161. ANTONI FERRER I CODINA

 

 

Antoni Ferrer y Codina nació en Barcelona el año 1837 , fue dramaturgo y periodista.


No se le conocen obras hasta que cumplió los 30 años. El 20 de enero de 1867 estrenó, en el Teatro Romea de Barcelona, el drama truculento “Les relíquies d'una mare (Las reliquias de una madre)” escrita un año antes. Fue una obra muy aplaudida por el público. El 19 de diciembre del mismo año estrenó, también en el Teatro Romea, el drama patriótico bilingüe en tres actos y en verso “Un jefe de la Coronela”. El drama es supuestamente bilingüe, aunque la presencia del castellano es irrisoria. La acción se desarrolla durante el asedio de Barcelona a la casa de Rafael Vilanova, “Jefe de la Coronela”. Se inicia con un canto a la resistencia para no <<perdre nostres furs>>, atribuido a un superviviente de la Guerra de los Segadors, que no se está de afirmar: <<i deu sentir dols morir/ per la patria!>>, sentimiento que reaparece a menudo en el resto de personajes honestos, dispuestos todos a morir <<com catalans>>, no en vano como <<mes regat ab sanch, mes brota/ l'arbre de la llibertat>>. El énfasis patriótico es sólo una parte de la trama folletinesca de amores y de honor, pese a la proclama final <<¡Llibertem nostre terra esclavisada!>>. Por este contenido, el Centre Catalanista de Sant Andreu del Palomar, como antes y después muchos otros, organizó la representación de “Un jefe de la Coronela” el 1910.


El 4 de enero de 1868, Ferrer y Codina estrenó, en el Teatro Romea, la comedia “La perla de Badalona” adaptada del francés. El 3 de febrero de este mismo año estrenó, también en el Teatro Romea, la comedia bilingüe en un acto “Ocells d'Amèrica (Pájaros de América)” y este mismo año, también estrenó el a propósito en un acto y en verso “Joc de cartas (Juego de cartas)”. Este año la publicación humorística “Lo Xanguet” publicó una curiosa caricatura de Tomás Padró, titulada “Teatro Catalá” en la que aparece Antoni Ferrer y Codina. “Lo Xanguet” fue la primera publicación, cronológicamente hablando, entre las de carácter anual, que empezó a salir en un tiempo en que hacer humor político -tanto en castellano como en catalán- representaba una heroicidad. Editada, por primera vez, el mes de diciembre de 1864, prolongó su aparición hasta el diciembre de 1873, con un total de 9 números porqué el último cubrió dos años naturales. La caricatura es toda una escena en la qué Serafí Pitarra, asistido por sus amigos, parece intentar alimentar al teatro catalán. Él está presentado como una dida, y el supuestamente genérico teatro, como un niño con gorra de golpe, imagen muy habitual en el dibujante. Los otros componentes de la caricatura están pendientes del niño, que parece necesitar toda clase de ayudas. El dibujo traía un pie que textualmente decía:

 

Está bon xich malaltó,

lo Teatro Catalá.

La seva dida, en Pitarra,

fa per ell tot lo que hi sap,

tot ho proba, fins li dona

un glopet de castellà

per véure si el nen, “las modas”

podrá seguir alguns anys;

diu en Bunyegas, que'l polsa,

que té “la vida al encant”

“Tal hi va que no s'ho creu!”,

respon en Eduard Vidal,

y ofereix los séus serveys

d'hermano, per si decás; hi ja no pot dir “setze jutges!”,

en Angelon va esclamant:

si “las ametllas d'Arenys”

li agradan, crida en Arnau,

n'hi porto una paperina

que són d'alló que no hi ha;

“la malvasia de Sitjes”,

contesta en Paco Vidal,

té d'ésser lo seu remey,

y una ampolla n'hi he portat;

ca, anyadeix en Camprodon,

vinga caldo y vingan talls,

de la “teta gallinaire”

las gallinas aquí van;

no, lo millor són joguinas,

diu en Ferrer, y aquí hi ha

“las relíquias d'una mare”,

ab que'l nen podrá jugar;

y mentres que oferiments

cada hu fa pel séu costat,

trist, “la copa del dolor”

está apurant en Campmany.

