo) y su discurso pronunciado en el Congreso "Yo acuso".

En octubre de 2004 el Ayuntamiento de Tortosa adquirió por 31.200 euros a un antiquario de Barcelona, un fondo de 140 documentos de Marcelino Domingo (16 cuadernos de 1911-1917 con anotaciones relativas a su tarea docente, 58 dietarios personales del período 1920-1939, fotografías de familia, etc). Este fondo fue depositado en el Arxiu Històric Comarcal de les Terres de l'Ebre y se añade a la colección de cartas del Arxiu del Parlament de Catalunya, en Barcelona.


Algunos textos han sido extraídos de la "Associació Marcel·lí Domingo" y de "Marcelino Domingo" Wikipedia.

 

XAVIER RIUS XIRGU

álbum de fotos

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.