 

                                                    

                             

             Caricatura de Tomás Padró, publicada en “Lo Xanguet” en 1868

 

Los versos humorísticos describen una situación real y en el dibujo están caricaturizados los escritores siguientes, de acuerdo con la numeración que figura en el esquema incluído a continuación:

 

                 

  Esquema de la caricatura de Tomás Padró, publicada en “Lo Xanguet” en 1868

 

1. Narcís Campmany i Pahissa (Barcelona, 1837-1886). Autor de teatro popular que tuvo éxitos con “Pensa mal i no erraràs (Piensa mal y no errarás)“ (1865), “La copa del dolor” (1866) -mencionada en la caricatura-, “Si m'embrutes t'emmascaro (Si me ensucias te enmascaro)” (1866) y algunas obras más. Con la opereta “De la terra al sol (De la tierra al sol)”, escrita en colaboración con Joan Molas y Casas y con música del maestro Manén, obtuvo un gran éxito de público el año 1879.

2. Antoni Ferrer y Codina. Fue muy aplaudido con obras como “Las reliquias de una madre” mencionada en la caricatura.

3. Josep M. Arnau y Pascual (Arenys de Mar, 1832-1913). Primero escribió teatro en castellano y desde 1864 lo hizo en catalán con comedias de éxito como “La pubilla del Vallès” (1865), “La mitja taronja (La media naranja)”, “Les ametlles d'Arenys (Las almendras de Arenys)” (en la caricatura lleva una bolsa llena, con un rótulo que es el título de la obra), “Les pubilles i els hereus (Las pubillas y los herederos)” y unas cuántas más.

4. Frederic Soler y Humbert (Serafí Pitarra) (Barcelona, 1839-1895). Tomás Padró lo presenta como la figura central de la composición. Inspirador, promotor y principal motor de la empresa denominada “Teatro Català”, hace de dida de un niño que no se encuentra demasiado bien. Con una cuchara le da caldo, supuestamente de gallina, para alimentarlo. En el delantal trae escritos los títulos de tres obras suyas de mucho de éxito. Aunque no se ven todas las letras, es posible identificar los nombres de “L'esquella de la torratxa”, “El punt de les dones (El punto de las mujeres)” y “Les joies de la Roser (Las joyas de la Rosario)”

5. Eduard Vidal y Valenciano (Blay Márfagas) (Vilafranca del Penedès, 1838 – Barcelona, 1899). Escritor y político. Durante siete años trabajó en las Cortes españolas como diputado del distrito de Vilafranca. También cooperó en las campañas proteccionistas. Dadas sus largas estancias en Madrid, el caricaturista lo consideró bien provisto de elixir castellano en las artes teatrales y parece indicar que si hace falta que el niño enfermizo lo tome para curarse, están dispuestos a darle unos sorbitos. Entre sus obras teatrales más conocidas se encuentran “Tal faràs, tal trobaràs (Tal harás, tal encontrarás)” y “Tants caps, tants barrets (Tantas cabezas, tantos sombreros)”.

6. Conrad Roure y Bofill (Pau Bunyegas) (Barcelona, 1841-1928). Aunque le toma el pulso al niño con ademán de médico, fue abogado y periodista. Sus amigos le atribuían un buen ojo clínico para diagnosticar cuando las situaciones eran complicadas y tenían confianza en sus remedios para las empresas periodísticas que le dejaban bajo su dirección. Como autor teatral ya había estrenado, entre otras, las comedias “Una noia és per a un rei (Una chica es para un rey)” y “La vida a l'encant (La vida al encanto)”; quizás el título de esta obra llevó a Padró a hacerlo figurar como un médico en el dibujo.

7. Francesc de Sales Vidal y Torrent (Vilanova i la Geltrú, 1819-1878). Autor de algunas obras teatrales, su producción más aplaudida fue “La malvasia de Sitges” (1866). Está representado con barretina y con una botella en la mano que tiene como etiqueta el título de su comedia. También calza alpargatas para destacar su origen de labrador.


8. Manuel Angelon y Broquetas (Lleida, 1831 - Barcelona, 1889). Escritor y abogado. Autor de obras históricas editadas en folletín y en drama. Sus obras teatrales de más éxito fueron el drama “La Verge de les Mercès (La Virgen de las Mercedes)” (1856) y la zarzuela bilingüe “Setze jutges (Dieciséis jueces)” (1858). En el dibujo, el exvoto y la toga de abogado (o de juez) hacen clara alusión a sus producciones teatrales.

9. Francesc Camprodon y Lafont (Vic, 1816 - La Habana, 1870). Confinado un cierto tiempo en Cádiz por sus ideas liberales, mantuvo mucha relación con los ambientes de escritores en lengua castellana. En Madrid, en el año 1851, estrenó con mucho de éxito el drama “Flor de un día”. En el teatro catalán, sus obras más famosas fueron “La teta gallinaire” (1866) y “La tornada d'en Titó (El regreso de Titó)” (1867). El dibujante lo presenta vestido de labrador, con las cuatro barras en la espalda y el título de una de sus obras escrito en el culo de las calcetas. La gran jaula en la que lleva las gallinas (las de “La teta gallinaire”) y el gesto decidido vienen a decir que está dispuesto a hacerlo todo por salvar al enfermizo “Teatro Catalá”. En la jaula figura el número “300”: debe de hacer referencia a las representaciones conseguidas por “La teta gallinaire”.


10. También hay un gato que llora y se limpia las lágrimas con un pañuelo a cuadros; pero no es un gato, sino una gata. Representa la Sociedad La Gata, creada el año 1864 para representar las “gatadas” o parodias de Pitarra y de sus compañeros. Disuelta en abril de 1866 para crear el “Teatro Catalá”, lamenta el estado en que se encuentra el pequeño.

11. Clavado en la bandera catalana que figura al fondo, hay un puñal que produce una herida honda en el “Teatro Catalá” . En el pomo está escrito el nombre “Serra”. De este modo, entre humorístico y dolido, se hace referencia a Josep Feliu y Codina (Barcelona, 1845 - Madrid, 1907), que en “Lo Xanguet” y en algunas otras publicaciones firmaba con el pseudónimo de “Joseph Serra”. Autor de éxito en catalán con obras como “Un mosquit d'arbre (Un mosquito de árbol)”, “La filla del marxant (La hija del marchante)” y “Cofis-i-mofis”, hizo carrera administrativa al servicio del Estado que le obligó a dejar Catalunya. Secretario de los gobiernos civiles de Barcelona y Cuenca, residió en Madrid durante gran parte de su vida. Su producción en castellano fue extensa y con el libreto de “La Dolores “, zarzuela de Tomás Bretón, conseguió mucha popularidad.

Antoni Ferrer y Codina, el 21 de noviembre de 1868 estrenó, en el Teatro Romea, el drama bilingüe en tres actos y un prólogo “Lo gat de mar (El gato de mar)” con mucho  éxito de público y crítica. En 1871 estrenó la comedia en tres actos y en prosa “Toreros d'hivern (Toreros de invierno)” que más tarde Ricardo Estrada y Luis Viola publicaron en versión castellana y en la que se basó la zarzuela “La cojida del cartujano” con libreto de Ferrer y Codina y música del maestro Albert Cotó. En 1875 Ferrer y Codina estrenó el drama truculento en tres actos “Lo pagés de l'Empordà o flors trasplantadas (El labrador del Empordà o flores trasplantadas)”, la comedia en un acto Ocells de paper (Pájaros de papel)”, y en colaboración con Silvestre Molet el drama en tres actos y en verso “La casa pairal (La casa solariega)”.


En 1879 estrenó el drama en tres actos y en verso “Un manresà de l'any vuit (Un manresano del año ocho” que contiene una perceptible exaltación nacional, y que su estreno le proporcionó mucha más popularidad. El mismo año también estrenó el juguete catalán en un acto y en verso “Pero...”. Por esta época fue investido Caballero de la real y distinguida Orden de Carlos III. En 1883 estrenó el drama en tres actos y en verso “Lo punyal d'or (El puñal de oro)” y la zarzuela en un acto “Gelós d'un rey (Celoso de un rey)” con música del maestro Wihfeflpary.

 

                                   

                                      

  Retrato de Antoni Ferrer i Codina.

FotoGran  

 

Ferrer y Codina en 1884 estrenó la comedia en un acto y en verso “Remeis per fora (Remedios por fuera)”. Ya en el 1885 estrenó el 5 de enero, en el Teatro Romea, la comedia en un acto, en prosa y en castellano “El suicidio de un sombrero” de un pensamiento de Scribe. El reparto de actrices y actores en el estreno fue: Hortensia (Carmen Parreño), Clotilde (Catalina Fontova), Carlos (Federico Fuentes), Fernando (Sr. Pinos), Julián (Sr. Valls) y un criado. Este mismo año también estrenó el drama trágico en tres actos y en verso que contiene una perceptible exaltación nacional “Otger” y la comedia en un acto, en prosa y en castellano “Recuerdo eterno”. En 1886 Ferrer y Codina estrenó la comedia en un acto “Palos y a casa”, el a propósito “Del cielo o La tornada de Mr. Arban (Del cielo o El regreso de Mr. Arban)”, la zarzuela bufa en dos actos “Lluch Llach” con libreto suyo y música de Charles Lecoch, y la comedia en un acto “Pare i padrí (Padre y padrino)”. En 1887 estrenó el diálogo “Los dos barbers (Los dos barberos)”.


En enero de 1888 la Compañía Catalana del Teatro Romea, le estrenó su diálogo cómico “Un cop de telas (Un golpe de telas)”. Los protagonistas fueron: Ella (Carme Parreño) y El (Hermenegild Goula). El 28 de junio de 1905 Margarita Xirgu interpretó en el Ateneo Obrero del distrito segundo -en la calle Mercaders, 38- tres obras de autores catalanes: el drama en un acto "Joventut (Juventud)" de Ignasi Iglésias, con el siguiente reparto: Ció (Srta. Xirgu), Rita (Sra. Vidal), Lari (Sr. Furquet), Cebrià (Sr. Vilallonga), Meleior (Sr. Castelló), Isidre (Sr. Solà) y Vicens (Sr. Creus); el drama en tres actos "Mossèn Janot" de Àngel Guimerà con el siguiente reparto: Rosó (Srta. Xirgu), Teresona (Sra. Cervera), Paula (Sra. Vidal), Climenta (Srta. Venancio), Felipa (Srta. Virgili), Pascuala (Srta. Roca), Mossen Janot (Sr. Guildo), Toni (Sr. Furquet), Lorensó (Sr. Castelló), Jordi (Sr. Solà), Hilari (Sr. Vilallonga), Lluch (Sr. Creus), Silvestre (Sr. Gelabert) y Matias (Sr. Torrens); y el diálogo de Antoni Ferrer y Codina "Un golpe de telas", en el que actuó con Josep Arnall, quien en septiembre de 1910 sería su primer marido.

 

  Programa del Ateneo Obrero del districto segundo, del  28 de junio de 1905

 

                                  

                           Tapa del diálogo “Un cop de telas”

                                                    Foto Google

 

También en 1888, Antoni Ferrer y Codina estrenó la comedia en un acto y en prosa “Castor y Polux”, la comedia bilingüe en un acto “Lo repartidor (El repartidor)”, y la comedia bilingüe en un acto “Las Carolinas”. En septiembre de este mismo año, dirigió la segunda y última etapa de “La Tomasa“, el semanario catalán, humorístico y literario, con toques eróticos, aparecido en Barcelona en 1872, año en el que el gobernador civil de Barcelona suspendió el semanario satírico, republicano y anticlerical “La Campana de Gràcia”, debido a su actitud hacia las difíciles circunstancias políticas del reinado de Amadeo de Savoya y el estado de asedio. Esta publicación fue sustituida por “L'Esquella de la Torratxa”, con el mismo formato y redactores que “La Campana”. “L’Esquella” duró del 6 al 26 de mayo, y se publicaron sólo 4 números, puesto que el gobernador civil también la suspendió arbitrariamente. El mismo equipo de ambas publicaciones creó “La Tomasa” para suplir su ausencia. La segunda y última etapa de “La Tomasa” abarcó desde septiembre de 1888 hasta el 28 de diciembre de 1907, con un total de 1.007 números. Este semanario fue dirigido primero por Simó Alsina y Clos con la dirección artística de Ramon Escaler, posteriormente fueron sus directores Antoni Ferrer y Codina y en los últimos números Artur Guasch y Tomba. Colaboraron en él, entre otros, Conrad Roure y Bofill, Antoni Bori y Fontestà, Francesc Ubach y Vinyeta, Joan Llopart y Tresserres, Josep Costa y Ferrer,... Gozó de una cierta popularidad, que le permitió aparecer hasta el 28 de diciembre de 1907. A partir del 1890 publicó también anualmente un almanaque.

 

                      

 

            Portada del semanario “La Tomasa”, dirigido a partir de 1888

                                         por Antoni Ferrer i Codina.

                                            Foto Google Images

 

Antoni Ferrer y Codina dirigió también, en la década de 1890, el semanario “Barcelona Alegre” y estrenó este año el drama en tres actos y en castellano en colaboración con Marcos Zapata “Un caudillo de la cruz”. En esta época estrenó el drama en tres actos y en castellano “La salamandra” y en colaboración con Francisco Giraldos el drama en tres actos y en castellano “Felipe Jàuregui”. En 1891 estrenó el juguete en un acto y en prosa  “A la prevenció (En la prevención)”, el drama sacro en seis actos, once cuadros y un epílogo “Magdalena”, y la comedia en un acto “Messalina”. En 1893 estrenó la comedia bilingüe en un acto y en prosa “Nit d'aigua (Noche de agua)” y en el Teatro del Circo Barcelona, la zarzuela en un acto “L'etoile de París” con libreto suyo y música de Eusebi Bosch. Ya en en 1894, estrenó la comedia -adaptada del francés- en tres actos y en prosa “¡¡Tenorios!!”, en febrero el sainete fin de siglo “Un concert de bofetadas (Un concierto de bofetadas)”, y más tarde el casi monólogo “La tornada d'en Garrofa (El regreso de Algarroba)”. En 1895 estrenó la comedia en un acto, en prosa y en catalán y castellano “Armas y letras” y la comedia en tres actos y en prosa, por la que fue acusado de plagio, “La suripanta (ells y ellas)”, en la que se basó la zarzuela en un acto en versión catalana y castellana, titulada “Ells i ellas” con música del maestro Albert Cotó y “Ellos y ellas” con música del maestro Marcial Morano.

En 1896 estrenó la comedia en un acto y en prosa “Gallina vella fá bon caldo (Gallina vieja hace buen caldo)”, el drama “Los héroes de la manigua”, y el 5 de junio de este mismo año estrenó, en el Teatro Jardí Espanyol, la zarzuela en dos actos y en prosa “Un debut” con libreto suyo y con música del maestro Fernando Urbano. La noche del 8 de febrero de 1897 estrenó con un éxito extraordinario, en el Teatro Català del Romea, la comedia en tres actos y en prosa “¡Un home de sort! (¡Un hombre de suerte!)”. Este mismo año también estrenó la zarzuela en dos actos “Catalans à Orient (Catalanes a Oriente)” con libreto suyo y música del maestro Albert Cotó; la comedia en tres actos y en prosa “¡Africa!”; la comedia en un acto y en prosa “Un sóci que's pert de vista (Un socio que se pierde de vista)”; la zarzuela en un acto “Barbers de saló (Barberos de salón)” con libreto suyo y música del maestro Francisco Salvat; en noviembre “Dramas de saló (Dramas de salón)” en tres actos, y el 16 del mismo mes de noviembre, en el Teatro Català en el Teatro Romea, el drama en tres actos y en prosa “Matrimonis fi de segle (Matrimonios fin de siglo)” con las siguientes actrices y actores como protagonistas: Elvira (Carme Parreño), Sofia (Angelina Caparà), Ubdulia (Carme Planas), Oscar (Enric Borràs), Doctor Pau (Teodor Bonaplata), Faustino (Enric Guitart), Arturo (Victoriano Olivé), Colombiano (Frederic Fuentes), Lluís (Jaume Virgili), Julio (Juan Oliva), Tomàs (Carlos Rubio) y un notario (N. Ros).

En 1898 estrenó con la Compañía Catalana, en el Teatro Romea, la comedia en un acto y en prosa “Villa Enriqueta o un quadro de rigodons (Villa Enriqueta o un cuadro de rigodones”. En 1899 estrenó, en el Teatro Català, la comedia en tres actos “¡No's pot dir! (¡No se puede decir!)“ llena de escenas cómicas plagadas de chistes graciosos. Fueron sus protagonistas las Sras. Clemente y Varón y los Sres. Capdevila, Goula, Soler, Martí, Manso, Oliver y Domenech que fueron llamados al proscenio al final de todos los actos, llamando también el público, al autor que no se presentó por no encontrase en escena.

El sábado 1 de noviembre de 1900 Antoni Ferrer y Codina estrenó con la Compañía de Zarzuela Catalana dirigida por el Sr. Bosch, en el Teatro Principal de Barcelona, la zarzuela en dos actos “Lo suplici de Tántalo (El suplicio de Tántalo)” con libreto suyo y música del maestro Joan Manén. Esta obra estuvo inspirada en otra antigua francesa, habiendo introducido Ferrer y Codina nuevos personajes. El estreno se ilustró con bonitos números musicales en las principales escenas de la producción, alguna de ellas de sabor marcadamente estelar, sobresaliendo en el primer acto una sardana coreada de efecto maravilloso, y un concertando. En la representación se distinguieron las artistas Sras. Valdés y Patricio, y los Sres. Bosch, Queralt y Andrés. Al final del primer acto, el público llamó a escena al autor Antoni Ferrer y Codina, que lo hizo solo por encontrarse Joan Manén fuera de Barcelona. A continuación la obra se representó en el Teatro Principal, seguida por la programación de las zarzuelas: en tres actos “L'esbojerrada (La impetuosa)” con libreto de Artur Guasch y Tomba y música del maestro Albert Cotó, en un acto “Un senyor sol á tot estar (Un señor solo a todo estar)” con libreto de Antoni Ferrer y Codina y música del maestro Amadeo Vives, pero que el final inexplicablemente no se estrenó; en un acto “Ellos y ellas” con libreto de Ferrer y Codina y música del maestro Albert Cotó; en un acto “Lo jan petit” con libreto de Artur Guasch y Tomba y música del maestro Oró; y en un acto “La pubilleta” con libreto de Mora y música del maestro Oró. También en 1900 Ferrer y Codina estrenó la comedia en un acto “Marits per partida doble (Maridos por partida doble)”.

En 1901 estrenó la comedia “Lo riure va a estonas (La risa va a ratos)”. La noche del 15 de abril de 1902 estrenó, en el Teatro Català (Romea) con muy buen éxito, la comedia en un acto inspirada en un artículito de "Saint Juirs, "¡Un condemnat a mort! (¡Un condenado a muerte!)”. Las actrices y actores que la protagonizaron, fueron: Elvira (Sra. Jarque), Llúcia (Srta. Morera),  Aprendiz, Ernest (Sr. Goula), Don Pau (Sr. Capdevila), Arturo (Sr. Fuentes), Don Rolando (Sr. Marti) y fue dirigida por Hermenegild Goula. Su versión castellana “Un condenado a muerte” tuvo también mucho éxito de crítica y público. También en 1902 Ferrer y Codina estrenó el drama truculento “L'escolanet de la Pobla (El monaguillo de la Pobla)” y en el Teatro Romea, la comedia en tres actos original de Alfred  Hennequin y E. de Nafac arreglada por él, “Els calaveres (Los calaveras)”.


Antoni Ferrer y Codina, autor prolífico de dramas, comedias, vodeviles y zarzuelas murió el año 1905, a la edad de 68 años.

 

 

 

 

Algunos textos han sido extraídos de ”Antoni Ferrer i Codina”: Enciclopèdia.Cat, Viquipèdia y Argus Biblioteques Gencat.

 

 

XAVIER RIUS XIRGU

 

 

 

 

 

álbum de fotos

volver

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.